Encuentran la conexión entre estrés y problemas cardiovasculares

Escrito por
Ciencia
0

El estrés es un mal que afecta cada vez más a la población. Vivimos en una época en la que el tiempo es muy limitado y donde tenemos muchas cosas que hacer. Ir al trabajo, llegar a casa, volver a ir al trabajo, salir a comprar, hacer deporte… Al final mucha gente vive en un estrés constante debido a su ritmo de vida. Esto acaba por afectar a nuestro organismo y una de las afecciones más importantes son los problemas cardíacos. Ahora un grupo de científicos ha encontrado la conexión con el estrés y hace aumentar el riesgo de padecer estas dolencias.

Estrés, un mal amigo

Esta conexión está presente en la actividad de las amígdalas del cerebro, que se encuentran en el sistema límbico. Ya se sabía que las personas que sufren de estrés tienen más actividad en esta zona del cerebro, pero las conclusiones a las que han llegado los científicos es que estas amígdalas ordenan a la médula ósea a producir más glóbulos blancos, los cuales son posteriormente liberados en la sangre y son los que provocan la inflamación de las arterias y, en definitiva, aumentar el riesgo de padecer problemas cardiovasculares.

Esto, según recoge el Diário Nacional portugués, es lo que provoca que una persona tenga más opciones de sufrir un ataque cardíaco, angina de pecho, insuficiencia cardíaca o diferentes fallos cerebrales. Eso sí, afirman que este estudio ha sido realizado en un número reducido de personas, por lo que precisa de una mayor investigación para confirmar los resultados de la hipótesis.

Conexión entre el estrés y problemas cardiovasculares

Analizadas 293 personas

En este estudio se han analizado durante varios años un total de 293 personas, a las cuales se les realizaron diferentes exámenes regulares para ver si llegaban a tener ciertos problemas cardiovasculares. De estas personas, 22 tuvieron algún tipo de las dolencias comentadas. 13 de ellas sufrían de estrés y les fue identificada una actividad elevada en las amígdalas del cerebro, las cuales aumentaban la producción de la proteína que acaba por inflamar las arterias.

Gracias a este estudio, los científicos esperan lograr tratamientos con más precisión y poder hacer frente al riesgo cardiovascular asociado al estrés. “El estrés crónico podrá ser considerado un factor importante de riesgo en los problemas cardiovasculares, monitorizando y tratado como otros factores de riesgo”, añade Ahmed Wwakol, médico y académico de la Universidad de Harvard.

Sin duda el mejor remedio, dejando a un lado todas estas investigaciones y las posibles ayudas a la medicina que puedan aportar, es llevar una vida tranquila, sana y evitar en la medida de lo posible el exceso estrés.

Compártelo. ¡Gracias!