Los aldeanos medievales mutilaban a los muertos por si se convertían en zombis

Escrito por
Historia
0

Un reciente estudio publicado en el Journal of Archaeological Science ha puesto de manifiesto una teoría que se piensa desde hace tiempo: que los aldeanos medievales creían en la resurrección de los muertos. ¿Cómo han llegado a estas conclusiones los científicos? Pues tras descubrir en un hoyo inglés los cuerpos mutilados de varias personas. En otras palabras, creían que se podían convertir en lo que actualmente conocemos como zombis.

Los arqueólogos han analizado más de cien huesos que datan de entre el siglo XI y XIII. Todos mostraban signos de decapitación, desmembramientos o quemaduras. Todas estas mutilaciones no fueron originadas antes de morir, sino que se realizaron después de fallecer.

Este hoyo sepulcral, que se encuentra en el pueblo medieval de Wharram Percy, Inglaterra (lo que ahora es una aldea desierta en North Yorkshire), corrobora algunas de las conclusiones previas de los historiadores. Por ejemplo, se han llegado a encontrar algunos escritos que subrayan cómo acabar con estos zombies, desde cortarles la cabeza de raíz o quemarlos con fuego.

¿Qué planes tiene Rajoy ante un apocalipsis zombi?

Declaraciones de los implicados

Aunque aún faltan más datos para dar luz verde a todas estas teorías propias de The Walking Dead, los investigadores apuestan por ella, como bien apunta Alistair Pike, arqueólogo de la Universidad de Southampton. “La idea de que los huesos de Wharram Percy son los restos de cadáveres quemados y desmembrados para impedir que caminen de sus tumbas parece encajar mejor con la evidencia“, recalcó.

“El fósforo entre los isótopos de los dientes y la geología alrededor de Wharram Percy sugiere que crecieron en un área cerca de donde fueron enterrados, posiblemente en el pueblo. Esto fue sorprendente para nosotros, ya que primero nos preguntamos si el tratamiento inusual de los cuerpos podría tener algo que ver con que fueran de las afueras“, matizó.

“Si tenemos razón, esta es la primera buena evidencia arqueológica que tenemos respecto a esta práctica. Nos muestra un lado oscuro de las creencias medievales y nos proporciona un recordatorio gráfico de lo diferente que era la visión medieval del mundo respecto a la nuestra”, finalizó.

Compártelo. ¡Gracias!