Historia de la aviación: así hemos volado desde los inicios

Escrito por
Historia
0

Desde siempre el ser humano ha tenido presente el deseo de volar, de emular lo que hacen las aves a su alrededor. Hay documentos de la Antigua Grecia y China en la que estudiosos de la época intentaron crear artefactos que permitiera a una persona planear o imitar el vuelo de los pájaros. Todos fracasaron, aunque no cesaron en su empeño de crear algo que pudiera ayudarles en caso de conflictos. Muchos años después, el invento Leonardo da Vinci realizó diseños de máquinas voladoras que nunca se llevaron a cabo, aunque estos diseños se conservaron y muchos años después alguno fue considerado digno de conocer. Ya en el siglo XX, y en un espacio muy corto de tiempo, se vivió un avance enorme en este tema. Contamos la historia de la aviación y cómo ha cambiado.

Primer vuelo en globo

Según se tiene constancia, el primer vuelo (aunque en realidad todavía no se le podría llamar así) realizado por una persona fue el 8 de agosto de 1709, en Lisboa. Fue Bartolomeu Lourenço de Guismão. Las crónicas contaron que se trataba de un globo de papel grueso con un cuenco con fuego en su interior, lo que le hacía que se elevara unos 3 metros del suelo.

A lo largo de este siglo los globos se perfeccionaron y se hicieron más fiables. Incluso llegaron a sustituir el aire caliente por hidrógeno, que es un gas mucho más ligero. Sin embargo hubo que esperar unas décadas más hasta tener los primeros globos dirigibles. El primero de este tipo tuvo lugar en Francia y recorrió 24 kilómetros. Utilizaba un pequeño motor a vapor.

Durante el siglo XIX el globo se asentó y cada vez era más fiable. La ambición del ser humano no se conformaba con eso y buscaban crear otra máquina capaz de volar por sí misma. Así surgieron los planeadores, aparatos en los que incluso podía sentarse el piloto y llegar a controlarlo con la cola durante un tiempo. No se podía hablar todavía, ni mucho menos, de vuelos reales.

Los globos, los primeros vuelos de la historia

Primer vuelo controlado

No fue hasta principios del XX cuando el ser humano voló con un aparato controlado y manejado por primera vez. Es cierto que ya existían los globos aerostáticos desde hacía más de un siglo, o los planeadores un poco después, pero la primera vez que se probó con éxito un vuelo, un avión primitivo, fue el 17 de diciembre de 1903. Los hermanos Wright (Wilbur y Orville) llevaban años trabajando en la aviación.

Por fin, ese día, Orville Wright consiguió ser la primera persona en volar con un aparato más pesado que el aire y de forma controlada. El primer vuelo duró 12 segundos y recorrió unos 37 metros. A este vuelo le siguieron algunos más. El cuarto y último Wilbur Wright consiguió recorrer 260 metros en 59 segundos. Toda una proeza para la época y que significó mucho para lo que estaba por venir en el tema de la historia de la aviación.

Aunque los hermanos Wright tienen la fama histórica de haber sido los primeros en volar, hay otros que creen que en realidad fue Alberto Santos Dumont, el 13 de septiembre de 1906, quien merece este reconocimiento. Esto es ya que Alberto Santos no utilizó raíles ni catapultas para alzarse en el aire. En su primer intento logró recorrer 221 metros.

En este sentido aún hoy hay mucha polémica sobre realmente quién hizo el primer vuelo de la historia. En Estados Unidos, como es lógico, todos dan por hecho que fueron los hermanos Wright. Éstos estuvieron un tiempo sin salir en los medios ni hacer vuelos públicos (más que algunos testigos) para preparar su patente.

Muchos intentos

Si volvemos unas décadas atrás, los intentos por volar fueron múltiples. Algunos como el francés Clément Ader construyó un avión y logró volar 50 metros, pero no de forma controlada. Algunos más tuvieron intentos similares pero sin mucho éxito.

Los avances en la aviación continuaban a un ritmo muy rápido y muchos inventores comenzaron a trabajar en modelos similares. Los hermanos Wright se superaron a sí mismos y, en 1905, recorrieron 39 kilómetros en el aire. Toda una proeza para la época, sin duda. Como dato, el primer vuelo entre dos ciudades (Bouy y Reims) lo hizo Henri Farman el 30 de octubre de 1908.

Un año después, Farman logró recorrer 180 kilómetros en algo más de tres horas y, en otra ocasión posterior, 237 kilómetros en cuatro horas y 17 minutos.

Avances importantes

Los años posteriores el avance de la aviación fue muy significativo. Cada vez eran capaces de soportar más carga y comenzó a ser utilizado para temas militares. En la Primera Guerra de los Balcanes, Bulgaria comenzó a usar aeronaves para estos propósitos. Posteriormente le siguió la I Guerra Mundial.

Pero si hubo un periodo de tiempo en el que la aviación creció enormemente fue desde la I Guerra Mundial y la II, es decir, la época conocida como Entreguerras. En estos años la tecnología relacionada con los aviones avanzó a pasos agigantados. La madera, material que predominaba en las aeronaves, dieron lugar al metal. Se consiguió solidez y potencia en los motores.

Década de 1920

En la década de 1920 en Estados Unidos comenzaron a operar vuelos encargados del correo. En los años 30 comenzaron a aparecer aviones más grandes y con capacidad para recorrer grandes distancias en menos tiempo. Comenzó a usarse algo básico hoy en día en cualquier vuelo: el piloto automático.

Por ejemplo el Douglas DC-3 fue uno de los aviones más característicos en esta época y era capaz de llevar a 21 pasajeros y alcanzar una velocidad de crucero de 320km/h. Fue el avión comercial más popular en estos años.

En los años 40 los aviones comenzaron a volar mucho más alto para evitar factores climáticos como las turbulencias. Sin embargo esto trajo como problema la falta de oxígeno. Para evitarlo se inventó la cabina presurizada para evitar que los pilotos y pasajeros sufrieran problemas respiratorios.

II Guerra Mundial

Durante la II Guerra Mundial la aviación tuvo una enorme importancia. Los bombarderos podían cargar mucho más peso y fueron los causantes de algunos de los mayores desastres de nuestra historia reciente.

Para tener una idea del gran avance durante este conflicto bélico, a principio del mismo los aviones podían alcanzar velocidades máximas de hasta 480km/h, sin embargo al acabar la guerra eran capaces de llegar a los 640km/h y volar a mucha más altura.

Podríamos decir que hasta la II Guerra Mundial los avances más significativos tuvieron lugar en los aviones orientados a los militares. Fue a partir de 1945 cuando comenzó un desarrollo importante en los vuelos comerciales. Se crearon modelos especializados en el transporte de viajeros.

Aviones en la II Guerra Mundial

La aviación actual

Los vuelos entre Europa y América cada vez eran más populares, aunque llevaban décadas en funcionamiento. En 1968 se puso en marcha el primer avión con fuselaje ancho, el Boeing 747, que se le denominaba Jumbo. Podía transportar nada menos que 500 pasajeros.

En las últimas décadas los aviones comerciales han mejorado su eficacia, fiabilidad y cantidad de vuelos. Hemos visto que incluso existe la posibilidad de utilizar aceite reciclado como combustible.

En una época en la que el turismo avanza sin frenos, la aviación tiene un papel muy importante.

La aviación moderna y cómo ha cambiado

Compártelo. ¡Gracias!