¿Qué fue la Ley seca y por qué se introdujo?

Escrito por
Historia
0

La Ley seca se denomina a la prohibición de vender, fabricar o transportar cualquier tipo de bebida alcohólica. La han puesto en marcha diferentes países a lo largo de la historia, aunque sin duda la más importante y conocida fue la Ley seca de Estados Unidos de los años 20. En este artículo queremos explicar qué fue esta ley y por qué la llevaron a cabo en el país estadounidense justo en esos años.

¿Por qué se introdujo?

Para conocer la razón de que impusieran esta ley, primero tenemos que irnos unas décadas atrás. Desde principios del siglo XIX en Estados Unidos hubo una serie de grupos contrarios a la libertad alcohólica y en favor de restringir el consumo de alguna manera. El Movimiento por la Templanza buscaba una cierta moderación a la hora de comer y, especialmente, beber. Posteriormente este mismo grupo quería la abolición completa del alcohol.

Eran muchos los líderes religiosos de iglesias protestantes los que querían restringir el consumo de bebidas alcohólicas. Sin embargo a partir de la década de 1850 Estados Unidos comenzó a recibir muchos inmigrantes procedentes de países como Irlanda, Alemania y el este de Europa. Estos nuevos habitantes traían sus costumbres, entre ellas una gran libertad a la hora de consumir alcohol.

Pero el Movimiento por la Templanza no paraba y se extendió por todo el país. Muchos intelectuales de todas las índoles condenaban el consumo de alcohol ya que lo consideraban un atraso y una manera de generar pobreza. Reclamaban normas para reducir el consumo de bebidas alcohólicas.

A finales del siglo XIX y principios del XX la inmigración aumentó y con ella el consumo de alcohol, las tasas de ebriedad y la violencia causada por el alcohol. Algunos hechos violentos provocaron que el Movimiento por la Templanza se radicalizara, en cierto modo, y hubo gente que incluso atacaba tabernas para romper las botellas de bebidas.

La Ley seca

Todo esto dio lugar a la conocida como Enmienda XVIII a la Constitución de Estados Unidos, en 1917. Con ella el Congreso aprobó una resolución para prohibir la venta, fabricación, importación y el transporte de bebidas alcohólicas. Dos años después fue ratificada por 36 de los 48 estados de aquella época. Se impuso como ley federal y se aplicó en todo el país.

La Ley seca, como se le conocía, en realidad no prohibía el consumo de alcohol, sino que lo hacía prácticamente imposible: no permitía su venta, transporte, fabricación, importación… Pero como en casi todo, para saltar la ley existe alguna trampa. Comenzó a aumentar la venta de zumo de uva que se vendía en bricks. No era ilegal su venta, aunque sí el permitir que fermentara.

En el envase se especificaba que no se podía fermentar y producir vino, pero cada uno en su casa… Comenzó así un aumento enorme de la producción particular.

Tráfico ilegal

También, como podemos imaginar, el crimen organizado creció brutalmente. Prácticamente de un día para otro los bares, tabernas, restaurantes… la gente en general, dejó de consumir bebidas alcohólicas y muchos no estaban preparados para algo así.

Hubo un gran impacto económico en unos años convulsos con la I Guerra Mundial y posteriormente con la crisis de los años 20. Muchos locales tuvieron que cerrar simplemente porque se quedaron sin clientes, que iban para beber cerveza o vino y ya no tenía ningún sentido mantenerlo abierto.

Todo esto provocó que mucha gente se negara a renunciar a la venta y consumo de alcohol y buscara otras vías clandestinas. Los viajes ilegales a Canadá se hicieron muy populares, ya que en el país vecino el alcohol era totalmente legal. Compraban allí botellas, cargaban camiones y los traían a Estados Unidos. Claro que el precio de una cerveza en un bar podía costar varias veces más de lo que valía unos años atrás.

Los sobornos, amenazas, crímenes y asesinatos aumentaron considerablemente en estos años a causa de la venta y tráfico ilegal de bebidas alcohólicas.

Tráfico de alcohol durante la Ley seca

Como curiosidad, había situaciones muy específicas en las que la ley permitía comprar alcohol. Como pasa en muchos países del mundo con la marihuana, un médico estadounidense en los años 20 podía recetar alcohol a los pacientes como un tratamiento terapéutico más. Además, el vino estaba permitido como uso de rituales religiosos.

Por todo lo comentado, la Ley seca se convirtió en un incentivo a la fabricación de alcohol ilegal (que puso en riesgo la vida de muchas personas), bares clandestinos, importación ilegal de países como Canadá o México, etc. Mucha gente que en 1919 apoyaban sin pensar a esta polémica ley, años después se dieron cuenta de que los problemas no habían hecho más que incrementarse.

Rectificación

Es el caso del multimillonario John D. Rockefeller, una de las voces que más había apoyado esta ley, dijo en 1932: “En general ha aumentado el consumo de alcohol, se han multiplicado los bares clandestinos y ha aparecido un ejército de criminales”.

La violencia en Estados Unidos había aumentado mucho, como hemos indicado, y eso hizo que la opinión pública cambiara de idea a principios de los años 30. Además, el llamado Crack del 29 hizo que el Gobierno norteamericano buscara nuevas fuentes de ingresos y una de ellas era la vuelta a la venta, producción y exportación de bebidas alcohólicas.

El 21 de marzo de 1933 se dio un primer paso a permitir nuevamente vender alcohol: Roosevelt legalizó la venta de cerveza y vino hasta 3,2% de alcohol. Meses después ratificaron la Enmienda XXI a la Constitución de Estados Unidos y derogaba a la Enmienda XVIII y se permitía la libre distribución de bebidas alcohólicas. La Ley seca llegó a su fin después de haber estado vigente 14 años.

Otros países

Nos hemos centrado en el caso de Estados Unidos que sin duda es uno de los más llamativos por ser la primera potencia mundial y uno de los países con más población. Pero hay otros casos muy significativos como en Islandia, donde hubo una Ley seca entre 1915 y 1922, pero que la cerveza estuvo prohibida hasta 1989.

Prohibido beber alcohol

Rusia, Noruega, Finlandia o algunas zonas de India también tuvieron leyes similares durante el siglo XX. Otros países en la actualidad prohíben por completo el consumo de alcohol, aunque las razones son religiosas. Tenemos por ejemplo el caso de Arabia Saudí, donde por beber una cerveza puedes ser condenado a recibir varias decenas de latigazos o ir a la cárcel.

En otros países como Turquía, donde en 2013 introdujeron una nueva normativa, prohíben vender alcohol a cierta distancia de mezquitas o escuelas. De ahí que surjan casos como el que vimos del laberinto dentro de un bar.

Compártelo. ¡Gracias!