Vegeta y Nappa llegaron un 3 de noviembre a la Tierra: el día que cambió Dragon Ball

Escrito por
Geek
0

El 3 de noviembre del año 762, Vegetta y Nappa llegaron a la Tierra. Ese día, aunque no lo parezca, la historia de Dragon Ball escrita por Akira Toriyama cambió radicalmente. Hasta la fecha, Goku siempre se había enfrentado a multitud de enemigos de muy diversa índole, pero con la aparición del Príncipe de los Saiyans encontró al rival perfecto.

El mangaka japonés desarrolló a Vegeta con pocas ganas cuando se lo solicitó Yuu Kondo, su editor. El propio Toriyama reconoció que era uno de los personajes que menos le gustaba, pero vio en él muchas posibilidades para el futuro. Y vaya si lo hizo: Vegeta se convirtió en uno de los luchadores más populares de Dragon Ball Z a medida que avanzaba el manga, hasta tal punto que terminó casándose con Bulma y teniendo a Trunks, otro icónico de la serie.

¿Por qué fue Vegeta tan importante? Sencillo: es todo lo contrario a Goku. Es su antítesis. Mientras que este último es bondadoso, tranquilo y sereno, Vegeta destaca por su soberbia, su prepotencia y su chulería. No existe nadie más fuerte que él, y este precisamente es el leitmotiv que le hace llegar a la Tierra: no puede creer que alguien haya vencido a Raditz.

Un buen ejemplo de la idiosincrasia de Vegeta la encontramos cuando Goku derrota a Freezer. Tras ello, el personaje nos deja uno de los mejores diálogos que tiene el manga/anime.

“El éxito de Kakarot endemoniaba mi ser. ¿Cómo podía ser un Super Saiyan cuando yo, el príncipe de todos ellos, era incapaz de serlo? La intensidad de mi entrenamiento era exasperante. Con una gravedad 450 superior a lo normal, un entrenamiento básico se convierte en una lucha por la supervivencia, incluso los movimientos más simples requerían todo ápice de mi voluntad. No estaba seguro de cuánto podría soportar tal esfuerzo sin partirme en dos.

Parecía que la única cosa que hacía mantenerme de una pieza era mi único deseo por ser mejor que Kakarot. En ocasiones pensaba que estaba perdiendo el juicio. ¿Por qué no podía yo obtener lo que él sí había logrado? No tenía sentido, ¡era desesperante! Y fue mi furia la que me mantuvo con vida”.

Vegeta y Nappa llegaron un 3 de noviembre a la Tierra: el día que cambió Dragon Ball

Hilo conductor

Si se echa un vistazo a la historia de Dragon Ball Z, cualquier ávido lector puede darse cuenta de que existen una serie de patrones que se repiten. Un enemigo superfuerte viene a erradicar el planeta y un grupo de luchadores tiene que evitarlo. Freezer, Célula y Buu. Tres veces, mismo planteamiento.

Toriyama llegó a este punto porque no sabía cómo continuar la historia de Dragon Ball una vez finalizada la batalla de Namek: “Cuando llegó Trunks, era horrible, sólo tenía pensada la historia capítulo a capítulo. Sólo seguía dibujando y todo se volvía más y más incoherente”.

Y, sin embargo, encantó a todos los aficionados.

A pesar de detestarlo en un primer momento, Vegeta tiene gran culpa de que la trama funcione. Él siempre quiere ser el más fuerte, y Goku es el catalizador para llegar hasta ese punto: si Kakarot se supera, yo también tengo que hacerlo.

En la historia de Buu, por ejemplo, llega un momento donde el brujo Babidí le ofrece más poder del que ya tiene. Y él lo acepta encantado. Quiere ser más fuerte que Goku, es un deseo soterrado que sale a la luz tras años viviendo en la Tierra. Ocurre también con Célula antes de que absorba al androide Número 18, así como con Freezer y sus transformaciones. Vegeta quiere más fuerza y no cesará hasta conseguirlo. Pero Goku siempre lo termina superando.

Quizás esta sea la lección más sabia que nos deja Dragon Ball en lo que respecta a Vegeta: siempre habrá alguien mejor que tú. De hecho, el manga/anime concluye con esta realidad incuestionable: son esas páginas -o minutos- finales donde Vegeta se doblega.

Por todo ello, hoy 3 de noviembre es un día especial. Hoy llegó Vegeta. Y hoy cambió Dragon Ball.

Nota: si queréis saber más sobre la dualidad Goku – Vegeta os recomiendo que le echéis un vistazo a ‘It’s over 9000’, de Derek Padula.

Vegeta y Nappa llegaron un 3 de noviembre a la Tierra: el día que cambió Dragon Ball

Compártelo. ¡Gracias!