Los viajes turísticos a la Luna, una realidad en 2022

Escrito por
Espacio
0

¿Quieres viajar a la Luna? Si la respuesta es sí, para el año 2021-2022 tendrás tu oportunidad. No es ninguna broma: la corporación espacial rusa Energia quiere ofrecer asientos turísticos en los desplazamientos a la Estación Espacial. En cuanto este primer proceso llegue a buen puerto, el segundo será el viajar alrededor de la Luna cual vuelo de placer fuese.

“Estamos hablando de volar alrededor de la Luna, creo que RSC Energía estará lista para ser la primera en ofrecer este servicio en el mercado internacional para 2021-2022“, recalcó Vladimir Solntsev, director general de la empresa, en unas declaraciones recogidas por SputnikNews.

¿Cómo se realizaría esta titánica tarea? Sencillo -dentro de lo que cabe-: para dentro de un mes, la compañía esperar firmar un acuerdo para usar nueve asientos de las naves espaciales Soyuz, las mismas que se utilizan para llegar a la Estación Espacial Internacional. Una vez que los vuelos a esta altitud estén controlados y se demanden, el siguiente paso sería la Luna.

“La renovación de un programa que implica vuelos turísticos espaciales en la nave espacial Soyuz es posible. Creo que en un futuro próximo vamos a firmar un contrato con una de las empresas en la prestación de servicios turísticos”, apuntó.

La Luna llena de febrero nos da el primer eclipse de este 2017

Paciencia, la madre de todas las ciencias

Solntsev puntualizó que una vez se firme este acuerdo, el siguiente paso será, cómo no, buscar a los primeros candidatos. “En particular, estamos dispuestos a firmar un acuerdo en marzo de 2017, lo que implica nueve asientos turísticos en la nave espacial Soyuz para los vuelos a la ISS, que se espera que sea implementado en 2021“, sentenció.

“Los vuelos turísticos alrededor de la Luna podrían realizarse en cinco o seis años después de firmar un contrato cuyas cláusulas se debaten actualmente con posibles clientes”, finalizó.

Nos esperan unos cuantos meses muy interesantes en este campo.

Compártelo. ¡Gracias!