Así ha sido el lanzamiento del satélite Sentinel-2B de la ESA

Escrito por
Espacio
0

Tenemos un nuevo satélite orbitando la Tierra. El satélite Sentinel-2B de la ESA (Agencia Espacial Europea) se lanzó esta pasada madrugada desde el Puerto Espacial Europeo de Kourou, en la Guayana Francesa. A bordo de un cohete Vega, la principal función del satélite es duplicar la cobertura óptica de alta resolución de la misión Sentinel-2, perteneciente al sistema de vigilancia medioambiental Copernicus de la Unión Europea.

Con un peso de 1,1 toneladas de peso, la primera etapa se separó 1 minuto y 55 segundos tras el despegue. La segunda etapa llegó a los 3 minutos y 39 segundos, el carenado a los 3 minutos y 56 segundos, y la tercera etapa a los 6 minutos y 32 segundos. Para esperar a la separación del satélite hubo que esperar hasta los 57 minutos y 57 segundos de vuelo. En ese momento, el Sentinel-2B llegó a la órbita prevista.

Tras llevar los correspondientes preparativos, los controladores del centro de operaciones de la ESA en Darmstadt, Alemania, establecieron los enlaces de telemetría y el control de actitud. En otras palabras, en estos momentos ya están activados los sistemas de Sentinel y desplegado el panel solar del satélite.

¿Para qué sirve Sentinel-2B?

Sí, el despegue es precioso, pero para qué sirven estos satélites, ¿verdad? La misión de toma de imágenes Sentinel-2 se basa en una constelación de dos satélites idénticos: Sentinel-2A, lanzado en junio de 2015, y Sentinel-2B. Aunque lanzados por separado, ambos satélites se encuentran en la misma órbita, con una separación de 180°. Cada cinco días, entre los dos satélites quedará cubierta toda la superficie terrestre, las mayores islas y las aguas costeras y continentales entre las latitudes 84° S y 84° N, “optimizando así la cobertura global y la provisión de datos”.

Cada satélite Sentinel-2 transporta una cámara multiespectral de alta resolución, con 13 bandas espectrales que aportan una nueva perspectiva de la superficie emergida y la vegetación. “La combinación de la alta resolución y las nuevas capacidades espectrales, así como un campo de visión que abarca 290 km de ancho y sobrevuelos frecuentes, proporcionará vistas de la Tierra sin precedentes”, nos indican desde la propia agencia en un comunicado

“Con este lanzamiento, el programa Copernicus, que es el sistema de observación de la Tierra más sofisticado que existe, avanza un paso más. En los próximos meses tenemos previsto añadir a la constelación otros dos satélites: Sentinel-5P y Sentinel-3B”, finaliza el director general de la ESA Jan Woerner.

Compártelo. ¡Gracias!