Por qué la caída de la libertad de prensa debe preocuparnos

Escrito por
Curiosidades
0

Otro año más, Reporteros Sin Fronteras ha publicado un extenso documento donde recoge la situación de la prensa a nivel internacional. Y los datos recabados no son buenos: en palabras textuales, “la libertad de prensa nunca se había visto tan amenazada“.

Es un problema. Y muy grave. Garantizar la libertad de prensa no es un acto baladí, sino una manera de llevar al cénit una responsabilidad ciudadana como es la de estar informado. Pero comunicar sin ataduras, dar a conocer aquello que no se conoce. Garantizar la libertad de prensa es hacer buen uso de esa famosa frase pronunciada por George Orwell: “Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas”.

En el mismo momento que estamos no publicando algo que molesta, nuestro derecho se ve coartado. Se muestra limitado en un pequeño campo de acción. Y esto es lo que está ocurriendo según Reporteros Sin Fronteras, quien calcula que en dos de cada tres países la libertad de prensa está realmente perjudicada (un 62,2 por ciento, para ser exactos).

Pocos países pueden presumir de tener un servicio limpio y transparente. Por ejemplo, Estados Unidos, país que siempre se erige como estandarte de la libertad, ocupa la posición 43º debido a “la desinformación y las noticias falsas, así como la obsesión por la vigilancia y la vulneración del respeto al secreto de las fuentes”. En efecto, se hace referencia a todo lo acaecido durante las elecciones presidenciales.

España, algo mejor en libertad de prensa

Más allá de que pueda parecer irreal, en España superamos a muchos países que a priori colocaríamos por arriba. Nuestro territorio se encuentra en la posición 29º por una serie de medidas. “La Ley de Seguridad Ciudadana comenzó a afectar a los profesionales de la comunicación en 2016 […] al menos seis periodistas fueron sancionados con multas, acusados de impedir la labor de los agentes de la policía o de haberles tomado fotografías”, sentencia el texto.

albert rivera pablo iglesias mariano rajoy pedro sanchez en el debate

Por si esto fuera poco, el informe también coloca el punto sobre la “i” al control tan exacerbado que sufre Radio Televisión Española. Tal como hemos contado en numerosas ocasiones en el Grupo ADSLZone, el ente público no destaca por la pluralidad de sus voces. Sin ir más lejos, lo últimos casos de corrupción apenas se han tocado y han pasado tímidamente por la escaleta de los Informativos.

En este particular ranking los países peor situados son Corea del Norte, donde “por el simple hecho de escuchar una radio localizada en el extranjero, un ciudadano puede ser enviado a un campo de concentración”; y Eritrea, que solía ocupar la última posición, pero ahora es penúltimo gracias a que ha dejado entrar a la prensa extranjera (toda una efeméride).

La nota positiva la ponen los países escandinavos. En concreto, Noruega encabeza la lista tras superar a Finlandia. Este último territorio ha bajado en la tabla dos posiciones tras las presiones políticas que sufrieron los periodistas en 2016. El otro que le quita el puesto es Suecia, que se queda segundo tras mostrar que las presiones no han surtido efecto “gracias a la colaboración entre algunos medios de comunicación, sindicatos de periodistas y la policía”.

Desde Reporteros también han querido destacar la situación actual de Turquía (155º). Tras el fallido golpe de Estado del pasado verano, el territorio se ha convertido en “la mayor prisión del mundo” para los periodistas.

El resumen de este fatídico informa finaliza con fríos datos: en 2017, ocho periodistas y un colaborador han sido asesinados por ejercer el periodismo en México, Irak, Afganistán, Rusia y Siria. Además, y este guarismo también es demencial, un total de 193 profesionales de los medios de comunicación permanecen en la cárcel hasta la fecha. La represión también se extiende a a Internet, con dos internautas muertos y 166 encarcelados.

En nuestra mano está recibir la información veraz y contrastada, saber qué fuente es la aconsejable para informarnos. La responsabilidad deontológica del periodista se ve complementada con la buena praxis del pueblo. La conjunción de ambos apartados es imprescindible para mejorar en la lista en todos los países.

Fuente > ElDiario

Compártelo. ¡Gracias!