¿Para qué servía la parte azul de la goma de borrar?

Escrito por
Curiosidades
1

Todos hemos tenido una goma de borrar en nuestra infancia (y si ahora tenemos renacuajos por casa, más razón todavía). Las había de múltiples tipos y colores, pero había una que destacaba por encima de todas: la que era de color roja y azul. El lado rojo borraba sin problemas el lápiz, ¿pero para qué servía la parte azul?

Lo principal que pensábamos es que era para borrar la tinta de bolígrafo. Cogíamos la goma, le dábamos al papel y el resultado final era que la hoja terminaba rota. Esa goma era indestructible y sirvió para forjar el Anillo Único, no cabe otra. Sin embargo, la realidad es que sí que servía para eliminar la tinta, aunque con bastantes matices que vamos a comentar.

La parte roja borraba tanto lo escrito con una estilográfica como con un bolígrafo. La diferencia respecto a nuestra concepción primeriza es que sólo servía en folios muy gruesos y rugosos. En otras palabras, fue ideada para usarse en proyectos artísticos, donde sí es habitual y común recurrir a un mayor gramaje a la hora de escribir o pintar (sobre todo esto último).

De qué está hecha

La parte azul de la goma es más dura por el componente de piedra pómez que tiene incorporado el caucho. Esto es lo que permite que se pueda borrar la tinta, de ahí que la fabricación de la misma también sea diferente al modelo tradicional.

Las gomas de borrar están hechas de látex. Este se obtiene mediante el proceso conocido como sangrado, que consiste en hacer algunas incisiones en la corteza del árbol que permiten que el látex salga poco a poco.

Las incisiones, a su vez, se vuelven a cubrir para regenerar la corteza y repetir el procedimiento después de un tiempo. Con el látex recolectado se realiza una mezcla con agua y se inicia su transformación, todo para posteriormente colarse, diluirse y agregarse algunos ácidos que lo conviertan en sólido.

Todos estos procesos terminan en lo que sería la conocida goma de borrar.

Compártelo. ¡Gracias!