¿Por qué el mar Negro se volvió turquesa de un día para otro?

Escrito por
Ciencia
0

El mar Negro, a su paso por el estrecho del Bósforo, en Estambul, ha pasado de un día para otro de su color azul de sus aguas a uno turquesa que han sorprendido a los habitantes de esta enorme ciudad turca. Este es el estrecho que separa Europa de Asia y el que une, con sus aguas, el mar Negro con el mar de Mármara, que se encuentra íntegramente en territorio de Turquía.

El mar Negro, turquesa

Muchos ciudadanos de Estambul empezaron a tener miedo y, alertados, rápidamente las imágenes se expandieron por las redes sociales. Algunos creían que este cambio de color podía deberse a la contaminación y que podía poner en riesgo la salud pública.

La razón, según los científicos, responde a un incremento repentino de una especie de fitoplancton en el mar Negro, algo que ha provocado este cambio de color en el agua y que ha sido muy visible.

El fitoplancton está formado por unos organismos microscópicos que flotan en el agua y que producen su propio alimento a partir del sol y nutrientes disueltos en el agua. La especie concreta que ha aparecido en el mar Negro es Emiliania huxleyi.

Según informaba el profesor de ciencias ambientales Ahmet Cemal Saydam, “Esto no tiene nada que ver con la contaminación. En todo el mar Negro hay una explosión de Emiliania huxleyi. Esto es una bendición para el mar Negro”.

Es beneficioso

En general, el fitoplancton es muy beneficioso ya que aporta alimentos a los peces, mariscos y otros organismos marinos. El problema es que si la cantidad se vuelve excesiva, puede llegar a provocar una pérdida de oxígeno en el agua y dañar la vida marina.

En este caso no hay razón para temer por los animales y el fitoplancton, aunque solamente vive unos días, estará presente en el mar Negro durante unas semanas. Los ciudadanos de Estambul seguirán viendo un color turquesa en el agua.

Ya vimos recientemente el peculiar caso de un pueblo canadiense en el que el agua salía de color rosa. También tenía una explicación.

Fuente > BBC

Compártelo. ¡Gracias!