El excesivo calor provocó que los propios pasajeros pararan el tren

Escrito por
Curiosidades
1

Gran parte de España está viviendo estos días una de las primeras olas de calor del verano. Las temperaturas superan los 40ºC en zonas de interior como Extremadura, Castilla-La Mancha, Aragón, Madrid y gran parte de Andalucía. En total son 34 provincias las que se encuentran en alerta por las altas temperaturas. Este hecho ha llevado a que los propios pasajeros de Renfe de cercanías en Barcelona hayan parado el tren por la falta de ventilación o aire acondicionado que provocaba que hubiera un excesivo calor con temperaturas cercanas a los 40ºC en el interior de los vagones.

Excesivo calor en el tren

En concreto han sido los pasajeros de la línea Rodalies R4, la que une Manresa con Villafranca del Penedès (Barcelona). En total fueron dos ocasiones en las que activaron la palanca de emergencia para detener el tren ya que era asfixiante el calor que estaban sufriendo dentro de los vagones.

Todo ello era debido a una avería en el sistema de climatización que se unió a las altas temperaturas que, como hemos indicado, prácticamente toda la Península Ibérica está sufriendo estos días.

Fueron muchos los pasajeros que decidieron bajarse en la parada más próxima y optar por coger otro tren, ya que era insoportable aguantar dentro de esos vagones a una temperatura tan elevada.

Según informó un portavoz de Renfe a la agencia EFE, se trataba de “una avería puntual del sistema de refrigeración”. En total, según añadía, son más de 1.000 recorridos ferroviarios los que hay cada día en Cataluña.

Avería resuelta

Rápidamente, una vez el maquinista informó de lo sucedido al centro de gestión de Renfe, operarios montaron un operativo en la estación de Montcada-Bifurcació para reparar el sistema de aire acondicionado y que el tren nuevamente estuviera en perfectas condiciones lo antes posible.

Según informaron desde la compañía, el tren pudo continuar pasados 10 minutos, por lo que el retraso no fue excesivo.

Lo peor, sin duda, el mal rato que pasaron los pasajeros. Hay que tener en cuenta que todas las ventanas iban cerradas, ya que es así como funciona correctamente el sistema de ventilación, justamente lo que se estropeó.

La ola de calor permanecerá con nosotros unos días más. Ya vimos recientemente la razón por la que los termómetros de las calles suelen marcar temperaturas más altas. Pero, en cualquier caso, el calor es significativo. Mucha agua, evitar salir a la calle en las horas centrales del día y tomar duchas de agua fría son algunas de las mejores soluciones para pasar algo mejor estos momentos.

Compártelo. ¡Gracias!