El alemán que celebró el cumpleaños más largo de la historia

Escrito por
Curiosidades
2

Cumplir años es una alegría para muchos, un suplicio para otros -la vejez no perdona a nadie-. Sin embargo, cumplir cursos de la manera en la que lo hizo Sven Hagemeier es divertido para cualquier persona. Este alemán tiene en su poder el récord del cumpleaños más largo de la historia. Tranquilo, te lo explicamos.

Hagemeier quería que su 26 años fuera el mejor de su vida, así que se dijo: “Voy a alargarlo lo máximo posible“. Para ello, el teutón viajó a diferentes lugares del mundo con distintas zonas horarias, de manera que siempre sería el mismo día, pero en una parte del mundo distinta.

En total, su cumpleaños duró la friolera de 46 horas. Su recorrido empezó en Auckland (Nueva Zelanda) y terminó en Honolulu (Hawái). Dos puntos “cercanos” en el mapa a simple vista, pero que a su vez poseen husos horarios radicalmente opuestos.

¿Por qué se nos pasa el tiempo volando cuando nos divertimos?

Una meta personal: el cumpleaños más largo de la historia

Para este alemán, celebrar el cumpleaños más largo era un reto personal. De hecho, quería aparecer en el libro de los Records Guinness, así que no se le ocurrió mejor efeméride que esta. “He conocido los Records Guinnes del mundo desde mi infancia y siempre he sido un gran fan. Siempre me pregunté a mí mismo si sería capaz de batir un récord. Tras encontrar el perfecto para mí, me sentí con confianza para conseguirlo“, indicó cuando cumplió su objetivo en agosto de 2015.

En su particular travesía, este alemán encontró ayuda en cualquier parte: “Puedes encontrar ayuda donde quiera que estés en el mundo“. Por ejemplo, contó que en Nueva Zelanda un taxista le enseñó los lugares más interesantes de Auckland en tan sólo hora y media. “Es un increíble regalo”, relató Sven cuando le entregaron el premio

Aunque pueda parecer increíble, este récord ya estaba con anterioridad en el libro. En concreto, fue en 1998 cuando Nargis Bhimji celebró su cumpleaños durante 35 horas y 25 minutos. Este viajó desde Karachi hasta Singapur, para posteriormente terminar en San Francisco.

Dudamos mucho que alguien supere a Sven, ya que se ha encontrado a tan sólo dos horas de lo máximo posible.

Compártelo. ¡Gracias!