Cumple su sueño y cruza el Canal de la Mancha en un coche volador

Escrito por
Curiosidades
0

Los vehículos voladores cada vez están más presentes en nuestras vidas. Ya vimos que existen taxi-drones en Dubái. Uno de los restos del ser humano en la historia reciente es el de utilizar un coche con el que poder volar. Eso es lo que siempre ha querido Bruno Vezzoli, un piloto francés, que ha cumplido su sueño al cruzar el Canal de la Mancha en un coche volador. En total han sido 59 kilómetros entre Francia y Reino Unido.

Coche volador

Ha volado de la ciudad francesa de Calais hasta Dover, en Reino Unido. Bruno ha seguido los pasos del brasileño Alberto Santos-Dumont y el francés Louis Blériot, que en 1909 realizaron el primer vuelo que cruzó el Canal de la Mancha. Esta vez, eso sí, Bruno ha innovado y lo ha hecho en un coche volador.

Vezzoli tuvo que despegar en una antigua pista abandonada que estuvo en uso durante los tiempos de guerra, cerca de Calais. Primero comenzó a dar vueltas de lado a lado hasta que fue ganando altitud para enfrentarse posteriormente al verdadero reto de cruzar los 59 kilómetros por encima del agua.

Según explicó a Reuters, su mayor miedo no era tener un accidente, ya que asegura que en caso de problemas siempre podía aterrizar, sino que el mayor riesgo era el propio fracaso, el no cumplir su sueño y objetivo.

El vuelo resultó todo un éxito y Bruno Vezzoli cumplió su sueño al atravesar los 59 kilómetros en un coche volador en un tiempo de 50 minutos. En Dover, una vez aterrizó, fue recibido por Jerome Dauffy, el creador de este vehículo volador.

Futuro ambicioso

Dauffy se muestra más ambicioso y dice que su objetivo ahora es crear una máquina voladora que sea capaz de recorrer el mundo en 80 días. “Las industrias de la automoción y la aeronáutica nacieron hace un siglo. Ahora hemos logrado combinar ambas para crear una nueva máquina voladora”, explica Dauffy.

¿Estaremos ante el inicio de una nueva aventura y en unos años lo recordaremos como el primer vuelo de los hermanos Wright? Quién sabe si este tipo de coches voladores no se convierte en un estándar en un tiempo.

Fuente > Reuters

Compártelo. ¡Gracias!