Artisanópolis: la primera ciudad flotante del mundo

Escrito por
Ciencia
0

La forma en la que están configuradas las ciudades ha cambiado mucho en los últimos siglos; más aún en las últimas décadas. En muchas ocasiones las modificaciones son para exprimir al máximo el escaso terreno del que disponen. Otras veces nos encontramos con casos curiosos de edificios ecológicos para contaminar menos o, incluso, para limpiar el aire como el rascacielos de Taiwán que vimos recientemente. Ciudades como Ámsterdam han ganado terreno al mar al crear suelo artificial. En este caso la noticia nos llega desde la Polinesia Francesa donde, en sus aguas, esperan construir Artisanópolis, la primera ciudad flotante del mundo.

Artisanópolis, la ciudad del futuro

El Gobierno ha firmado un acuerdo con una empresa de Estados Unidos para que construyan Artisanópolis, la primera ciudad flotante del mundo en su territorio. Los trabajos esperan que comiencen en 2019. De momento están a la espera de los informes legales referente al impacto medioambiental.

Es cierto que el ser humano lleva milenios construyendo islas artificiales, como vimos en el caso de los británicos que ya las construían hace 5000 años. También, en Perú, desde hace muchos siglos hay ciertas comunidades que viven en pequeñas localidades flotantes que ellos mismos construyen. Cierto es que el tamaño no es más que para un puñado de familias, a lo sumo. En esta ocasión estamos hablando de una verdadera ciudad flotante.

Artisanópolis va a ser un conjunto de plataformas flotantes que serán remolcadas por barcos y posteriormente unidas entre sí para crear esta enorme formación flotante. La primera ciudad flotante del mundo propiamente dicha. Además, a su alrededor tendrá un muro que la protegerá del viento y de las olas.

Artisanópolis en Polinesia Francesa

Autosuficiente

Una de las peculiaridades más importantes de esta futura ciudad flotante es que será autosuficiente. Al menos esa es la idea. Contarán para ello con energía eólica y solar, así como domos hidropónicos para cultivar y cosechar alimentos. El agua vendrá del mar y utilizarán para ello desalinizadores.

Por otro lado, según recoge la web australiana ABC, los responsables del proyecto, Seasteading Institute, creen que puede ser una solución al riesgo existente por la subida del nivel del mar en esta zona del Pacífico. Muchas poblaciones, llegado el momento, se verían obligadas a tener que volar a otros territorios o países debido a este aumento del nivel del mar. Sin embargo con estas ciudades artificiales ese problema podría solventarse.

El coste inicial que se estima para este proyecto es de unos 30 millones de euros. Además, esperan que Artisanópolis, la primera ciudad flotante del mundo, esté lista para 2020. Esto quiere decir que los trabajos no van a demorarse demasiado, ya que se iniciarán, como hemos indicado, en 2019.

Esperan que en un futuro puedan contar con cosas tan importantes como un aeropuerto, algo que los conectaría con el resto del mundo.

Compártelo. ¡Gracias!