Recuperan centenares de películas de ensayos nucleares (vídeo)

Escrito por
Ciencia
0

Físicos estadounidenses han conseguido una hazaña histórica -nunca mejor dicho-. Los científicos han recuperado centenares de películas sobre ensayos nucleares. En riesgo de deterioro, estas cintas tienen imágenes sobre las diferentes pruebas que se realizaron con armas atómicas.

Gregg Spriggs, experto del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore y responsable de esta recuperación, ha indicado que “es increíble cuánta energía se libera”. “Esperamos que nunca más tengamos que usar un arma nuclear, creo que si capturamos la historia de esto y mostramos cuál es la fuerza de estas armas y cuánta devastación pueden causar, entonces tal vez la gente se resista a usarlas”, recalcó.

“Se puede oler el vinagre cuando se abren las latas, que es uno de los subproductos del proceso de descomposición de estas películas“, puntualizó. “Sabemos que estas películas están a punto de descomponerse hasta el punto en que se convertirán en inútiles. Los datos que estamos recopilando ahora deben ser conservados en forma digital, porque no importa lo bien que se traten las películas, no importa cómo se conserven o almacenen, se descompondrán, están hechos de material orgánico, y el material orgánico se descompone, así que esto es todo, llegamos a este proyecto justo a tiempo para guardar los datos“.

Decenas de pruebas

Estados Unidos realizó decenas de pruebas nucleares después de lanzar las bombas de Hiroshima y Nagasaki. Según los cálculos, entre 1945 y 1962 se ejecutaron un total de 210 ensayos. Una de las pruebas más conocidas fue la Operación Crossroads, donde Estados Unidos ejecutó a más de 5.000 animales para saber cuál era la influencia de la radiación.

Este inmenso trabajo de digitalización comenzó hace cinco años, cuando Spriggs y un grupo de expertos se hicieron eco de las películas. Los integrantes han localizado alrededor de 6.500 de las 10.000 cintas producidas durante las pruebas atmosféricas. De este total, unas 4.200 películas ya han sido escaneadas, 400 a 500 han sido reanalizadas y alrededor de 750 han sido desclasificadas.

“Debemos ser capaces de validar nuestros códigos y confiar en que las respuestas que se están calculando son correctas“, sentenció. “El legado que me gustaría dejar atrás es un conjunto de datos de referencia que pueden ser utilizados por futuros físicos de armas para asegurarse de que nuestros códigos son correctos para que los Estados Unidos permanezcan preparados”.

Compártelo. ¡Gracias!