¿Por qué los perros aparecen con los ojos azules (y no rojos) en las fotos con flash?

Escrito por
Ciencia
0

Tienes un perro, gato u otra mascota y cuando le tiras una foto con flash aparece con los ojos azules y no rojos. Seguro que te ha pasado alguna vez, ¿pero te has preguntado el porqué ocurre esto con nuestros queridos compañeros de fatiga? Tiene una explicación bastante sencilla, aunque no lo creas.

Los perros, gatos y casi todos los animales domésticos poseen una capa reflectora especial denominada tapetum. Esta favorece la visión nocturna y es la que provoca que al pasar la luz por la retina, esta se refleje en la capa en cuestión y atraviese la retina en sentido opuesto.

El tono del tapetum no es siempre azul, sino que varía en función del color de la piel del animal. Los perros de caza negros, por ejemplo, tienen una capa de color verde; los cocker anaranjados la poseen de tono amarillo; todas las crías suelen reflejar el azul hasta que cumplen un año aproximadamente; y otros como los huskies directamente carecen de pigmento, por lo que sí pueden reflejar el rojo como las personas.

Los perros tienen facilidad para recordar lo último que hiciste

Nuestro caso

En los seres humanos, si el flash cae sobre el mismo eje que el eje visual de la máquina, el reflejo de la luz en los vasos sanguíneos de la retina humana da como resultado los famosos “ojos rojos”. Esto sucede, obviamente, cuando uno mira directamente a la cámara en el momento que le fotografían y coinciden los ejes (como hemos dicho).

¿Se puede evitar de manera natural? La respuesta es no. La única alteración a nivel orgánico es que se posean los ojos oscuros. En este caso, el efecto es menos llamativo que si son claros, que son los que más sufren el famoso “ojos rojos” (esto se debe a que en los oscuros hay suficiente pigmento en el fondo de los ojos, de ahí que se pueda encubrir).

Foto: Petcentric

Compártelo. ¡Gracias!