Los primeros europeos no usaban el fuego para cocinar

Escrito por
Ciencia
0

Hoy en día es casi impensable el comer algo crudo. Casi todo lo que cocinamos pasa por el fuego, desde la carne hasta los guisos. Sin embargo, no siempre ocurrió así. Un estudio liderado por investigadores de ICREA, la UAB (Universidad Autónoma de Barcelona) y la Universidad de York ha desvelado cómo el género Homo consumía alimentos.

Gracias a un análisis de la placa dental de la mandíbula de un homínido de 1,2 millones de años, recuperada por el equipo de investigación de Atapuerca en 2007, los científicos han hallado tejido animal crudo, granos de polen de pino, gránulos de almidón y otros elementos vegetales. En otras palabras: ninguno de estos elementos había sido pasado previamente por el fuego (de hecho, se encontró un trozo de fibra vegetal no comestible que podría haber servido como palillo dental).

Publicado en The Science of Nature, Karen Hardy, profesora en la UAB, se ha mostrado muy contenta por los resultados cosechados: “Obtener pruebas de cualquier aspecto de la vida de los homininos de hace más de un millón de años es un gran reto. En este trabajo hemos podido demostrar que los europeos más antiguos entendían y explotaban su entorno para obtener una dieta equilibrada hace 1,2 millones de años, comiendo diversidad de alimentos y combinando plantas ricas en almidón -carbohidratos- con carne”.

Los nuevos cultivos de trigo, la respuesta para ayudar a los celiacos con el gluten

¿Y cuándo se empezó a usar el fuego?

La pregunta que quizás os estéis haciendo todos es una: “¿Y cuándo empezamos a cocinar con fuego?”. Ni los propios investigadores lo saben. “En algunos yacimientos muy antiguos de África se han hallado posibles evidencias del uso del fuego. Sin embargo, la falta de pruebas en la Sima del Elefante sugiere que este conocimiento no lo tenían los primeros homínidos que abandonaron el continente africano”, recalcó Hardy a Sinc.

“En Europa, las pruebas más antiguas del uso del fuego datan de 800.000 años, en el yacimiento de Cueva Negra (Murcia) y luego poco después en Israel, en el yacimiento de Gesher Benot Ya’aqov. Todo ello nos hace pensar que el desarrollo de las técnicas para controlar y usar el fuego tuvo lugar en algún momento entre hace 1,2 millones y 800.000 años, lo que revela una nueva cronología sobre cuándo los primeros humanos empezaron a cocinar los alimentos”, matizó.

El siguiente gran punto de los experimentos es descubrir precisamente cuándo arrancó el cocinar con fuego, ya que los alimentos cocinados tienen un mayor aporte energético que podría haber ayudado a que la especie evolucionara.

Compártelo. ¡Gracias!