Loricíferos: el animal que es capaz de vivir sin oxígeno

Escrito por
Ciencia
0

El oxígeno es el elemento químico más importante para la vida y se encuentra presente tanto en el aire como en el agua. Al menos para la inmensa mayoría de los seres vivos que hay en nuestro planeta. Su falta, incluso una disminución como puede ocurrir al subir a una montaña de gran altitud como puede ser el Everest o estar dentro de un incendio, puede derivar en la muerte de una persona. Sin embargo eso parece que no ocurre a los loricíferos, un tipo de animal microscópico que es capaz de vivir sin oxígeno durante toda su vida.

Loriciferos, el único

Fue descubierto en el año 2010 y hubo que reescribir los libros de biología, ya que este ser vivo que se encuentra en el fondo del mar Mediterráneo, tiene una peculiaridad que ningún otro ser vivo (que se tenga constancia) la posee: es capaz de vivir sin oxígeno desde que nace hasta que muere. Ningún otro animal de los más de un millón conocidos puede hacer lo mismo.

Estos pequeños animales del Mediterráneo pertenecen a la familia de los loricíferos, y no fueron descubiertos hasta la década de 1980. Sin embargo hubo que esperar varias décadas más hasta que los científicos comprobaron la real peculiaridad que tienen estos seres vivos.

Viven en sedimentos de lodo en el fondo del mar. Los investigadores suponían que este lodo contenía oxígeno, aunque fuera en pequeñas cantidades, para permitir a estos animales respirar. Sin embargo este tipo que hay en el fondo del mar Mediterráneo no tiene este elemento.

Concretamente se encuentran a 3,5 kilómetros de la superficie y a unos 200 kilómetros al oeste de la isla griega de Creta. La falta de oxígeno en este lugar es debido a que los antiguos depósitos de sal enterrados bajo el fondo marino se han disuelto en el agua y han provocado que esta sea muy salada y densa, lo que imposibilita la existencia de oxígeno.

El animal que vive sin oxígeno

Ambiente extremo

Pero la falta de oxígeno no es la única peculiaridad que tienen que hacer frente los loricíferos, sino que el terreno en el que habitan está rodeado de sulfuros venenosos y viven en aguas tan saladas que las células normales se convertirían en cáscaras secas.

Hasta ahora se tenía constancia de que algunos animales, como ciertos parásitos que habitan en el intestino, son capaces de pasar gran parte de su vida sin oxígeno, pero no la totalidad de su existencia, según recoge la BBC.

Este descubrimiento abre las puertas a encontrar seres vivos en otros ambientes sin oxígeno, como pueden ser otros planetas.

Fuente > BBC

Compártelo. ¡Gracias!