Un grupo de científicos logra frenar el desarrollo de un feto de ratón durante un mes

Escrito por
Ciencia
0

Un grupo de científicos ha sido capaz de parar el desarrollo de las células embrionarias en ratones durante un mes. Este avance puede traer consigo unas aplicaciones muy interesantes para los humanos, en caso de lograr aplicarlo. Este trabajo ha sido llevado a cabo en Estados Unidos por un equipo liderado por el portugués Miguel Ramalho Santos.

El experimento ha sido llevado a cabo en embriones de ratones

De momento ha sido probado en embriones de ratones, para lo que interfirieron en la acción de una proteína. Estaban investigando una serie de células embrionarias de gran importancia, ya que de ellas parte el origen de todos los tipos de células del organismo, como las encargadas de configurar el hígado, la sangre o el corazón. Lograron detener el avance y desarrollo de estas células durante un mes, algo que hasta este momento solamente se había logrado frenar un máximo de dos días.

En los seres humanos podría ofrecer unas posibilidades muy importantes. El hecho de frenar el desarrollo de las células, algo así como pulsar el botón de stand by en el cuerpo, daría unos avances infinitos en medicina. Por ejemplo, los trasplantes de órganos se realizarían de forma mucho más segura, así como tratamientos de cáncer más eficaces al frenar el desarrollo de estas células malignas.

Un grupo de científicos logra frenar el desarrollo de un feto de ratón durante un mes

Resultados inesperados para los científicos

Para los científicos este descubrimiento ha sido una sorpresa. En palabras de Miguel Ramalho Santos, según recoge el diario portugués Público, mientras investigaban la paralización del desarrollo de células embrionarias, pensaron que por qué no realizar la prueba con embriones, sin esperar estos resultados. “Queríamos conocer si el efecto era el mismo o por el contrario tendría otro efecto sobre el embrión”, aseguró Ramalho.

Los investigadores creían que el efecto en el embrión podría ocurrir de igual forma, pero no esperaban que fuera de hasta un mes, sino de 1 ó 2 días, como mucho.

Es el equivalente a paralizar un embarazo humano durante un año

Miguel Ramalho explicó que durante un mes estos embriones estuvieron en suspensión, sin haber muerte cerebral, pero sin avanzar. Como si el tiempo no pasara para ellos. Después de un mes, los científicos terminaron con esa suspensión y volvieron a transferir el embrión al útero y se desarrollaron y nacieron sin problemas.

El embarazo de un ratón dura unos 20 días, por lo que si hiciéramos una comparación con los humanos, este experimento ha sido algo así como si hubieran parado el avance de un feto humano durante un año.

Compártelo. ¡Gracias!