¿Qué es exactamente un “árbol fuente” y dónde aparecen?

Escrito por
Ciencia
0

Árbol fuente“. Este concepto no es muy habitual, pero es posible que en alguna ocasión lo hayáis escuchado. ¿Por qué recibe este nombre y dónde podemos encontrarlo? Los “árboles fuentes” se hallan en los llamados “bosques de niebla o de neblina”, y su propio nombre ya indica sus características: tiene la capacidad de atrapar una gran cantidad del agua presente en la atmósfera, por lo que llueve debajo de ellos.

La zona de España donde más se puede encontrar este fenómeno botánico es en Canarias. Las islas están expuestas a los vientos alisios, de ahí que en la isla de El Hierro esté el famoso “árbol fuente” Garoé. Este ejemplar sirvió a los bimbaches, los primeros pobladores de la isla, para tener agua potable durante gran parte del año. Las hojas retenían tal cantidad de gotas procedentes de la niebla que hasta se precipitaban por el propio árbol.

Los bimbaches la recogían en una especie de estanque que habían construido junto al árbol, lo que les daba la nada despreciable cifra de 10.000 litros de agua al día -la cifra es gigantesca-. Tal notoriedad tenía Garoé que en toda la isla no se necesitaba otro depósito de agua potable.

Más detalles

El tronco del Garoé tenía unos 5 metros de diámetro, lo que le permitía suministrar tal cantidad de líquido. Era un tilo, de la familia de las lauráceas, cuyo nombre científico es Ocotea Foetens. Su nombre legendario proviene de “garúa”, que significa llovizna.

El árbol pasó a mejor vida allá por 1610, todo debido a un fuerte temporal. Las alusiones históricas entre los estudiosos de la época indican que los conquistadores españoles recurrieron a Garoé porque conocía el término “garúa” de sus visitas a Suramérica. En otras palabras, sabían que del árbol manaba agua en forma de llovizna, así que nada mejor que utilizar un término ya conocido para ellos.

Sencillez ante todo.

Compártelo. ¡Gracias!