Este niño recibió la mayor dosis de antídoto de la historia

Escrito por
Ciencia
0

El mundo está lleno de animales y plantas venenosas que en cuestión de minutos puede acabar con la vida de un ser humano. En España existen, aunque en menor cantidad que en otros lugares, evidentemente. Pero el caso peculiar de este artículo nos llega desde Australia, donde un niño de 10 años fue picado por una araña venenosa y tuvieron que suministrarle antídoto de urgencia para salvarle la vida.

La mayor dosis

Según recoge el Diário de Notícias portugués, este pequeño australiano recibió la mayor dosis de antídoto jamás vista, mucho menos para alguien de su edad. En total recibió 12 dosis. Se trata de Matthew Mitchell, de 10 años, que tuvo que ser evacuado de urgencias al hospital más cercano, Hospital de Gosford, en la costa central de Australia.

El motivo fue la picadura en un dedo de una araña de Sídney, como se conoce a este animal. Su nombre científico es Atrax robustus, que es considerada la más mortífera del mundo. Puede acabar con una persona en sólo 15 minutos. Es nativa del este de Australia y, pese a su peligrosidad, no son frecuentes las muertes provocadas por este animal.

Salvado de milagro

La araña estaba escondida en el zapato del pequeño y de ahí que le mordiera en un dedo. Se salvó, como indica este mismo diario, por muy poco. Gracias a la rapidez con la que lo llevaron al hospital y al suministrarle, como hemos indicado, nada menos que 12 dosis de antídoto, lograron salvarle la vida.

La letal araña de Sídney

Lo más sorprendente hasta para los próximos médicos es que Matthew salió del hospital por su propio pie al día siguiente, sin tener prácticamente secuelas de la picadura.

El animal fue capturado y llevado al Parque Australiano de Reptiles, donde ha causado una gran sensación.

Australia, como hemos visto en otras ocasiones, es un país peculiar en cuanto a la fauna que habita. Ya vimos cómo un canguro había puesto en jaque a una familia. También ha experimentado cambios importantes en su territorio, como es el caso de la gran cantidad de gatos que hay por todas partes, cuando hace unas décadas no existían allí.

Fuente > Diário de Notícias

Compártelo. ¡Gracias!