Equinoccio de primavera: adiós al invierno

Escrito por
Ciencia
0

11:29 de la mañana hora peninsular. En ese momento exacto ha entrado oficialmente la primavera, es decir, ha tenido lugar el equinoccio de primavera. Durante casi 93 días va a estar con nosotros para inundar nuestras vidas de sol, un mejor tiempo, alergias por doquier y una mayor felicidad. Con motivo de esta efeméride, Google lo ha celebrado con un doodle. Ahora bien, ¿cuáles son los principales rasgos de esta entrada?

Durante el equinoccio de primavera, los días cada vez son más largos, hasta llegar a un periodo de 12 horas de luz. Esto se hará muy presente en cuanto cambien la hora en una semana, momento en el que a las 8 de la tarde será completamente de día.

Así mismo, durante este periodo también comienza un incremento de las temperaturas. El tiempo se va preparando para la estación más calurosa del año, el verano. No obstante, hay un refrán español que recoge bastante bien lo que es la primavera: hasta el 40 de mayo, no te quites el sayo. Este hace referencia a la meteorología tan diversa que tenemos, donde hay días con mucho calor y sol, y otros donde de repente cae el termómetro varios grados y comienza a llover.

Importancia de las abejas en el mundo

Características

El equinoccio de primavera se produce justo en el momento donde el Sol corta el plano del ecuador terrestre. ¿Cómo se traduce esto desde un punto de vista terrícola? Pues se puede presenciar de una manera muy simple: el Sol saldrán ahora exactamente por el Este y se pondrá por el Oeste. Además, el día y la noche duran casi lo mismo (de ahí “equinoccio”, que significa “noche igual”).

El equinoccio de primavera puede ser entre los días 19 y 21 de marzo. El más tempranero de todos se dará en el año 2096, mientras que el más tardío tuvo lugar en 2003. El movimiento de traslación de la Tierra es el causante de que el equinoccio no siempre caiga igual.

Compártelo. ¡Gracias!