Drones para explorar cavernas inseguras y crear mapas 3D

Escrito por
Ciencia
0

¿Habéis visto Prometheus? Si es así, seguro que recordáis una escena en la que unos científicos lanzan unos pequeños drones para explorar unos misteriosos túneles. Los bichos aéreos consiguen no sólo recrear toda la cueva en 3D, sino que también alertan de los peligros que uno se puede encontrar. La realidad siempre supera a la ficción, de ahí que los investigadores australianos estén desarrollando unos drones que realizan esta misma función.

Creados por Craig Lindley y sus colegas de la Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation, estos drones están controlados por un piloto y permiten a los científicos el monitorear el lugar para buscar agua, sedimentos u otros depósitos de minerales que podrían ser peligrosos.

El modelo base para desarrollar este nuevo dron es un cuadricóptero comercial. Eso sí, la principal diferencia radica en sus especificaciones: cuenta con poderosas luces LED, cámaras e incluso un radar sonar. Así mismo, en un primer momento optaron por colocar una cámara en primera persona a bordo del dispositivo, pero vieron que en las distancias largas (y laberínticas) era realmente compleja de usar.

“La vista en primera persona resultaba realmente difícil de usar, ya que el espacio estaba confinado y ver en una única dirección no te da una buena perspectiva contextual en términos de distancia en las otras direcciones”, sobra el propio Lindley.

¿Cómo funciona?

Si no hay cámara para guiar al dron, ¿cómo funciona entonces? El equipo desarrolló un software llamado VoxelNet, el cual crea un modelo en 3D gracias a la información que recogen las cámaras. Posteriormente, estos datos se envían a un ordenador que procesa los mismos.

De acuerdo a los detalles publicados, el equipo tarda unos 20 minutos en cartografiar un área de 10 metros cuadrados aproximadamente. Es un tiempo excesivo, en efecto, pero consideran que pueden bajar esta marca en varios minutos con instalaciones futuras.

Fuente > NewsCientist

Compártelo. ¡Gracias!