En el Día Mundial del Gorrión, un alegato por su supervivencia

Escrito por
Ciencia
0

Hoy es el Día Internacional de la Felicidad y también ha dado el pistoletazo de salida la esperada primavera. Dos efemérides importantes a las que hay que sumarle otra más: el Día Mundial del Gorrión. Sí, esos pájaros tan cariñosos que vienen a robarnos las migas de pan tienen su propio día. Y lejos de parecer algo inocuo, es una fecha para que la población se conciencie: cada vez quedan menos gorriones en la Tierra y su supervivencia es esencial para el ecosistema.

De acuerdo a datos desvelados por SEO/BirdLife, el gorrión común ha tenido un declive global por encima del 15 por ciento desde 1998. En cuanto al gorrión molinero, este ha presentado una caída de hasta el 6 por ciento, lo que refleja el impacto que está teniendo la acción humana.

En nuestro país conviven un total de cinco especies de gorrión. El más habitual lo lleva el propio nombre: gorrión común, que es el típico que vemos por ciudades y cuya forma conocemos casi todos los lectores (sobre todo si sois españoles). En segundo lugar estaría el molinero, que se caracteriza por tener un tamaño más pequeño y delicado; además, guarda una fuerte relación con la actividad humana.

En tercer lugar estaría el chillón, cuya población sí ha crecido desde 1998 gracias a su menor necesidad a la hora de depender de los humanos. Así mismo, esto también le ocurre al gorrión moruno, que estaría en cuarta posición y cuyas características son muy similares a la del chillón.

Y para finalizar en quinto lugar está el gorrión alpino. Su nombre también desvela un poco de su idiosincrasia: es propio de cumbres montañosas donde existen neveros, y es la especie más afectada de todas debido al cambio climático (a mayor calentamiento, menor número de pájaros).

En todos ellos se da una particularidad: la acción humana está afectando a su modo de vida. Ya hemos comentado que algunos dependen más que otros de los humanos, pero la intensificación agraria, el uso de pesticidas, la contaminación atmosférica o la ausencia de lugares de nidificación son causas comunes de la baja natalidad en tres de las cinco especies.

Estadísticas pormenorizadas

En el Día Mundial del Gorrión, un alegato por su supervivencia

Si analizamos los datos con más detenimiento, vemos que entre 2015 y 2016 la población cayó hasta un 7 por ciento. En los últimos 18 años, la caída del 15 por ciento comentada en el segundo párrafo se traduce en la nada despreciable cifra de 25 millones de gorriones menos.

En el ámbito europeo, el número es aún más demoledor: un 63 por ciento menos. En Gran Bretaña, por ejemplo, se perdieron 10 millones de gorriones en las décadas de los setenta y ochenta. “El análisis realizado, incluyendo los datos de la primavera de 2016, nos muestra un nuevo bajón de la población del gorrión común. Sólo en este último ejercicio, la especie cae un 7 por ciento”, recalcó en su momento Juan Carlos del Moral, coordinador del Área de Seguimiento y Estudio de Aves de SEO/BirdLife.

“Es normal que especies de pequeño tamaño tengan fluctuaciones poblacionales grandes. Son aves que se reproducen una, dos o tres veces en la primavera y sacan adelante varios pollos en cada una de esas reproducciones. Pero cada vez son menos los pollos que logran sobrevivir y menos las veces que se reproducen por lo que, aunque en primaveras con buenas características se recupera algo su población, en temporadas peores los bajones son acusados. Este fenómeno ha provocado que el declive del gorrión común en España llegue al 15 por ciento desde que tenemos registros, en 1998”, finalizó del Moral.

¿Se puede ayudar en el Día Mundial del Gorrión?

Seguramente la pregunta que te hagas es la que aparece justo en la línea superior: ¿se puede ayudar de alguna manera a los gorriones que habitan en el país? La respuesta a esta duda es sí, claro que se puede. SEOBird nos trae algunas claves y recomendaciones que podemos seguir para ello:

Instalar comederos: tal como comentábamos en párrafos superiores, los gorriones se están encontrando algunos problemas a la hora de encontrar comida. “La alimentación suplementaria puede ser de gran ayuda para las aves, sobre todo en invierno”, apuntan en su portal. “Hay muchos tipos de comederos en los que se pueden aportar semillas, frutos secos, fruta dulce, pasteles de sebo… ¡Si te animas puedes incluso fabricarlos tú mismo!”.

Instalar nidales: la ausencia de nidos cada vez es más palpable. Crear nidos artificiales con cajas sirve para que estén lejos de los depredadores y más cobijados que a la intemperie.

Mejorar el jardín: esta puede que te suene rara a simple vista, pero es fácil de aplicar. Lo que la organización demanda es que pongamos en prácticas acciones más ecológicas. Esto supone que se eviten los pesticidas, utilizar vegetación autóctona o limitar la superficie de pavimento artificial. “También puedes plantearte colocar un bebedero o una charca permanente. Tendrás visita muy a menudo”, matizan.

Con estos simples consejos podemos conseguir que los pájaros silvestres tengan una vida mejor. En nuestras manos está el poder ayudar a los gorriones más de lo que pensamos. La supervivencia de la especie es también tarea nuestra.

Compártelo. ¡Gracias!