Calzoncillos antiWiFi: ¿magufada o invento del año?

Escrito por
Ciencia
0

Ahora que leo el titular, seguramente estemos ante las dos cosas: la magufada y el invento del año. El CES2017 nos ha dejado, sin lugar a dudas, lo que va a ser una de las imágenes del año -y eso que sólo estamos a 4 de enero-: unos calzoncillos antiWifi.

Denominados calzoncillos Spartan, estos protegen tus partes del “99 por ciento de las radiaciones, proporcionándote salud y fertilidad”. El proyecto se ha dado a conocer por todo lo alto en la afamada feria, aunque no le ha hecho falta mucho bombo: en sólo tres días ya ha conseguido el 189% en su campaña de financiación, es decir, un total de 19.664 dólares en el momento que se redacta este artículo.

Según sus creadores, los calzoncillos son muy cómodos y fáciles de poner, por lo que los usuarios no notarán grandes diferencias con los habituales. De hecho, el eslogan de la campaña es “protege tus activos más valiosos”.

El alarmismo

No cabe duda de que el CES debería pensarse dos veces a quién lleva a los expositores de su feria. Que en 2017 todavía haya personas que hablan de las propiedades negativas de las redes WiFi es no sólo un signo de magufería por parte del evento, sino también de descrédito hacia el resto de compañías que se dan cita.

Como ya se ha explicado en infinidad de ocasiones, las señales WiFi operan en frecuencias de 2,4 GHz o 5 GHz, es decir, las mismas que puede usar tu microondas, el teléfono móvil o un dispositivo Bluetooh. Se les conoce popularmente como radiaciones “no ionizantes“, es decir, aquellas que no poseen suficiente energía como para producir daños en los tejidos celulares.

A pesar de que algunos estudios apuntan a que por la noche se apague el WiFi, que no se duerma con el móvil cerca o que se intente despegar lo máximo de las partes nobles porque puede dejarte estéril, la realidad es que organismos como la Agencia de Protección de Salud Británica han confirmado que no existen evidencias del daño de las ondas WiFi.

De hecho, y para que nos hagamos una idea de lo inocuas que son, si permaneciéramos en una red WiFi durante un año recibiríamos la misma radiación que durante una llamada de 20 minutos con nuestro móvil.

Si te quieres comprar los calzoncillos, todo tuyos, pero te van a ayudar bastante poco…

Compártelo. ¡Gracias!