Bioimpresora 3D, la primera impresora capaz de crear piel humana

Escrito por
Ciencia
0

En España hemos dado un nuevo salto en lo que a impresión 3D se refiere. Los científicos de la Universidad Carlos III de Madrid, del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas, del Hospital General Universitario Gregorio Marañón y la compañía BioDan Group han desarrollado un prototipo de bioimpresora 3D con capacidad para crear piel humana totalmente funcional.

Este avance es muy importante en el campo médico, ya que esta piel podrá ser utilizada tanto en pacientes que la necesiten como para el testeo de productos químicos o cosméticos. Además, la recreación es realmente asombrosa, dado que reproduce la piel humana tanto en su primera capa externa, con la epidermis con su estrato córneo, como otra más profunda y gruesa, la dermis. De hecho, esta última capa presenta hasta los fibroblastos que producen el colágeno que otorga resistencia y elasticidad a la piel.

De acuerdo a los diferentes equipos, esta piel se convierte en uno de los primeros órganos humanos creados por bioimpresión. El mecanismo más importante no es la impresora como tal, sino las biotintas. A diferencia de los cartuchos de tinta de colores tradicionales, para recrear la piel se recurre a jeringas con distintos componentes, por lo que el proceso es más sofisticado.

Dos procesos

Según detallan los investigadores, existen dos procesos de producción de esta piel. El primero es el de piel alogénica, es decir, a partir de un stock de células a gran escala se crean tejidos en cantidades industriales; el segundo es piel autóloga, fabricada caso a caso a partir de células del propio paciente y que estaría destinada para fines terapéuticos.

Para Juan Francisco Cañizo, investigador del Hospital General Universitario Gregorio Marañón y de la Universidad Complutense de Madrid, “saber cómo mezclar los componentes biológicos, en qué condiciones manejarlos para que no se deterioren las células y cómo realizar la deposición adecuada es la parte crítica del sistema”.

“Utilizamos únicamente células y componentes humanos para producir una piel bioactiva y que genere su propio colágeno humano, evitando el uso de colágeno animal como hacen otros métodos”, matizan a Sinc.

“Este método de bioimpresión permite generar la piel de manera automatizada y estandarizada, y abarata el proceso respecto a la producción manual”, subraya Alfredo Brisac, consejero delegado de BioDan Group, empresa nacional de bioingeniería especializada en medicina regenerativa involucrada en el proyecto.

A falta de una regulación final, todo apunta a que dentro de poco tendremos en el mercado un nuevo modelo para fabricar pieles.

Compártelo. ¡Gracias!