Mi maquiavélica historia con Simyo

Os cuento un poco mi historia con Simyo que es tremenda. El día 10 de diciembre del año 2008, mi teléfono móvil (644472003) dejó de tener servicio. Simyo, con la que tenía contratado el servicio, y llevaba casi un año, no respondía al número de atención al cliente al que estuve llamando durante días enteros desde el teléfono Simyo de una compañera de trabajo.

Así pasaron los días, hasta que decidí llamar al número 902222010, de tarificación adicional, y me atendieron después de más de 10 minutos (3 euros). Pues me dijeron que no aparecía en el sistema, que ese número de teléfono no era mio. Entonces decido consultar el portal de internet de la empresa, donde deberían estar todos mis datos, y resulta que había desaparecido mi número de teléfono y todos los detalles de mis facturas y consumo, en su lugar había otro número que no se de quien es y que además no tenía nueve cifras. Llamo nuevamente a Simyo despúes de esperar más de 40 minutos en sucesivas ocasiones desde el móvil de mi compañera. Me dicen que en unos pocos días se ponen en contacto conmigo. Pasaron semanas y nada, hasta que decidí llamar nuevamente. Relaté toda la historia a la persona que me atendió y esta me dijo que había abierto una reclamación con el número de referencia 10613-386221. Me dice la persona que ya se pondrán en contacto conmigo.

Pasaron varias semanas más y nadie se puso en contacto conmigo, ni por e-mail, teléfono fijo u otro número de móvil que les había facilitado. Además de no tener servicio, me facturan en el Banco un importe de 18,34 Euros en Diciembre, 38,23 Euros en Enero y 13,86 Euros en Febrero, hasta que ordené al banco la devolución de cualquier recibo proveniente de esta empresa. No tenía servicio y me estaban facturando de más. Llamé nuevamente a atención al cliente y nadie supo decirme nada. Apelé al número de reclamación antes mencionado y me comunicaron que estaba aún sin solucionar. Siguieron pasando los meses, y aún hoy día no tengo noticias de esta compañía (estamos a 2 de Semtiembre de 2009).

Por esto he interpuesto una denuncia a Simyo en la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información en la C/ Capitán Haya nº 41 - 28071 (Madrid). Ellos tienen previsto en el contrato un sistema de indemnización, pero por la fecha en que estamos, es una buena catidad de dinero. Pues eso, tened cuidado con esta compañía, que cuando falla no es fácil resolver los probelmas.
 
Sí, con un par, me alegro que reclames lo que es tuyo, hay que acabar con este terrorrismo empresarial
 
xalut43 dijo:
Sí, con un par, me alegro que reclames lo que es tuyo, hay que acabar con este terrorrismo empresarial

+1

Suerte y que salga todo bien.
 
Pues yo me parece que voy por el mismo camino que tú, y me van a hacer aparecer por Capitán Haya.

Desde primeros de noviembre de 2008 que tengo problemas con las conexiones, y en un máximo de 48 horas me iban a llamar, a 4 de Septiembre de 2009 sigo esperando esas 48 horas.
La mejor de la discusión de ayer, que como no soy el titular de la línea, aunque esté autorizado a ello, a lo único que estoy autorizado es a que me informen (que más quisiera yo), sólo tienen 19 incidencias cuando he llamado doscientas mil veces, ayer me iban a llamar en el transcurso de la tarde, sigo esperando, esta mañana que a lo largo del día sigo esperando. Y encima el supuesto supervisor, de mala manera diciéndome que llevaba veinte minutos con su compañera, y yo llevo un año esperando que me contesten y me solucionen el problema.

No responden a mail's, por teléfono no hacen ni caso, mas que te abrimos una incidencia o la volvemos a relanzar, y así puedes continuar toda la vida.

Las devoluciones no proceden según ellos porque hay tráfico de datos, tráfico de datos nulo (velocidades de conexión entre 0 y 5 Kbps) y se puede ver en las facturas que hay un mínimo de 10 conexiones diarias, con escasos Kbps.

Encima me intentan facturar dos veces en el mismo mes, ¿Y de quién es el problema? DE MI BANCO, que se inventa los cargos que factura Simyo
 
Arriba