La España insostenible.

El PP de Feijóo también cae en cierto populismo, porque esos 60.000 millones simplemente se debem eliminar del gasto del Estado. Desde Aznar España vive de tarjeta de crédito, y aproximadamente esos 60.000 el exceso de gasto público respecto a ingresos, pero parece que para Feijoo merece la pena ese populismo para ganar votos. Cuando España tenga superavit, o un deficit moderado, se podría pensar en dedicar dinero a las familias.

El plan anticrisis del PP revisará 60.000 millones

de despilfarro público para destinarlos a las familias

El plan de Feijóo para rebajar el IRPF: ajustes en todas las escalas para desactivar la inflación

El ‘plan Feijóo’ que Sánchez rechaza ahorraría 3.500 millones en IRPF y 23 € por depósito de gasolina

Lea aquí la propuesta del PP para ajustar el IRPF a la inflación

Gasto público

Además de la bajada de impuestos, la ambiciosa propuesta del Partido Popular para aliviar la crisis económica recoge una importante revisión del gasto público del Gobierno socialcomunista que podría ser empleado a las familias españolas. Los populares toman como referencia el cálculo del Instituto de Estudios Económicos (IEE), según el cual el Estado «podría reducir su gasto público en un 14% y seguir ofreciendo el mismo nivel de servicios públicos si lograra mejorar su eficiencia hasta alcanzar niveles similares a los de la media de la OCDE». Esto se traduce en «un ahorro de recursos del orden de unos 60.000 millones de euros». En otras palabras, 60.000 millones de gasto ineficiente que puede destinarse a hacer que la grave situación económica sea más llevadera.

 
Está bien eso, pero que no pase como aquí en Cataluña que los automovilistas estaban muy contentos porque ya no se paga en las autopistas,. ¡¡jejejejej! Pero rápidamente no tardo el Guber de los nacionalistas de sacarse de la manga un nuevo impuesto por la contaminación de los coches, según ellos contaminantes y la multas de 2000 y 3..000 € se han dejado de caer, por carta certificada y en catalán, ¡¡¡toma ya!!!!
Siempre pasa, porque en manos como esta el gobierno de independentistas, antisistemas y antiguos etarras, ya no vale lo que diga el gobierno central, sino que la última palabra siempre la tiene esas autonomías a las que el PSOE les deja hacer lo que quieren. Y que con el PP como ya vimos, pasaría igual, porque los votos del los catalanes valen mucho

Saludos
 
Última edición:
Arriba