Descanse en Paz.

Era tan buen economista como buena persona, era un placer escucharlo, y otro placer los abrazos que daba a todo el mundo el docto y afable Gay de Liébana. Lo echaré de menos. Descanse en paz.


El doctor en Economía y Derecho, José María Gay de Liébana, popular divulgador en diversos medios de comunicación, ha fallecido a los 68 años tras una larga enfermedad, según han confirmado a Efe fuentes de la Universidad de Barcelona (UB), en la que era docente.

Conocido en los medios como el "economista indignado", Gay de Liébana ejercía de profesor titular de Economía Financiera y Contabilidad en la Universidad de Barcelona y era Académico Numerario de la Real Academia de Doctores.

 
Qué trágico accidente, qué absurdos golpes da la vida, tenía una voz muy dulce, simpática, ella era la voz del Corte Ingles, de los pocos anuncios que me gustaba escuchar. Qué pena, así de dura e incompresible es a veces el destino en la vida. DEP.


Falleció la madrugada de este miércoles 8 de septiembre a los 38 años tras sufrir una caída en su domicilio


Luto en esRadio y Libertad Digital: muere la joven periodista Elia Rodríguez en un accidente doméstico




Luto en el grupo Libertad Digital: la joven periodista radiofónica Elia Rodríguez, voz habitual de la emisora esRadio, ha fallecido este miércoles 8 de septiembre de 2021 en un accidente doméstico. El grupo para el que trabajaba ha precisado que Elia, de 38 años y nacida en Segovia, sufrió una caída en su domicilio.

Elia Rodríguez estuvo vinculada a esRadio desde el nacimiento de la nueva emisora de Federico Jiménez Losantos.

Directora y presentadora del magacín Es la mañana de fin de semana, ha sido también durante todos este años la voz de los toros en esRadio, en Es Toros. También fue todos estos años la voz de El Corte Inglés en Es la Mañana de Federico.

Tanto el sector taurino como los oyentes y compañeros han manifestado su dolor en las redes sociales ante tal trágica noticia. Descanse en paz.

Cuando unos te dan la espalda, siempre hay personas buenas, aquellas que te miran de frente y confían en ti.Gracias Elia Rodriguez por tu amistad, por confiar en mi, por las risas en la radio, por permitirme formar parte de el equipo de @findesradio Te has ido demasiado rápido. pic.twitter.com/X2ftL3eaiB
— pgaguado (@pgaguado) September 8, 2021
Acabo de enterarme de la muerte de Elia Rodríguez. Vaya palo. Era una gran periodista, una gran compañera y una gran persona. Descanse en paz. Hoy estamos de luto en esRadio.
— Luis del Pino (@ldpsincomplejos) September 8, 2021
No me puedo creer que no te volvamos a escuchar contándonos las ofertas de El Corte Inglés y alegrándonos los fines de semana. Una persona extraordinaria y genial compañera. Te querremos siempre Elia Rodríguez. pic.twitter.com/0cu5TieMmy
— Miguel Ángel Pérez Rodríguez (@miguelpr83) September 8, 2021
Consternados por la triste noticia del fallecimiento de Elia Rodríguez, periodista de @esRadio y presentadora del programa @EsToros
Mandamos todo nuestro ánimo a la familia en estos momentos de dolor. Descanse en paz. pic.twitter.com/zqPztdOVUS
— Fundación Toro Lidia (@ftorodelidia) September 8, 2021
Desde El Club de los Viernes lamentamos profundamente el fallecimiento de Elia Rodríguez, excelente profesional, persona culta y alegre, periodista necesaria.
Nuestras condolencias a todo el equipo de @esRadio y familia, y a Federico Jiménez Losantos, socio de honor del Club. pic.twitter.com/HVxK65vey5
— Club de los Viernes (@clubdeviernes) September 8, 2021
Acaban de comunicarme que ha muerto Elia Rodríguez. Era -lo seguirá siendo en mi memoria- un ser extraodinario en todos los aspectos posibles de la condición humana. Trabajé con ella en distintos programas de https://t.co/wjmmdntiEU y formó parte del equipo de Libros con Uasabi.
— Fernando Sánchez Dragó (@F_Sanchez_Drago) September 8, 2021
Siento muchísimo escuchar que ha fallecido Elia Rodríguez, la directora de @EsToros. Una mujer preciosa, profesional y demasiado joven. Todo mi cariño para la familia de @esRadio. Lo siento mucho. Descanse en Paz. pic.twitter.com/iEjo6oLn7t
— Cristina Seguí (@CristinaSegui_) September 8, 2021
Estoy impactada @ldpsincomplejos Siento muchísimo la muerte de Elías Rodríguez, una rara avis del periodismo que teníamos a gala en @esradio : culta, inquieta, inteligente… Cómo disfruté la entrevista que hizo este sábado a Marián Rojas. Dencanse en Paz, mi más sentido pésame. https://t.co/uHnqIwpxqt
— Ketty Garat (@KettyGarat) September 8, 2021
Mi más sentido pésame a toda la gente de @esRadio por el fallecimiento de Elia Rodríguez, una periodista joven y encantadora, cuya muerte nos impresiona a todos los oyentes y colaboradores.#descanseenpaz
— Fray Josepho (@FrayJosepho) September 8, 2021
No tengo palabras. Nos ha dejado Elia Rodríguez. Gran compañera, gran persona, gran profesional. Siempre una sonrisa, siempre un buen gesto. Siempre te recordaremos. Un abrazo a su familia. pic.twitter.com/Cry5Ci4Tkf
— Mariano Alonso (@mariano_alonsof) September 8, 2021
⚫ Desde el equipo de Onda Ruedo queremos mandar un fuerte abrazo a la familia de Elia Rodríguez @EsToros y a todos sus compañeros de @esRadio.
Lamentamos profundamente su fallecimiento.
D. E. P.
— Onda Ruedo (@ondaruedo) September 8, 2021



Este miércoles 8 de septiembre de 2021 ha golpeado con crueldad al Grupo Libertad Digital con una noticia que nunca hubiésemos querido dar: nuestra querida compañera Elia Rodríguez falleció el martes por la tarde de forma repentina a causa de un accidente doméstico, una caída, en su domicilio.
Elia era una de las voces emblemáticas de esRadio desde sus inicios y una de las más queridas por nuestra audiencia y por todos los que tuvimos la suerte de trabajar con ella. La radio era su pasión y así lo atestigua su trayectoria en esta casa: directora y presentadora del magacín Es la Mañana de Fin de Semana, con el que acompañaba y entretenía a los oyentes todos los sábados y domingos. Elia ha sido también la voz de los toros en esRadio, en Es Toros, programa fruto de su empeño y de su compromiso con la fiesta nacional. Y, además, Elia era la voz de El Corte Inglés en Es la Mañana de Federico.
Desde que la noticia ha transcendido no han dejado de llegar mensajes de todos los puntos de España mostrando sus condolencias, prueba del afecto y el cariño que Elia se había ganado con su excelente trabajo, su vitalidad, su alegría y esa cercanía, tan suya, a los oyentes.

El Grupo Libertad Digital y todos sus compañeros trasladamos nuestro más sentido pésame a su familia y a sus seres queridos. Descanse en paz nuestra Elia. Te recordaremos siempre.



 
Última edición:
Federico Jiménez Losantos


Cuando la pena nos alcanza



Para Elia, la muerte no será el final. Pero su pena, ay, nos ha alcanzado de lleno​


a muerte ya no puede afectarnos. La pena, sí. Y nunca he sentido tan de cerca la pena como al recibir esta mañana la noticia de la muerte de Elia. Ha muerto a lo legionario y a lo torero, de una cornada seca, en un día sin aparente historia, un miércoles, que, sin embargo, será ya definitivamente inolvidable, porque es el último de su vida y el primero de nuestra pena.

Desde que un 7 a las 7 empezó esRadio, Elia siempre estuvo allí. No le he preguntado a Javier Somalo cómo llegó, ni quién la contrató, ni si alguien la recomendó o se presentó pidiendo una oportunidad, como una novillera dispuesta a matar las atroces corridas de agosto, de limpieza de corrales, en las que cada zambombo, veleto o cornivuelto, burriciego o reparado de la vista, lleva una cornada a nombre del primero que se le quiera acercar. El caso es que Elia siempre estaba allí, y ahora que ya no estará, todavía más.

Cuando nos veíamos en los pasillos, hablábamos de toros, de literatura, del padre Mundina, de la Legión y de alguna curiosidad cultural que en ella era como hablar de sí misma, porque Elia era -qué absurdo resulta decir era- la curiosidad en persona, inagotable en su afán de leer más, de saber más y de hablar más, siempre más, sobre lo divino y lo humano. Tenía una mirada incandescente, de piconera o carbonerita de Romero de Torres, así como de abajo arriba, aunque mirase de arriba abajo, una manera infantil de mirar, como disculpándose por estar ahí, por ser tan joven, por querer saber tanto.

Veinticinco años tendría Elia aquel año azacanado en el que la radio y el periódico los hacíamos en dos pisos con cien escaleras y siete pisos de por medio, cuando me dijo una palabra que desde entonces cada vez que la he oído, me la ha recordado: chapiri. ¡Ah, la Legión! Elia lo decía como si se refiriese a un familiar algo trasto, pero que -sonreía- no podría llamarse de otro modo. Naturalmente, ¿cómo iba a llamarse el chapiri más que chapiri?

Elia no sólo estaba, sino que era. Tenía un serio, dramático, afán de ser. Me daba algo de miedo verla tan agónicamente entregada a leer y leer, hablar y hablar, ver y ver. No sé si alguna vez le dije que en la vida hay tiempo para todo, pero no es verdad. Elia intuía su tiempo tasado y tal vez por eso vivió aprisa, como una gran persona, una gran periodista, una gran española. Para ella, la muerte no será el final. Pero su pena, ay, nos ha alcanzado de lleno.

 
Última edición:

A partir de este fin de semana, Jaume Segalés se hará cargo del tramo horario del fin de semana en el que Elia se dirigía a sus oyentes. Pero los dos primeros programas, este sábado y este domingo, serán para ella, para dar cabida a tantos mensajes y despedidas de sus amigos y colaboradores, para volver a escuchar algún momento de su voz.
Estarán con nosotros todos sus colaboradores habituales: Javier Santamarta, Miguel del Pino, Manuel Comesaña, Pedro García Aguado, Miguel Ángel Ferreiro, Emma Nogueiro, Jesús Alcoba y, por supuesto, la contratertulia al completo con Juanma González, Jesús Úbeda, Antonio Poveda y Dani Palacios. Pero no serán los únicos, hablaremos también con otras voces, muy conocidas por la audiencia de esRadio, que también quieren despedirse de nuestra compañera.

 

Elia era un mujer increíble, muy simpática, parecía que hacia programas de entretenimiento, magacines de fin de semana, esa mujer estaba todos o casi todod los dís de la semna en la radio, y era increíble lo que sabía de literatura, de cine, y hasta de toros tenía un programa, aparecia en una tertulia de catedráticos, o de expertos de cine, y me dejaba impresionado como se codeaba con ellos por lo que sabía, lo que leía y sabia esa chica era impresionante, pero es que ademas tenía una fortma de hablar muy peculiar, muy entrañable,muy suya, en el prgrama de federico metía cuñas en directo del Corte Ingles, y era divertido escucharla, porque improvisaba sobre la marcha con mucho ingenio según fueran las noticias, los únicos anuncios que escuchaba con placer, por su gracia e ingenio, y aún sabiendo tanto era una mujer muy joven, y se notaba la voracidad que tenía por aprender, también hacía programa de crítica de cine, y no solo me gsutaban sus críticas, sus gustos, sino cómo lo decía y argumentaba. Era única, cualquier muerte es muy penosa, pero algunas como esta especialmente, por lo únicas e insustituibles que son esas personas, por lo mucho que se la echa de menos ahora.


Javier Santamarta
Por siempre, Elia

Una buena amiga de Elia me dijo hace poco que no existen casualidades, sino causalidades. No me cabe duda de que Elia, nuestra Elia, la Elia que ya siempre vamos a llevar en nuestros corazones, ha elegido este día para que estemos todos recordándola. Tal vez no lo sepan o no hayan caído, pero hoy se celebra la Noche de los Libros. Y si algo le gustaba a Elia más que un steak tartar o una peli de miedo ¡eran los libros! Libros que devoraba como ella vivía todo. De manera intensa, profunda, con una delectación ávida, impaciente… Como es ella en definitiva. Y sí, digo "es" y no "era". Pues es imposible metafísicamente pensar que Elia no va a seguir entre nosotros. Los creyentes sabemos muy bien dónde está. Para los que no lo sean, será imposible que su recuerdo se borre de sus mentes y corazones.

Y por eso Elia es. Está aquí. Mirándonos con sus ojos cordobeses y con su sonrisa que no la igualaba un arco del acueducto de Segovia. Y no me digan que exagero o que me mueve el cariño. Todos los que aquí estamos nos hemos sentido deslumbrados por ella como gamos o ciervos ante los faros de un auto en la noche. Si por algo me ha venido esta metáfora, que raya lo ñoño (cosa que odiaba Elia), es porque aún recuerdo el día en que por primera vez me encontré con ella en la radio, delante de un micrófono rojo con letras blancas, sin imaginar la de lustros que le aguardaban frente a él. Con su pelo recogido de manera imposible, y con esa voz recia que chocaba con su imagen, llevaba un vestido con un cervatillo estampado. Una enorme cabeza de Bambi, que le hacía competencia con esos quinqués incandescentes con los que te miraba.

Con esa curiosidad insaciable que tenía, y con el poco respeto hacia las canas de quien fuera. Por grande o ilustrado que se tuviera. No me cabe duda de que Elia ya ha organizado una cita literaria con Montaigne para felicitarle por su empeño con la verdad y la libertad; una tertulia entre Schopenhauer y don Federico (Nietzsche, por supuesto), para exponerles su punto de vista sobre la intensidad del hecho de "pensar hasta el final" (no, si a intensa a nuestra Elia, como se pusiera, no había quien la igualara, y así pasaba, que acababa teniendo las amigas y conocidas que verdaderamente merecieran la pena); e incluso fijo que ha concertado una cita para una entrevista con el Altísimo, en la que esperemos que pueda meter cuchara el Padre Eterno. Pues, como se entusiasme Rodríguez, va a ver lo que es que le cambie el guión. Con cariño y respeto. ¡Pero se lo cambia! ¡Vaya que si se lo cambia!

Como a todos nos ha cambiado el guión un designio inentendible para los que aquí hoy quedamos. Que nos ha dejado tristes. Desconsolados. Pero no tenemos que estarlo. Porque precisamente Elia fue siempre sinónimo de alegría. De música. De risas. Y no. No voy a vestir luto por ti, Elia, pues, aunque te encantaba ir de negro, te jorobas. Y vamos a recordarte con colores. A brindar por ti y a cantar como hiciste con Freddy Mercury. Ya sea heavy metal, una zarzuela o una jota. Como la de "La chica segoviana". Esa que dice que "son sus ojos más bonitos que la lunita de enero". Y, con el ritmo del almirez y rascando sobre una botella de anís, reiremos para tenerte así siempre con nosotros. Sabiendo que nos abrazas desde donde mereces estar, aunque, con esas prisas tuyas, hayas llegado antes que nosotros. No por eso te quedarás sin nuestro cariño y nuestro recuerdo. Por siempre. Elia.

Nota: este texto es el elogio fúnebre pronunciado por el autor en la misa funeral celebrada este viernes en memoria de Elia Rodríguez en la Catedral Castrense de Madrid.

 


premio-academia-radio-elia-rodriguez-170322-1_redimensionar.jpg


Elia Rodríguez, Premio Nacional de Radio:

"Tu voz tiene su eco en la eternidad"

La periodista de esRadio ha sido galardonada este jueves, a título póstumo, por la Academia Española de la Radio.

Juanma González recuerda la tenacidad de Elia, que "lindaba con lo obsesivo": "Se leía los libros enteros, los destrozaba y subrayaba. Se aseguraba de hacer justicia al invitado, aunque al final ellos se lo tenían que hacer a ella. Todo ello a costa de su tiempo personal, claro. Se tomaba muy en serio su oficio". El periodista de LD, colaborador de Es la mañana de fin de semana, considera que los homenajes son "merecidos, felices y tristes a la vez": "Obligan a uno a recordar y hasta, en un sentido egoísta, pensar en lo que nos hemos perdido para el futuro. Me alegra mucho que se reconozca su labor y me parece justo".
- Seguir leyendo: https://www.libertaddigital.com/cul...-tu-voz-tiene-su-eco-en-la-eternidad-6877483/

 
Última edición:
Arriba