(GITEX) 20 empresas quieren alquilar red publica extremeña

El grupo público GPEX ha conseguido la licencia de operador mayorista para alquilar la red a los operadores que den servicio final

FUENTE: www.hoy.es
Una veintena de empresas están en conversaciones con la Administración autonómica para alquilar la red regional de fibra óptica y dar servicio final de telefonía, Internet o televisión a particulares y empresas. Ancho de banda requerido, posibilidades técnicas e importe del alquiler son las cuestiones en negociación que lleva el Gestor de Infraestructuras de Telecomunicaciones de Extremadura (GITEX).

La Junta es propietaria de una red de fibra óptica de más de 500 kilómetros que une las principales ciudades de la región. Se construyó con objeto de conectar los centros sanitarios importantes, los científico-tecnológicos y los campus universitarios, pero hace un par de años, como le sobraba capacidad, decidió alquilar parte de la misma a los operadores privados.

El encargado de la gestión es el Grupo de Empresas Públicas (GPEX) por medio de su Gestor de Infraestructuras. El primer paso, cumplido en febrero pasado, es la licencia concedida por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones a GPEX para que se convierta en operador mayorista de telecomunicaciones.

Primeras adjudicaciones

Ha sido contratada ya una empresa para el mantenimiento de las redes físicas de fibra óptica, y hoy se abren las ofertas para gestionar el centro de operaciones de red, el corazón del sistema en el que otra empresa se encargará de vigilar que funcione este tendido extremeño de telecomunicaciones de alta velocidad (hasta 100 gigas), y de resolver las incidencias.

Una vez esté en funcionamiento ese centro de operaciones, la Junta podrá garantizar a los operadores privados una calidad regular de funcionamiento en la red principal de propiedad pública, y se la podrá alquilar.

El primer interesado es la Sociedad Promotora de Telecomunicaciones de Extremadura, participada en un 51 por ciento por Telecable Asturias, que pretende llevar telefonía, Internet de alta velocidad, televisión digital y otros servicios de telecomunicaciones a 134.000 hogares extremeños en una primera fase.

La red principal de propiedad de la Junta consiste en un anillo de 389 kilómetros que une Mérida con Cáceres, Plasencia, Navalmoral y Trujillo; de Miajadas sale un ramal de 23,7 kilómetros a Don Benito; a Almendralejo y Zafra llega otro de 65 kilómetros procedente de Mérida, y de esta última sale un ramal más hasta Badajoz de 64 kilómetros que pasa por la finca La Orden.

De Badajoz parte por otro lado un ramal que conecta con la red científico-tecnológica portuguesa FCCN, gemela de la española IRIS; ambas tiene solo otra conexión, Oporto-España.
Sin embargo estas redes sólo llegan a centros públicos como sedes tecnológicas, hospitales y facultades universitarias; los operadores privados que alquilen cables de fibra a la Junta tendrán que instalar la red capilar final que lleve calle por calle los servicios comerciales a los edificios de vecinos.

Según Manuel Ladera, director gerente del Gestor de Infraestructuras, hay más de 20 empresas interesadas en aprovechar en mayor o menor medida la red pública de fibra óptica.

Aparte de la Junta hay otros operadores como el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, Iberdrola o Gas Natural que también poseen fibra y la alquilan.
 
Arriba