Investigan un sistema de retroalimentación para móviles

Un equipo de investigación de la prestigiosa universidad de Cambridge está investigando el aprovechamiento de la luz “perdida” de las pantallas de los dispositivos móviles para reutilizarla como cargador de batería, aumentando de forma significativa la duración de éstas. En otras palabras: la luz de la pantalla del móvil serviría para retroalimentar su propia batería.



Los investigadores, liderados por el profesor Nathan Arokia, están trabajando en el desarrollo de una fórmula que permita aprovechar toda esa luz que la pantalla malgasta, para alimentar a la propia batería del dispositivo, consiguiendo así que la carga de esta durase más, algo en lo que los grandes fabricantes llevan compitiendo mucho tiempo. Como prototipo, los investigadores han diseñado un dispositivo que captura la luz no aprovechada por una pantalla OLED, para transformarla en energía que pueda abastecer a la propia batería del dispositivo. Parece que el fastidio de tener que cargar el móvil todos los días puede esta cerca de terminarse.

El equipo de investigación tomó como base un dato cuanto menos llamativo: solo el 36% de la luz de la pantalla se proyecta hacia delante, es decir, que un 64% del total de la luz se escapa o se desaprovecha por los bordes de la pantalla. Esa luz desaprovechada es la que estos investigadores universitarios quieren reutilizar para mantener la carga de la batería el máximo tiempo posible. El dispositivo encargado de capturar esa luz “sobrante” esta compuesto por minúsculas células de silicio hidrogenado y amorfo, es decir, adaptable a cualquier superficie de cualquier dispositivo. Estas células funcionan como las placas solares, capturando la luz y convirtiéndola, a través de diversos circuitos, en energía adaptada a la batería, para mantener su carga.



Estas pequeñas células solares se encuentran dentro de la propia pantalla, y también en los bordes de la misma, para aprovechar al máximo la luz que emite y también algo de luz ambiental. El proceso de conversión de esa luz en carga adaptada a la batería es complejo y aún no está desarrollado del todo, por lo que los resultados son modestos todavía, pero no cabe duda de que esto supone un primer paso muy importante para conseguir que nuestro teléfonos móviles aprovechen al máximo la energía que emiten.

Aunque ya existen algunos cargadores solares para móviles (con mejor o peor funcionamiento), el hecho de adaptar ese sistema dentro del propio teléfono es algo original y productivo, y es probable que en pocos años podamos disfrutar de un sistema similar a éste en nuestros teléfonos, y olvidarnos de llevar siempre encima el cargador.


fuente
 
Como dice José Mota, las gallinas que entran por las que van saliendo :LOL: :LOL: :LOL:

La verdad es que siempre salen muchas noticias de que van a cambiar las baterías de ion-litio, pero al final llevamos ya varios años y seguimos con esas baterías, que se han demostrado insuficientes para los smartphones de hoy en día.

Este puede ser un sistema bueno, pero habrá que ver si se usa o se desecha como muchas otras cosas...
 
Arriba