Cómo tener una tarjeta virtual para comprar en el Black Friday sin riesgo

Gadgets

Comprar por Internet ya no es cosa de unos pocos, y tampoco es algo exclusivo para comprar ‘productos raros’. Nada más lejos de la realidad. De hecho, en fechas como el Black Friday, las compras por Internet suelen ser mucho más interesantes que en comercios físicos, porque no tenemos por qué esperar colas, ni revisar sitio por sitio perdiendo una enorme cantidad de tiempo. Pero ¿y si no quiero dar mi tarjeta de crédito o débito? Es fácil, porque puedes utilizar una tarjeta virtual que reduce los riesgos de comprar en Internet –que, por cierto, cada vez son menores-.

Las tarjetas virtuales son el aliado perfecto para los que tienen algo de desconfianza con respecto a las compras a Internet. Para algunos, lo ideal sería que se pudiera pagar contra reembolso; pero en la mayoría de los comercios online esto no es posible, y tenemos que contar con una tarjeta de crédito o débito, o bien con una cuenta en PayPal que, a fin de cuentas, nos exige también vincular una tarjeta. Así que, si no queremos poner en riesgo la tarjeta de crédito o débito asociada a nuestros ahorros, siempre podemos usar una tarjeta virtual, en la cual podemos introducir el ‘crédito’ que nosotros queramos en pre pago, y únicamente se podrá gastar esa cantidad como máximo

Una tarjeta virtual es como una tarjeta pre pago, ideal para los que tengan miedo a las compras por Internet

La tarjeta virtual, o la tarjeta pre pago, no existe físicamente. Pero sí que nos garantiza una numeración como una tarjeta convencional y una fecha de caducidad, además de un código de seguridad, que son los datos que necesitamos para poder hacer una compra a través de Internet. Su limitación está en que no vamos a poder utilizarla en comercios físicos, pero evidentemente no están pensadas para ello.

El motivo por el que son más seguras es tan sencillo como que los fondos asociados son pre pago. Es decir, que nosotros podemos ‘cargar’ nuestra tarjeta con 20 euros, por ejemplo, y será lo único que esté disponible allí. Entonces podremos hacer con ella una o varias compras con ese importe como máximo, y nadie podrá conseguir más dinero que ese, en caso de que nuestros datos se vieran comprometidos. No hay datos bancarios vinculados, ni vinculación tampoco con nuestra tarjeta de crédito o débito.

Qué tarjetas virtuales puedes ‘contratar’ para hacer compras seguras durante el Black Friday

Existen multitud de opciones, algunas de ellas específicas para clientes de determinadas entidades bancarias. Puedes consultar con tu entidad bancaria si, además de tu tarjeta de crédito o débito, puedes disponer de una tarjeta virtual. En cualquier caso, a continuación te contamos cuáles son algunas de las mejores tarjetas virtuales que existen actualmente. En todos, o casi todos los casos, solo vas a tardar algunos minutos en contratar la tarjeta virtual y poder empezar a utilizarla.

Bankia

La tarjeta Bankia es gratuita, sin cuotas ni comisiones de ningún tipo, y nos permite hacer recargas pre pago de un máximo de 1.500 euros. En caso de que queramos gastar más, no hay problema porque podemos hacer más de una recarga, pero el importe máximo será siempre de 1.500 euros, y no cuenta con soporte físico, luego tan solo se puede utilizar para compras por Internet.

BBVA

La tarjeta virtual BBVA no cuenta tampoco con cuota de ningún tipo, y tampoco comisiones, e igualmente está disponible para clientes de la entidad bancaria. Tampoco cuenta con soporte físico para compras y pagos offline, y está más limitada: las recargas que podemos hacer son de un máximo de 600 euros.

Banco Santander

La tarjeta virtual Santander nos ofrece recargas máximas de hasta 1.650 euros, y tiene ciertas comisiones, a no ser que se realice con ella un mínimo de compras. Como ventaja, frente a otras tarjetas virtuales que señalamos en este artículo, ofrece la opción de recarga en cajeros de la entidad. No obstante, la mayoría de ellas se pueden recargar por Internet en la web de nuestro banco, o directamente desde la aplicación para teléfonos inteligentes.

La Caixa

La Cybertarjeta de La Caixa no cuenta con soporte físico para compras offline, y no tiene comisión de alta; no obstante, esta tarjeta virtual para hacer compras por Internet tiene una comisión del 1% que se aplica a todas las recargas que llevemos a cabo. Si hacemos una recarga de 100 euros, por tanto, tendremos que pagar 1 euro de comisión. Y así por todas las recargas que llevemos a cabo, luego es más cara que otras alternativas que señalamos en este artículo.

EVO

Si necesitamos más de una tarjeta virtual, la de EVO es una posibilidad interesante. No vamos a disponer de soporte físico para poder hacer compras fuera de Internet, pero podemos hacer compras offline y disfrutar de una tarjeta virtual que no tiene comisiones ni cuota de ningún tipo.

Openbank

La tarjeta virtual de Openbank nos ofrece la posibilidad de hacer recargas de un máximo de 3.000 euros, mucho más que la mayoría de las que comentábamos anteriormente, y se puede recargar no solo desde Internet –en su web o en la aplicación para dispositivos móviles-, sino también a través de cajeros automáticos. En este caso, además, contaremos con una tarjeta virtual que no tiene comisiones ni cuotas, siempre y cuando alcancemos el mínimo de compras que señalan.

¿Es buena idea contratar una tarjeta virtual para compras online en el Black Friday?

Por norma general, . El motivo por el que muchos consumidores contratan una tarjeta virtual es que, como comentábamos, quieren mayor seguridad a la hora de hacer sus compras por Internet. Y eso es, efectivamente, lo que nos garantiza esta opción de tarjetas pre pago. Sobre todo, si vamos a comprar fuera de comercios online reconocidos como Amazon. No obstante, debemos tener en cuenta las condiciones, como en tarjetas virtuales que comentábamos anteriormente, porque en algunas se aplica una cuota de mantenimiento, o de alta, o comisiones por las recargas que llevemos a cabo.

También debemos tener en cuenta que algunas de estas tarjetas virtuales están limitadas, por la sencilla razón de que el importe máximo de recarga que aceptan es algo reducido. Si queremos comprar artículos de precio elevado tendremos que hacer varias recargas, en algunos casos. No obstante, si contratamos una tarjeta virtual sin costes de ningún tipo, efectivamente vamos a conseguir una mayor seguridad. Si, por ejemplo, los datos de esta tarjeta fueran robados, no podrán quitarnos más dinero del que estuviera pre cargado en esta tarjeta virtual.

Especial Black Friday en ADSLZone

Y si la compra online que llevemos a cabo fuera una estafa –que podemos evitar fácilmente-, tampoco estaremos poniendo en riesgo nada más que los fondos que hubiera pre cargados en esta tarjeta. No obstante, si compramos únicamente en tiendas online reconocidas, nuestros datos bancarios deberían estar siempre a buen recaudo.

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • Antonio C

    Bankia si tiene comisión. Si compras en comercios como Gearbest te cobran el 2% como comisión por uso de la red internacional de VISA. Es el único banco que cobra esa comisión dado que BBVA no lo hace y también se usa la red internacional de VISA.

  • Miguel CC

    La Caixa también tiene una tarjeta virtual prepago y sin comisiones, se llama CaixaWallet.

    • Paleolinguista

      O sea, “monedero” (wallet en inglés).

  • Franco Castillo

    ¿Y para Argentina hay?

    • Javier Sanz

      Suponemos que sí, consulta a ver, pero deberían los bancos de allí

  • Oscar Garcia

    Otra opcion es una tarjeta de Bnext es gratuita y sin comisión si compras en otra divisa

  • Aminata Diouf

    la de openbank funciona bien, yo la utilizo para quedarme tranquila con las compras online

  • xxVDxx

    abanca