Cómo optimizar el apagado de Windows 10 para que sea más rápido

Software

Con Windows 10, Microsoft ha conseguido mantener los requisitos técnicos de las versiones anteriores. El rendimiento es uno de los focos principales de la compañía de Redmond, pero aún así los usuarios hay ocasiones en las que tienen problemas. El ordenador funciona más lento de lo deseable, y especialmente en algunas tareas concretas. En lo relativo al apagado de Windows 10, aunque no demasiadas, tenemos opciones de optimización que merece la pena revisar.

Si te ocurre que el apagado de Windows 10 es más lento de lo que te gustaría, hay varios aspectos que puedes optimizar para que no sea así. El primero de ellos es a nivel de hardware, y es la instalación de un SSD. Aunque sea de memoria reducida y para uso exclusivo de la instalación del sistema, puesto que esto acelerará cualquier tarea relativa a Windows 10. Más allá de eso, como avanzábamos, hay algunas cuestiones que podemos revisar a nivel de software para conseguir que Windows 10 se apague más rápido.

Cómo optimizar el apagado de Windows 10 y conseguir que ‘cierre’ más rápido

El sistema operativo Windows 10 está configurado, por defecto, para que el apagado tenga un retraso de 20 segundos. ¿Qué quiere decir esto? Que desde que seleccionamos la opción de Apagar desde el menú de Inicio, hasta que realmente inicia el proceso de ‘cierre’, hay una cuenta atrás de veinte segundos. Pero este valor se puede modificar y, evidentemente, si queremos optimizar el apagado deberíamos reducir el tiempo de la cuenta atrás. Algo que podemos hacer de la siguiente manera:

Desde la barra de tareas, usando el cuadro de búsqueda, introduciremos regedit y pulsaremos Enter para abrir el Editor del registro. Una vez abierto localizaremos el apartado HKEY_LOCAL_MACHINE, lo desplegaremos y accederemos a SYSTEM y después CurrentControlSet. Aquí tendremos que seleccionar Control y localizar el registro WaitToKillServiceTimeOut. Su valor será 20000, y tenemos que cambiarlo por 5000.

Con las modificaciones sobre los parámetros de apagado del ordenador hay que tener precaución. Windows 10 está configurado por defecto para no cerrar programas y aplicaciones de forma precipitada. Si modificamos este tipo de valores hay que tener cuidado con que, si no guardamos cambios en su debido momento, podríamos perder progresos en archivos con los que estemos trabajando. Y es posible que se fuerce el cierre de los programas antes de que podamos guardar, si ya hemos pulsado sobre la opción de Apagar en las opciones de encendido del menú de Inicio de nuestro ordenador.

Consulta tus dudas en el foro de Windows 10 y el foro de Software.

Escrito por Carlos González

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • Eduardo Miñana

    Si tenemos un disco duro hdd, se puede bajar a 1000 no se aconseja bajar más, en caso de de SSD o M2 si se puede bajar a 500 se apagará más rápido, sin embargo no implica nada el apagado rápido, lo importante sería un inicio rápido, la solución es un SSD o mejor M2…o un sistema operativo recién instalado…

    • Mi recomendación es dejarlo por defecto y no activar el inicio rápido, que tarde lo que tenga que tardar porque luego los programas dejan de funcionar correctamente, dan errores y esas cosas.

      • Eduardo Miñana

        Pués de acuerdo con lo que dices, eso de manipular regedit solo por el apagado más rápido es innecesario, y el inicio rápido

        • MELERIX

          el inicio rapido de Windows no causa fallos y problemas, ya que es simplemente un modo de hibernacion.

          • Eduardo Miñana

            Debe ser que has tenido suerte, ya que se han publicado muchos avisos de problemas por culpa de tener el inicio rápido activo…

            • MELERIX

              yo los casos que he visto solo han sido problemas por tener controladores desactualizados que no trabajan bien con los estados para hibernar o suspender en general, y no un problema del inicio rápido de Windows en si.