2 métodos para aprovechar el espacio no asignado de disco en Windows 10

Tutoriales

Si has estado probando diferentes sistemas operativos en tu ordenador o si estás utilizando un disco duro que antes utilizaba otro ordenador, es posible que se haya quedado espacio sin asignar en el disco. Esto significa que las particiones creadas no llegan a ocupar toda la capacidad del disco. Es decir, que no se está aprovechando al máximo la capacidad de almacenamiento que tiene la unidad; algo que no debes consentir, ya que el espacio de almacenamiento nunca es suficiente.

Si crees que te puede pasar esto con alguno de los discos duros de tu ordenador o incluso con una unidad externa, en las siguientes líneas te explico cómo lo puedes detectar y también las dos soluciones más habituales a este inconveniente en Windows 10.

Aprovechar espacio no asignado en Windows 10

Comprobar si hay espacio sin asignar desde Windows 10

Lo primero es lo primero y en este caso pasa por comprobar si realmente el disco duro tiene espacio sin asignar. Para hacer esta comprobación, abre el Explorador de Windows, pincha con el botón derecho sobre Este Equipo y selecciona la opción Administrar.

Se abrirá una nueva ventana y en ella debes seleccionar la opción Administración de discos en la barra lateral de la izquierda. Unos instantes después, aparecerá información relativa a los discos instalados en el ordenador.

Espacio no asignado

Ahora debes fijarte en la parte inferior de la pantalla. En ella verás un listado de todas las unidades y al lado de su nombre y capacidad total las particiones que tiene creadas con una barra de un color justo encima.

Si una de esas barras es de color negro, significa que hay espacio sin asignar por lo que puedes seguir leyendo para encontrar las soluciones habituales a este “problema”.

Solución 1: crear una nueva partición

La primera solución a este problema es crear una nueva partición en el espacio no asignado. Esta es una opción bastante interesante si el espacio disponible es bastante grande y quieres trabajar con dos particiones diferentes.

Gracias a esto podrás tener en una el sistema operativo y las aplicaciones que utilizas instaladas, mientras que en el otro estarán solo los archivos con los que trabajas. De esta forma si Windows 10 falla por cualquier motivo, los archivos estarán a salvo en la segunda partición; siempre y cuando no falle el propio disco, claro.

Nueva partición

Para hacer esto repite los pasos anteriores para acceder a la Administración de discos. Una vez dentro pincha con el botón derecho sobre el espacio marcado como No asignado y después elige la opción Nuevo volumen simple. Pincha siguiente en la ventana que aparece y establece el tamaño que quieres para el nuevo volumen (por defecto te asignará todo el espacio disponible).

Haz click en siguiente y ahora elige la letra que quieres asignar a la unidad y pincha de nuevo sobre siguiente. En este punto debes elegir el sistema de archivos (lo habitual es elegir NTFS) y establece una etiqueta para identificar fácilmente la unidad. Las demás opciones déjalas por defecto, pincha sobre Siguiente y por último en Finalizar.

Al cabo de unos segundos la partición estará creada y ya podrás acceder a ella desde el Explorador de Windows.

Solución 2: extender una partición existente

La segunda opción es ideal si quieres seguir trabajando con una única partición. Básicamente consiste en añadir el espacio no asignado a la partición existente para así ampliar su capacidad de almacenamiento.

Para hacer esto lo primero es acceder a la Administración de discos siguiente los pasos anteriores. Una vez dentro pincha con el botón derecho del ratón sobre la partición que quieras ampliar y elige la opción Extender volumen.

Extender volumen para aprovechar todo el espacio

Pincha en Siguiente en la ventana que se despliega y en el campo Seleccione la cantidad de espacio (MB) escribe la cantidad de MB que quieres sumar al volumen actual. Windows 10 colocará por defecto la cantidad máxima y lo habitual es dejarlo así para aprovechar al máximo la capacidad del disco. Una vez establecido el número de MB pincha sobre Siguiente y después en Finalizar.

En pocos segundos la unidad se reedimensionará y ya tendrás disponible la partición con la nueva capacidad.

Escrito por Manu Iglesias

Fuente > ADSLZone