Todas las diferencias entre aplicaciones para UWP y Win32

Todas las diferencias entre aplicaciones para UWP y Win32

Roberto Adeva

Desde hace décadas, cada vez que necesitábamos instalar una aplicación en nuestro ordenador Windows lo normal era ir a Internet y buscar alguna aplicación gratuita que nos ofreciese realizar aquello que buscábamos. Sin embargo, con el paso del tiempo hemos visto cómo el gigante del software, Microsoft, ha intentado imponer el uso de aplicaciones universales de Windows, capaces de funcionar perfectamente en cualquier tipo de dispositivo en el que se ejecute Windows 10, es decir, ordenadores, tablets, wearables o consolas. A continuación, vamos a mostrar qué son las aplicaciones Win32 y UWP y que ventajas o características nos ofrece cada una de ellas.

Con la llegada de Windows 10 a finales del mes de julio del año 2015, los de Redmond apostaron por su plataforma universal para Windows 10 o lo que conocemos como aplicaciones UWP con la intención de dejar de lado las aplicaciones de toda la vida o Win32. Ahora bien, qué son exactamente unas aplicaciones y otras y qué características o ventajas nos ofrece cada una de ellas.

Aplicaciones UWP

UWP son las siglas de Universal Windows Platform, la nueva tecnología que el gigante del software propuso para el desarrollo de aplicaciones para dispositivos con la última versión del sistema operativo de Microsoft, aunque realmente la plataforma se presentó en Windows 8 por primera vez como WinRT o Windows Runtime.

Ahora bien, con la llegada de la última versión del sistema operativo de Microsoft, se presenta la Plataforma Universal de Windows, que continúa el desarrollo del modelo del sistema en tiempo de ejecución y lo incorpora al núcleo unificado de Windows 10. Como parte del núcleo, UWP ahora proporciona una plataforma única y común de aplicaciones capaces de funcionar correctamente en todos los dispositivos en los que se ejecuta Windows 10 en cualquiera de sus ediciones.

UWP

Principales características de las aplicaciones para UWP

Seguridad

Las aplicaciones para UWP muestran los recursos y datos de dispositivos a los que acceder para su correcto funcionamiento como el acceso al micrófono, la ubicación, la cámara web, los dispositivos USB, archivos, etc. Ahora bien, el usuario será que tenga que confirmar y autorizar estos accesos o permisos antes de que la propia aplicación obtenga la funcionalidad.

Uso de una API común en todos los dispositivos

UWP proporciona una plataforma común de aplicaciones en todos los dispositivos que ejecutan Windows 10. Esto quiere decir que las API principales de la Plataforma Universal de Windows son las mismas en cualquier dispositivo con el sistema operativo de Microsoft, independiente de si es un equipo de escritorio, una tablet, una videoconsola (Xbox), un casco de realidad virtual, un weareable, etc.

Se adaptan a cualquier dispositivo

Una aplicación UWP puede usar funcionalidades específicas del dispositivo y adaptar la interfaz de usuario a cualquier tamaño de pantalla y resolución. Para esto, los desarrolladores disponen de las SDK de extensión, que permiten llamar a las API especializadas para los diferentes tipos de dispositivos. Es decir, si un desarrollador quiere crear una aplicación para UWP, podrá añadir la SDK de extensión IoT a su proyecto para controlar las características o funciones específicas de los dispositivos IoT.

Disponibles desde Microsoft Store

Las aplicaciones para UWP están disponibles en una tienda unificada, la Microsoft Store. Por lo tanto, es el único sitio al que nos podemos dirigir para descargar este tipo de aplicaciones, independientemente de si están disponibles para PC, Xbox, Surface, dispositivos IoT, etc.

Cada desarrollador puede enviar sus aplicaciones a la Store e indicar si están disponibles para unos dispositivos u otros. Además, se integran con Application Insights para ser analizadas y conocer su telemetría.

Instalación y desinstalación fácil y segura

Todas las aplicaciones para UWP se distribuyen mediante un sistema de empaquetado que ofrece cierta seguridad para los usuarios y gran sencillez en los procesos de instalación y desinstalación. Además, el propio sistema de empaquetado protege tanto al sistema como al propio equipo o dispositivo y al usuario.

Las aplicaciones para UWP se pueden instalar de forma rápida y sencilla y desinstalar sin dejar rastro, únicamente los archivos que hayamos creado con ellas y todo de una manera muy automática y sin que tengamos que ir borrando cualquier rastro de la aplicación de forma manual.

Integración total en Windows 10 y sus características

La integración en el sistema de las aplicaciones para UWP es total puesto que permiten las notificaciones push que nos pueden ofrecer información en tiempo real, el centro de actividades organiza las propias notificaciones desde la aplicación, permiten su ejecución en segundo plano, pueden usar la voz y dispositivos Bluetooth, incluso es posible integrar Cortana para añadir funcionalidad de comandos de voz, así como la recuperación a través de la línea de tiempo de Windows 10.

Aplicaciones Win32

Podríamos decir que las aplicaciones Win32 son aquellas que llevamos usando prácticamente toda la vida, aquellas que conocemos como aplicaciones de escritorio. Se trata de un tipo de aplicación que ofrece soporte para arquitecturas x86 y procesadores Intel y AMD. Este tipo de aplicaciones se instalan a través de un archivo ejecutable que puede tener diferentes formatos como .exe, que quizás es el más habitual.

En el momento de su instalación, las aplicaciones son incluidas dentro del listado de aplicaciones que se muestran en el Panel de Control > Características y programas, siendo esta característica del sistema la que permite la desinstalación de las mismas.

A día de hoy existen millones de aplicaciones Win32, tanto gratuitas como de pago, para un uso comercial o particular y que ofrecen todo tipo de funcionalidades para cubrir las necesidades de cualquier usuario.

Principales características de las aplicaciones Win32

Permisos

Aunque en la mayoría de ocasiones las aplicaciones de escritorio se ejecutan con permisos limitados, el usuario puede otorgarle posteriormente permisos administrativos. Tanto es así, que incluso ciertas aplicaciones únicamente se podrán ejecutar correctamente si lo hacemos con los máximos permisos.

Pensadas para el escritorio

Como su propio nombre indica, las aplicaciones Win32 funcionan perfectamente en el PC y son capaces de interactuar perfectamente con los periféricos más habituales conectados al ordenador en función de sus capacidades, como teclado, ratón, impresoras, etc. Ahora bien, no suelen estar pensadas para su manejo en equipos con pantallas táctiles.

Distintas fuentes para su instalación

Podemos encontrar aplicaciones Win32 en las propias páginas de los desarrolladores, sitios webs de software, tiendas de aplicaciones, etc. Además, podemos instalar este tipo de aplicaciones desde local, una unidad externa de almacenamiento o incluso desde la nube. Además, este tipo de aplicaciones pueden distribuirse por cualquier medio y con diferentes tipos de licencia.

Podemos ejecutar varias instancias de una misma aplicación

Otra característica a destacar de este tipo de aplicaciones es que nos permiten ejecutar varias instancias de una misma herramienta de manera simultánea en nuestro escritorio. Es decir, podremos tener la misma aplicación abierta en un mismo equipo varias veces.

No obstante, es importante decir también que uno de los caballos de batalla de las aplicaciones Win32 es su ejecución y funcionamiento en procesadores ARM, ya que están diseñadas para funcionar en procesadores Intel y AMD.

Aplicaciones Win32 vs aplicaciones para UWP

Llegados a este punto, ya podemos valorar cuáles son las principales diferencias entre un tipo de aplicación y otra, ventajas que nos ofrecen las Win32 con respecto a las desarrolladas para UWP y cuáles son algunos de los inconvenientes de cada una de ellas.

Podemos empezar diciendo que para buscar o conseguir una aplicación que nos permita hacer algo en concreto, únicamente podremos acudir a la Microsoft Store en el caso de las UWP si tenemos Windows 8 o Windows 10, mientras que las aplicaciones Win32 suelen ser compatibles con la mayoría de versiones del sistema de Microsoft y las podemos descargar de la web del desarrollador y otros muchos sitios que podemos encontrar en Internet. Por lo tanto, con Win32 no dependemos del entorno de Microsoft ni el control que realiza la propia compañía sobre todas las aplicaciones disponibles en su Store.

Ahora bien, esto implica también que las aplicaciones para UWP hayan sido analizadas para comprobar qué tipo de permisos solicita y hay que aceptar para su correcto funcionamiento, cosa que es más difícil controlar y saber en las aplicaciones Win32.

Esto influye también en el proceso de instalación y desinstalación. Mientras que las aplicaciones para UWP se instalan y desinstalan básicamente con un clic desde la propia Tienda de Microsoft, las aplicaciones Win32 pueden requerir un proceso de instalación más complejo y las tendremos que desinstalar desde el panel de control del sistema.

A la hora de borrar una aplicación desde la tienda de Windows, el propio proceso se encargará de borrar cualquier rastro de la misma, algo que tendremos que hacer nosotros mismos con las aplicaciones de escritorio, ya que pueden dejar rastro en el equipo con el simple hecho de desinstalarlas.

Las actualizaciones de las aplicaciones de escritorio dependen del propio desarrollador, mientras que las aplicaciones para UWP se van actualizando al ritmo que marquen desde Redmond. Microsoft tiene vigiladas y controladas las aplicaciones de su tienda en todos los aspectos, algo que no tiene sobre las aplicaciones de desarrolladores de terceros externas a su tienda y entorno.

Si lo que buscamos en una herramienta que podamos usar o continuar usando en diferentes dispositivos como un ordenador, tablet, wearable, etc, entonces la solución pasa por echar mano de alguna de las aplicaciones para UWP, ya que pueden funcionar en cualquier dispositivo, incluso con pantallas táctiles, videoconsolas…, ya que las aplicaciones de escritorio, son simplemente para escritorio.

Ahora bien, otro detalle a tener en cuenta es que una aplicación Win32 nos puede permitir abrir dos instancias a la vez en el mismo equipo a pesar de que no se integran de la misma manera en el sistema como lo hacen las aplicaciones para la plataforma universal de Windows. Y es que estas últimas son capaces de mostrar notificaciones en el escritorio, integradas en el centro de actividades, incluso integrarse con Cortana para utilizar comandos de voz, por ejemplo.