Windows 10: así puedes activar o desactivar los iconos del sistema

Windows 10: así puedes activar o desactivar los iconos del sistema

Manu Iglesias

Los iconos del sistema de Windows 10 son los que están ubicados en la barra de tareas, justo en la esquina inferior derecha al lado del reloj. Estos iconos permiten acceder rápidamente a ciertas funciones del sistema operativo como el administrador de redes, ajustes de volumen, la propia hora y fecha o a información sobre la batería en el caso de los portátiles por poner algunos ejemplos.

Es bastante habitual dejar estos iconos tal cual los configura Windows por defecto. El problema es que si tienes muchos iconos del sistema activos y además tienes varias aplicaciones de terceros que también sitúan su icono en este apartado, pueden llegar a perder su utilidad: acceder rápidamente a ciertas funciones del sistema.

Gestionar iconos del sistema en Windows 10

Mostrar u ocultar iconos del sistema en Windows 10

Si la lista de iconos en este apartado es grande, encontrar el que necesitas en cada momento se complica y por eso desactivar los que no necesites (tanto de aplicaciones de terceros como de iconos del sistema) habitualmente puede ser una muy buena idea.

En el caso de las aplicaciones de terceros tendrás que acceder a los ajustes y buscar la opción que permite desactivar el icono. En prácticamente todas las aplicaciones está en los ajustes o preferencias, así que no tienes más que abrir la aplicación y buscar esta opción.

Los iconos del sistema de Windows se pueden activar o desactivar desde un mismo lugar. Microsoft lo ha unificado todo en un mismo sitio, por lo que su gestión es muy sencilla.

Para acceder a las opciones de los iconos debes desplegar el menú inicio y después pinchar sobre el icono con forma de engranaje para acceder a Configuración. Una vez dentro pincha sobre Personalización y en el menú del lateral izquierdo entra en Barra de tareas. Haz scroll y pincha sobre Activar o desactivar iconos del sistema.

Pantalla para activar o desactivar los iconos del sistema de WIndows 10

En la nueva ventana verás un listado con todos los iconos del sistema de Windows 10. En este punto lo único que debes hacer es apagar o encender el interruptor que encontrarás al lado de cada icono. Elige la configuración que mejor se adapte a tus necesidades y según vayas cambiando el interruptor verás como el icono desaparece en caso de que lo desactives o aparece en caso de que lo actives.

A la hora de hacer esta configuración es importante que pienses en el uso que haces de tu equipo. ¿Tienes un tablet y sueles utilizar Windows Ink? Entonces mantenlo activo. ¿Sueles fijarte en el Centro de actividades? Probablemente no, así que mejor desactivado.

Cambiar iconos de las carpetas

Puede ser que no solo quieras activar o desactivar los iconos del sistema, sino que necesites cambiar los iconos de una de las partes que más usamos en Windows como son las carpetas.

Es muy sencillo siguiente estos pasos:

  • Hacemos clic derecho sobre la carpeta que queremos cambiar su icono.
  • Al hacerlo nos saldrá un menú donde debemos pulsar en Propiedades, opción que está abajo del todo.
  • Seguidamente se abrirá otro menú distinto donde podremos cambiar varios aspectos. Debemos pulsar en la pestaña Personalizar, que aparece en la parte superior hacia la derecha.
  • Ahora veremos una buena cantidad de opciones, aunque solo nos van a interesar dos como son, Elegir archivo y Cambiar icono.
  • Pulsamos en el botón Cambiar icono (abajo del todo) que está dentro del submenú Iconos de carpeta.
  • Ahora saldrán un montón de iconos predeterminados donde podremos elegir el que queramos para luego pulsar en Aceptar. Si queremos elegir un icono creado por nosotros u otro que no sea de sistema, debemos pulsar en Examinar.
  • Ahora en el explorador podremos elegir cualquier archivo .ico para que se agregue como nuevo icono de dicha tarjeta.
  • En este momento ya se habrá incorporado a tu carpeta el icono que querías.

Como has visto poner un nuevo icono en una carpeta es algo sumamente sencillo, que le da un toque distintivo y que cualquiera lo puede hacer porque su sencillez es máxima, además de que no se tarda nada en realizar esta tarea.