Si haces alguna de estas cosas en WhatsApp puedes estar cometiendo un delito

Si haces alguna de estas cosas en WhatsApp puedes estar cometiendo un delito

Manu Iglesias

Internet ha traído cosas maravillosas a la sociedad, empezando por la posibilidad de acceder a información de cualquier tipo en cuestión de segundos o la posibilidad de estar en contacto con personas que están a cientos o miles de km como si las tuviéramos al lado.

Pero, como en todo, también ha traído otras cosas no tan buenas y un buen ejemplo de ello es el de las personas que se escudan detrás de la pantalla para insultar o hacer cosas que nunca se les ocurriría hacer delante de otra persona.

El canal más habitual para hacer este tipo de cosas ha ido cambiando con el paso del tiempo y en la actualidad las redes sociales y, en especial, WhatsApp son su máximo exponente.

Delitos en WhatsApp

Cosas que haces en WhatsApp que pueden suponer cometer un delito

Pero… ¿Alguna vez te has parado a pensar qué cosas se hacen a través de WhatsApp y pueden ser delito? Existen más de las que parece en un primer momento y en este artículo repasamos algunas de las más habituales.

Meter a una persona en un grupo

Sí, lo incluyo en el primer punto por lo sorprendente que parece y lo habitual que es que esto ocurra. Además, en la mayoría de las ocasiones se mete a una persona en un grupo con la mejor de las intenciones, pero aún así puede suponer un delito que puede estar penado con una sanción económica.

Al meter a una persona en un grupo todos los miembros podrán ver el número de teléfono y el nombre que tenga asignado en WhatsApp. Por eso, el administrador del grupo puede verse metido en un problema si la persona decide denunciarlo ante la AEPD por revelación de datos personales.

Compartir capturas de pantalla

Esto es también bastante habitual. Estás hablando con una persona sobre cualquier cosa y quieres que otra persona vea la conversación. Entonces haces una captura de pantalla y se la envías directamente a otra persona.

El hecho de compartir la conversación si tu formas parte de ella no es considerado un delito, pero sí puede llegar a serlo en función delos datos que se vean en ella. Si aparece el número de teléfono de la persona o su nombre, podría ser considerado un delito por revelación de datos personales, lo que puede suponer una multa igual que en el apartado anterior.

Enviar archivos protegidos por derechos de autor

Enviar archivos protegidos por derechos de autor

WhatsApp permite el envío de diferente tipos de archivos y como en cualquier otro canal es posible enviar archivos protegidos por derechos de autor.

Por supuesto, esto puede constituir un delito, por lo que no debes hacerlo bajo ningún concepto; especialmente si puede considerarse que hay ánimo de lucro en la transmisión de esos archivos por cualquier motivo.

Amenazas, delitos de odio, injurias, bullying…

Los insultos ya no constituyen un delito como tal, pero el bullying, las amenazas, los delitos de odio, las injurias o las calumnias sí. Esto significa que decirle a alguien frases como “te vas a enterar”, “ten cuidado”, hacer chistes homófobos, utilizar frases racistas o asegurar algo sobre otra persona que no sea cierto, etc, etc… Podría tener incluso consecuencias panales.

Por supuesto, todo depende de la relación previa, si puede ser considerado una broma o no, las veces que se repita y otros muchos factores.

Si crees que alguien te está amenazando o acosando enserio, lo mejor es que interpongas una denuncia y dejes que un juez decida qué hacer con la persona que te amenaza. En la mayoría de ocasiones esto no se denuncia y eso ocasiona que el comportamiento continúe pudiendo agravarse con el tiempo.

Pornografía infantil, vídeos sexuales sin autorización previa, violencia, etc, etc…

Como es lógico, el envío de este tipo de contenido también es un delito si se hace a través de WhatsApp (o de cualquier otro canal).

Además, es importante que si alguien te envía contenido de este tipo a través del servicio de mensajería, interpongas una denuncia en el juzgado para intentar parar su distribución. Quizá con tu denuncia ayudes a terminar con una red de personas que distribuyen pornografía infantil u otros contenidos totalmente prohibidos y que no deberían ni existir.

Espiar la cuenta de otra persona

Espiar el móvil de otra persona

Espiar las conversaciones de WhatsApp de otras personas cuando tienes acceso a su móvil por cualquier motivo, es también bastante habitual, especialmente entre parejas, donde además es considerado una de las infracciones más graves de este tipo.

Esto es una atentado contra la privacidad de otras personas y siempre debería ser denunciado. Puede ser considerado acoso y por supuesto podría tener consecuencias a nivel legal para la persona que espía las conversaciones.

Realizar estafas

WhatsApp es un canal de comunicación utilizado a diario por cientos de millones de personas y las estafas están a la orden del día. Muchos anuncios en páginas o apps de compra-venta como Wallapop, Milanuncios y similares establecen WhatsApp como medio de contacto y la venta se negocia y finaliza a través de la app de mensajería. El problema viene cuando después de hacer el pago y recibir el producto o servicio, no corresponden con lo negociado.

Por supuesto, esto es completamente ilegal y si te estafan, no dudes en poner una denuncia para intentar frenar al estafador y que no vuelva a repetir.

Cuidado con lo que dices, un WhatsApp puede ser un contrato

WhatsApp puede ser considerado un contrato legal

Así es, ya se han dando casos donde un juez ha dado por válidos mensajes y documentos enviados a través de la herramienta como un contrato legal. En concreto, el Juzgado de Primera Instancia número 13 de Vigo ha dictado una sentencia a favor un casero que recibió por WhastApp fotocopias del DNI, número de cuenta y se comprometía a abonar el alquiler y el pago de las facturas de lo suministros. Finalmente la inquilina no cumplió con sus deberes y el juez ha dictaminado que lo acordado por WhatsApp era considerado un contrato legal.

WhatsApp es solo un canal de comunicación diferente, las leyes aplican igual y ahora ya hay una caso que sirve como jurisprudencia. Por supuesto, para que esto sea válido los mensajes tienen que ser aceptados por un juez y en muchos casos podría tener que pasar por las manos de un perito para verificar que no han sido falseados de ninguna forma.