Si haces alguna de estas cosas en WhatsApp puedes estar cometiendo un delito

Si haces alguna de estas cosas en WhatsApp puedes estar cometiendo un delito

Manu Iglesias

Internet ha traído cosas maravillosas a la sociedad, empezando por la posibilidad de acceder a información de cualquier tipo en cuestión de segundos o la posibilidad de estar en contacto con personas que están a cientos o miles de km como si las tuviéramos al lado. Pero, como en todo, también ha traído otras cosas no tan buenas y un buen ejemplo de ello es el de las personas que se escudan detrás de la pantalla para insultar o hacer cosas que nunca se les ocurriría hacer delante de otra persona. Nos ocultamos tras la pantalla para hacer todo tipo de actos pero… ¿Es delito? Cuidado porque podrías estar cometiendo delitos en WhatsApp.

El canal más habitual para hacer este tipo de cosas ha ido cambiando con el paso del tiempo y en la actualidad las redes sociales y, en especial, WhatsApp son su máximo exponente. Hay muchas cosas que haces y no deberías, como enviar conversaciones completas, acosar a personas «porque te gustan» o con cualquier otra excusa o enviar grandes cantidades de spam, además de reenviar continuamente mensajes.

Condiciones y prácticas recomendadas en WhatsApp

WhatsApp cuenta con un apartado en sus condiciones de servicio donde explica prácticas recomendadas para el uso de WhatsApp y prácticas no recomendadas. Además, explican que las condiciones de servicio deben cumplirse, como es lógico. Entre las prácticas no recomendadas y recomendadas encontramos lo siguiente:

Las prácticas que sí recomiendan desde la aplicación son:

  • Comunicación privada tanto individuales como en grupos pequeños.
  • Obtén permiso de las personas y solo manda mensajes a quien te haya contactado antes o te haya pedido que le contactes a través de la app.
  • Rspeta las decisiones de las personas si no quieren estar en un grupo, si no quieren que les envíes mensajes o les escribas, por ejemplo.
  • Controla los grupos para evitar peleas y mensajes no deseados.
  • Evita reenviar información de otras personas.
  • Prácticas indeseadas:

    • Mensajes automáticos, no deseados o masivos. WhatsApp detecta y suspende las cuentas cuando utilices la app para hacer spam.
    • Uso de listas de contactos que no conoces o compartir números de teléfono de otras personas sin su consentimiento, además de utilizar datos de personas que has conseguido “de fuentes ilícitas” como compra.
    • Uso excesivo de las listas de difusión para hacer spam.
    • Violación de las condiciones de servicio

    ¿Qué dicen las condiciones de servicio?

    WhatsApp deja bastante claro qué podemos y qué no podemos hacer:

    No usarás (o ayudarás a que otros usen) nuestros Servicios de forma que: (a) vulneren, malversen o infrinjan los derechos de WhatsApp, de nuestros usuarios o terceros, incluidos los derechos de privacidad, publicidad, propiedad intelectual o industrial, derechos de autor u otros derechos de propiedad; (b) sean ilegales, obscenas, difamatorias, amenazantes, intimidantes, acosadoras, que inciten al odio, ofensivas desde el punto de vista racial o étnico, o que promuevan o fomenten conductas ilegales o inadecuadas, como la promoción de delitos violentos, explotar o poner en peligro a niños o coordinar conductas dañinas; (c) impliquen la publicación de falsedades, declaraciones erróneas o afirmaciones engañosas; (d) se hagan pasar por otra persona; (e) impliquen el envío de comunicaciones ilegales o inadmisibles, como mensajería masiva, mensajería automática, marcado automático y metodologías similares; o (f) impliquen cualquier otro uso no personal de nuestros Servicios, a menos que nosotros autoricemos lo contrario.

    ¿Qué es delito?

    Pero… ¿Alguna vez te has parado a pensar qué cosas se hacen a través de WhatsApp y pueden ser delito? Existen más de las que parece en un primer momento y en este artículo repasamos algunas de las más habituales. No solo corres el riesgo de que te suspendan la aplicación y no puedas usarla vinculada a tu teléfono móvil sino que estarías cometiendo delitos que podrían conllevar multa o incluso cárcel.

    Meter a una persona en un grupo

    Sí, lo incluyo en el primer punto por lo sorprendente que parece y lo habitual que es que esto ocurra. Además, en la mayoría de las ocasiones se mete a una persona en un grupo con la mejor de las intenciones, pero aún así puede suponer un delito que puede estar penado con una sanción económica. Al meter a una persona en un grupo todos los miembros podrán ver el número de teléfono y el nombre que tenga asignado en WhatsApp. Por eso, el administrador del grupo puede verse metido en un problema si la persona decide denunciarlo ante la AEPD por revelación de datos personales.

    Compartir capturas de pantalla

    Esto es también bastante habitual. Estás hablando con una persona sobre cualquier cosa y quieres que otra persona vea la conversación. Entonces haces una captura de pantalla y se la envías directamente a otra persona.

    El hecho de compartir la conversación si tu formas parte de ella no es considerado un delito, pero sí puede llegar a serlo en función delos datos que se vean en ella. Si aparece el número de teléfono de la persona o su nombre, podría ser considerado un delito por revelación de datos personales, lo que puede suponer una multa igual que en el apartado anterior.

    Enviar archivos protegidos por derechos de autor

    WhatsApp permite el envío de diferente tipos de archivos y como en cualquier otro canal es posible enviar archivos protegidos por derechos de autor.

    Por supuesto, esto puede constituir un delito, por lo que no debes hacerlo bajo ningún concepto; especialmente si puede considerarse que hay ánimo de lucro en la transmisión de esos archivos por cualquier motivo.

    Amenazas, delitos de odio, injurias, bullying…

    Los insultos ya no constituyen un delito como tal, pero el bullying, las amenazas, los delitos de odio, las injurias o las calumnias sí. Esto significa que decirle a alguien frases como “te vas a enterar”, “ten cuidado”, hacer chistes homófobos, utilizar frases racistas o asegurar algo sobre otra persona que no sea cierto, etc, etc… Podría tener incluso consecuencias panales. Por supuesto, todo depende de la relación previa, si puede ser considerado una broma o no, las veces que se repita y otros muchos factores. Si crees que alguien te está amenazando o acosando enserio, lo mejor es que interpongas una denuncia y dejes que un juez decida qué hacer con la persona que te amenaza. En la mayoría de ocasiones esto no se denuncia y eso ocasiona que el comportamiento continúe pudiendo agravarse con el tiempo.

    Pornografía infantil, vídeos sexuales sin autorización previa

    Como es lógico, el envío de este tipo de contenido también es un delito si se hace a través de WhatsApp (o de cualquier otro canal). Además, es importante que si alguien te envía contenido de este tipo a través del servicio de mensajería, interpongas una denuncia en el juzgado para intentar parar su distribución. Quizá con tu denuncia ayudes a terminar con una red de personas que distribuyen pornografía infantil u otros contenidos totalmente prohibidos y que no deberían ni existir.

    Espiar la cuenta de otra persona

    Espiar las conversaciones de WhatsApp de otras personas cuando tienes acceso a su móvil por cualquier motivo, es también bastante habitual, especialmente entre parejas, donde además es considerado una de las infracciones más graves de este tipo. Esto es una atentado contra la privacidad de otras personas y siempre debería ser denunciado. Puede ser considerado acoso y por supuesto podría tener consecuencias a nivel legal para la persona que espía las conversaciones.

    Realizar estafas

    WhatsApp es un canal de comunicación utilizado a diario por cientos de millones de personas y las estafas están a la orden del día. Muchos anuncios en páginas o apps de compra-venta como Wallapop, Milanuncios y similares establecen WhatsApp como medio de contacto y la venta se negocia y finaliza a través de la app de mensajería. El problema viene cuando después de hacer el pago y recibir el producto o servicio, no corresponden con lo negociado. Por supuesto, esto es completamente ilegal y si te estafan, no dudes en poner una denuncia para intentar frenar al estafador y que no vuelva a repetir.

    Cuidado con lo que dices, un WhatsApp puede ser un contrato

    Así es, ya se han dando casos donde un juez ha dado por válidos mensajes y documentos enviados a través de la herramienta como un contrato legal. En concreto, el Juzgado de Primera Instancia número 13 de Vigo ha dictado una sentencia a favor un casero que recibió por WhastApp fotocopias del DNI, número de cuenta y se comprometía a abonar el alquiler y el pago de las facturas de lo suministros. Finalmente la inquilina no cumplió con sus deberes y el juez ha dictaminado que lo acordado por WhatsApp era considerado un contrato legal. WhatsApp es solo un canal de comunicación diferente, las leyes aplican igual y ahora ya hay una caso que sirve como jurisprudencia. Por supuesto, para que esto sea válido los mensajes tienen que ser aceptados por un juez y en muchos casos podría tener que pasar por las manos de un perito para verificar que no han sido falseados de ninguna forma.

    ¿Qué dice el Código Penal?

    Algunos de los delitos que recoge el Código Penal son los siguientes:

    Artículo 197: Delito del descubrimiento y revelación de secretos (Sexting)

    Será castigado con una pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a doce meses el que, sin autorización de la persona afectada, difunda, revele o ceda a terceros imágenes o grabaciones audiovisuales de aquélla que hubiera obtenido con su anuencia en un domicilio o en cualquier otro lugar fuera del alcance de la mirada de terceros, cuando la divulgación menoscabe gravemente la intimidad personal de esa persona. La pena se impondrá en su mitad superior cuando los hechos hubieran sido cometidos por el cónyuge o por persona que esté o haya estado unida a él por análoga relación de afectividad, aun sin convivencia, la víctima fuera menor de edad o una persona con discapacidad necesitada de especial protección, o los hechos se hubieran cometido con una finalidad lucrativa. Penas: Multa de 6 a 12 meses. Prisión de 3 meses a 1 año

    Artículo 169 del Código Penal: Delito de Amenazas

    El que amenazare a otro con causarle a él, a su familia o a otras personas con las que esté íntimamente vinculado un mal que constituya delitos de homicidio, lesiones, aborto, contra la libertad, torturas y contra la integridad moral, la libertad sexual, la intimidad, el honor, el patrimonio y el orden socioeconómico, será castigado: 1.Con la pena de prisión de uno a cinco años, si se hubiere hecho la amenaza exigiendo una cantidad o imponiendo cualquier otra condición, aunque no sea ilícita, y el culpable hubiere conseguido su propósito. De no conseguirlo, se impondrá la pena de prisión de seis meses a tres años. Las penas señaladas en el párrafo anterior se impondrán en su mitad superior si las amenazas se hicieren por escrito, por teléfono o por cualquier medio de comunicación o de reproducción, o en nombre de entidades o grupos reales o supuestos 2.Con la pena de prisión de seis meses a dos años, cuando la amenaza no haya sido condicional. Penas: de 30 meses a 5 años

    Denuncia en WhatsApp

    Aunque no cuenta como denuncia oficial pero puedes contactar con la aplicación si crees que hay alguien realizando todo tipo de comportamientos que no consideras propio ni lícito: si te envían spam, si están enviándote contenido sexual, si hay contenido de violencia, si te acosan. En cualquier caso puedes denunciar en WhatsApp desde Android o desde iOS.

    En iPhone:

    • Abre WhatsApp
    • Ve al apartado de Configuración
    • Busca la sección «Ayuda»
    • Toca en «Contáctanos»

    En Android, los pasos son los siguientes:

    • Abre WhatsApp
    • Toca sobre los tres puntos de la esquina superior derecha
    • Abre el apartado de Ajustes
    • Toca en el último apartado: Ayuda
    • Elige la opción: Contáctanos
    • Rellena todos los datos y añade capturas de pantalla

    ContactarWhatsApp.jpg

    Reportar

    También puedes “Reportar” desde el propio chat o grupo. No necesitas contactar con la aplicación sino cuando tocas sobre esa opción, la app de mensajería recibe automáticamente los mensajes más recientes de ese usuario y las interacciones que has tenido. Así pueden decidir si incumple las normas.

    • Abre el chat
    • Toca el nombre de contacto o el grupo de WhatsApp
    • Desliza hacia el final de la pantalla
    • Toca en “Reportar contacto / Reportar grupo”

    WhatsApp.jpg

3 Comentarios