Sí, amenazar por WhatsApp es delito y así deberías actuar si te amenazan

Tutoriales

Amenazar a una persona o a un colectivo a través de WhatsApp es delito. Es algo obvio, pero las personas que realizan estas prácticas parecen no entender que, aunque estén detrás de una pantalla, los delitos siguen siendo delitos. Solo cambia el canal por el que se transmiten, pero el fondo es exactamente el mismo.

Las amenazas a través de WhatsApp (y otras plataformas online) pueden tener diferentes tipos de consecuencias para la persona que amenaza. No es lo mismo una amenaza que sea considera leve con una más grave como amenazas de muerte o similares.

Amenazar por WhatsApp es delito

Es por ello que si te ves en esta situación, lo primero que debes hacer es intentar mantener la calma y no responder a las amenazas con otras. En muchos casos esto será suficiente para que la cosa se calme y no vaya a más.

Si la persona no cesa en sus amenazas, es importante que pidas ayuda lo antes posible para intentar solucionar el problema por la vía legal. Si te ves en esta situación la mejor opción es que acudas a un profesional. Existen muchos tipos de amenazas y cada una debe llevarse por unos flujos legales diferentes, por lo que un abogado especializado en este tipo de delitos sería tu mejor opción.

Recopila pruebas y busca ayuda legal si recibes amenazas

Procura no bloquear a la persona que te envía amenazas a través de WhatsApp, especialmente si las mismas se prolongan en el tiempo. Además, recopila la mayor cantidad de pruebas posibles. Realiza capturas de pantalla de las partes más importantes, nunca borres los mensajes recibidos (recuerda hacer copias de seguridad de WhatsApp por si le pasa algo a tu smartphone) e intenta mantener la calma en todo momento.

Estas capturas no se podrán utilizar directamente como prueba en un juicio llegado el caso. Pero sí un perito podría darlas por válidas si no hay evidencias de modificación y también te pueden servir para buscar los momentos exactos en el chat de WhatsApp si el volumen de mensajes es muy grande.

Usuaria sorprendida por amenazas a través de WhatsApp

Tampoco está de más contarle a personas de tu confianza que estás sufriendo acoso u amenazas de otro tipo a través de la aplicación de mensajería. Pese a ello, recuerda que si quieres llevar el caso ante la justicia, tendrás que poner una denuncia en una comisaría o juzgado y lo mejor es que confíes en un abogado que conozca todo el proceso legal para que pueda actuar.

Una vez interpuesta la demanda, los juzgados se pondrán en marcha y determinarán si es necesario citar a declarar a la persona que hace las amenazas, identificarla en caso de que las amenazas sean anónimas, etc… Una vez tomadas las primeras medidas, el caso seguirá adelante y en caso de llegar a juicio será un juez el que determine el castigo de esas amenazas enviadas por WhatsApp.

Escrito por Manu Iglesias

Fuente > ADSLZone