Todo lo que necesitar saber sobre los patinetes eléctricos y sus tipos

Uno de los métodos de transporte preferidos son los patinetes eléctricos en todas sus formas y tipos. Es un pequeño patín que permite, gracias al apoyo de la electricidad, recorrer varias decenas de kilómetros sin apenas esfuerzo con un coste muy bajo. Al mismo tiempo, y como sucede con todos los medios de transporte, encontramos en ellos diferentes modelos que, aunque tienen el mismo patrón, sus características son bien distintas.

La movilidad personal, la movilidad urbana, ha sido uno de esos conceptos que más han cambiado en los últimos tiempos. Tras la llegada de la pandemia se han multiplicado las personas que han decidido dar un giro a su manera de desplazarse, de moverse, especialmente a la hora de realizar trayectos rutinarios como ir a trabajar, a cumplir con recados o desplazarse al centro de estudios.

Los patinetes eléctricos, una verdadera revolución social

Ahí es donde más y mejor están cobrando sentido los patinetes eléctricos en todos sus tipos. Y es que, dada su facilidad de uso, su autonomía eléctrica y el pequeño tamaño -que permite guardarlo prácticamente en cualquier sitio-, este Vehículo de Movilidad Personal se convirtió en una verdadera revolución social.

Así, y dentro de lo que entendemos como patinetes, se engloba una disparidad de pequeños vehículos que van desde los patines que son poco más que un juguete hasta complejas máquinas a motor tanto de combustión como eléctrico (los últimos son los VPN). Por esto es importante diferenciarlos, sobre todo en lo que nos atañe aquí a los que funcionan mediante baterías.

En su caso, estos funcionan mediante un motor eléctrico que se alimenta por baterías. Este, a su vez, se acciona por un controlador que es el encargado de controlar la potencia que entrega el motor. La potencia del motor se transforma en movimiento de la rueda gracias a la transmisión (correa, cadena o directa). Son limpios y los puede usar gente de todas las edades. Tanto, que permiten cruzar una ciudad sin apenas esfuerzo.

Cómo son

Saber cómo son y cómo funcionan los variados tipos de patinetes eléctricos, también conocidos como scooter eléctrico, es fundamental antes de decidirse por uno de ellos. Según la legislación en España, a este tipo de vehículos se le llama Vehículo de Movilidad Personal, o VMP. Por lo tanto, son catalogados como vehículos que no necesitan de un carnet de conducir, así como tampoco es necesario que se tenga un seguro contratado con ellos.

Clasificación tipos patinetes eléctricos

Aparte de sus baterías y del motor eléctrico, estos suelen estar equipados con tipo escobillas, un motor que ofrece una alta fiabilidad a un precio económico. Si bien el motor con escobillas tiene una vida útil inferior al de motores sin escobillas, este no debe ser un factor que nos preocupe ya que la vida útil del motor con escobillas será siempre muy superior a la del resto de componentes. Por ejemplo con las ruedas, rodamientos, transmisión, frenos, etc.

Para trayectos de corta distancia el patinete es ideal, ya que no utiliza gasolina. Esto supone un ahorro de dinero en ese aspecto en comparación con un coche. Asimismo, adquirir un vehículo de este tipo es mucho más barato que comprar un coche o camioneta. Los tenemos que funcionan a 125 W, incluyendo diferentes diseños, precios y modelos. Por lo general, suelen alcanzar entre los 20-30 km/h, velocidad perfecta para desplazarse cómoda y rápidamente.

En el mercado podemos encontrar una amplia variedad de patinetes eléctricos, tanto modelos como para los diferentes públicos. Se pueden conseguir en tiendas físicas y virtuales, y cada año crece su popularidad.

Clasificación según características

Debido a los diferentes segmentos que encontramos, los patinetes eléctricos y sus tipos se clasifican en medida de sus características. También porque existen otros (no electrificados) que se comportan de una manera totalmente distinta a estos. Sobre ellos nos basamos en la normativa y reglamento que establecen desde la Dirección General de Tráfico.

La DGT quiere que todos cumplan así con una serie de requisitos mínimos. De esta forma, a los que seguirían siendo considerados como juguetes podrán circular por las aceras, pero a una velocidad que como máximo será de 6 km/h. Este tipo de patinetes electrificados entran dentro de la rama de las bicicletas, tanto comunes como eléctricas, y todos los dispositivos que sean considerados como vehículos de movilidad personal. Tendrán que contar con una identificación y un certificado de la Comunidad Europea, que deberá ser facilitado por el fabricante. La legislación explica que no podrán usarse por las aceras, sólo por ciclocarriles y calles con límite de 30 km/h.

En este sentido, se recoge que son dispositivos con motorización eléctrica y velocidad hasta 25 km/h (monociclos eléctricos, patinetes eléctricos, Segway). No pueden usarse por las aceras. Dentro de este tipo vehículo hay varias categorías dependiendo de su altura o del grado de peligro que pueda ocasionar: tipo A, tipo B, y tipo C, y los Premium.

Ligeros de Tipo A

Se caracterizan por ser plataformas con una o dos ruedas y motor eléctrico que llegan a 25km/hora, pesan hasta 25 kilos y solo pueden transportar a una persona. Dentro del tipo A encontramos vehículos como los hoverboards, los skateboards eléctricos, los patinetes eléctricos tradicionales y los monociclos eléctricos.

Tipos patinetes electricos A

Electrificados ligeros, son del menor tamaño, especialmente indicado para los más principiantes. También pueden circular por calles peatonales sin carril bici a velocidad máxima de 10 km/h y a un mínimo 1 metro de distancia de los peatones. En este tipo de patinetes el timbre y el casco no son obligatorios, pero sí recomendables.

Ligeros de Tipo B

Diferenciándose de los de tipo A y C, encontramos los vehículos que están clasificados dentro del segmento B. Son unos tipos de patinetes eléctricos de mayor tamaño y peso que superen los 20 km/h. En su caso, encontramos los segways y los patinetes con asiento, los cuales solo son de tipo B.

Con asiento

Entre sus características vemos que llegan a incluir suspensión delantera o trasera, frenos de disco o tambor. Capaces de ofrecer una autonomía real de entre 22-28 km, no llegan a pesar los 50 kilos y son para una persona. El reglamento en España para esos indica que también pueden circular por las mismas zonas. Por lo que está permitido que lo hagan también en las mismas condiciones que los patinetes de tipo A, excepto en áreas peatonales, donde están prohibidos. Son los más comunes y que mejor coinciden con la definición de VMP que establece la DGT.

Ligeros de tipo C

Finalmente están los englobados dentro de la categoría Tipo C, que, a diferencia de los A y B, englobaría A otros vehículos más potentes y podrán requerir tener contratado un seguro y matriculación. Como tal, son vehículos de mayor envergadura, por lo que su velocidad también es mayor. Estos, en distancia de los Segway, por ejemplo, alcanzan los 25 km/h, y pueden pesar hasta 300 kilos debido a que cuentan con motores iguales o superiores a los 500W. Tienen una capacidad de una a tres personas.

Tipos patinetes eléctricos Segway

En estos casos también es obligatorio el uso del casco, bajo sanción; el seguro de responsabilidad civil; luz posterior roja y blanca delantera; timbre y una edad mínima de 18 años para poder conducirlos. Su velocidad máxima es de 45 km/hora. Estos VMP pueden circular por carriles bici no segregados, y por el arcén de la calzada siempre en fila de una persona. También tienen prohibido (como el resto) circular por aceras.

Ligeros Premium

Este tipo de patinete destaca por ofrecer grandes prestaciones para desplazarse por la ciudad o centros urbanos. Normalmente los compran usuarios que han tenido modelos inferiores, como los que hemos mencionado anteriormente. Pero que valoran mucho en su día a día este tipo de vehículos por la practicidad que ofrecen.

Premium

En su caso, están fabricados con prestaciones que son capaces de facilitar el desplazamiento urbano de forma más que solvente. Suelen ser algo más pesados, ya que equipan motores eléctricos y baterías superiores, así como ruedas de mayor tamaño. Algunos fabricantes, como Audi, optan con ellos a incluir conceptos para diferenciar su lado más atractivo. Dentro de los Vehículos de Movilidad Personal, VPN, se reconocen como vehículos de prestigio.

¡Sé el primero en comentar!