¿Buscas un patinete eléctrico? Todas sus ventajas y desventajas

El patinete eléctrico se ha convertido en uno de los medios de transporte favoritos de jóvenes y adultos. Seguramente su uso ha incrementado en tu ciudad y, si has llegado a plantearte la idea de también ser parte del grupo de personas que tienen uno de estos dispositivos, a continuación te explicaremos las ventajas (y desventajas) del patinete eléctrico para descubrir todo su potencial.

Cada vez se puede observar a más personas moviéndose por la ciudad con la ayuda de patinete eléctrico. Un medio de transporte que se comporta realmente bien para pasar de un punto a otro por la ciudad con la mayor ligereza posible ante las motos o coches, de ahí que el patinete eléctrico se vea con tantas ventajas. Pero también es cierto que sus puntos negros los tiene.

Un medio rápido, seguro y confiable

En primer lugar, podemos decir que este vehículo es un medio rápido, seguro y confiable, pero además en una forma eco-friendly de trasladarse de un lugar a otro. Así pues, se ha convertido en la forma más limpia, sencilla, rápida y ágil para moverse por la ciudad. Por si fuera poco, otorga un toque de diversión, siendo uno de los preferidos de los más pequeños de la casa.

De hecho, el auge de estos llegó de la mano del total uso que le estaban dando los niños, hasta el punto de que cada vez eran más los que pedían uno a los Reyes Magos. Posteriormente, la evolución tecnológica hizo que se pasaran a otros de gran nivel. Este ya es el caso de los electrificados (antes eran manuales) hoverboard o el tan demandado monociclo eléctrico, unos vehículos que son muy fiables y seguros.

Esto, sobre todo, porque cuentan con un diseño muy sencillo que hace muy improbable cualquier fallo. Con ellos puedes desplazarte de forma mucho más cómoda y a la vez divertida, sin tener que gastar dinero en gasolina o reparaciones costosas. Además, con el valor añadido de que no tendrás dificultades para encontrar aparcamiento.

En esas, en la actualidad existen patinetes eléctricos con asiento, con una rueda, con dos, tres y hasta cuatro, incluso sin manillar. Con todo, lo cierto es que los patinetes eléctricos tienen muchas ventajas frente a un coche o una motocicleta, pero también tienen algunas desventajas. Antes de adquirir uno, es mejor que las tengas en cuenta. Pero, ¿qué tienen que todos quieren uno?

Cómo son

Actualmente, es frecuente medirlos con las bicicletas, ya sean las comunes o las eléctricas. Sin embargo, los patinetes eléctricos tienden a ser más económicos, ligeros y manejables que las bicis, especialmente para los desplazamientos urbanos diarios. Sin preocuparse por los atascos, los problemas de aparcamiento ni las restricciones por los niveles de contaminación del medio ambiente, funcionan realmente bien, por lo que esa podría ser una de las primeras ventajas a descubrir por los propios patinetes eléctricos.

Plegables y ligeros, hay valorar factores como el precio, la potencia, la autonomía que permite la batería, la facilidad de plegado, la seguridad… tipo scooter, tipo patinete… de hecho, todas estas características han mostrado porque sea un vehículo de gran impulso y consideración.

Uso patinete eléctrico ventajas cómo son

En esas, lo primero que tenemos que decir es que es son patinetes corrientes que llevan acoplado un motor eléctrico. Esa podría ser la descripción más básica. A partir de ahí, lo que se reconoce es que el motor eléctrico es alimentado por baterías, del cual, a su vez, es accionado por un controlador que es el encargado de controlar la potencia que entrega el motor. La potencia del motor se transforma en movimiento de la rueda gracias a la transmisión (correa, cadena o directa). Es entonces cuando tenemos que hacernos varias preguntas para nuestro uso.

  • ¿Para qué vas a utilizarlo? Puede ser desde tu medio de transporte habitual a un objeto de uso ocasional para tus ratos de ocio.
  • ¿Vas a usarlo a diario? Si vas a usarlo para ir al instituto, a la universidad o a tu trabajo, fíjate en la distancia entre tu casa y tu destino. Elige en consecuencia con el tiempo de uso y ten en cuenta el desgaste progresivo que va a experimentar el patinete.
  • ¿Qué tipo de batería necesitas? En relación con el apartado anterior, a mayor distancia, mayor necesidad de contar con una batería que tenga la autonomía necesaria para recorrerla con una única carga.

Beneficios e inconvenientes a considerar

A raíz de los puntos anteriores formulados, también se hace adecuado que elijas el patinete eléctrico más conveniente para ti, teniendo en cuenta aspectos como tu presupuesto y la estructura del patinete. Es entonces cuando tenemos que observar dos vías muy diferenciadas: las ventajas que ofrecen estos patinetes eléctricos… pero también los inconvenientes.

Y es que sí, es verdad. Quién iba a pensar que el juguete estrella de la navidad de hace unos años acabaría por invadir el entramado urbano y las calles de las grandes ciudades. Ya no son los niños los que piden un patinete eléctrico para jugar, sino que ahora los usuarios son los jóvenes urbanitas que lo usan como medio de transporte para desplazarse en su día a día. Lejos quedó su papel como juguete, incluso como gadget.

Sin embargo, al mismo tiempo, la proliferación de este medio de transporte ha traído consigo conflictos de convivencia con los viandantes y el resto de vehículos por falta de legislación. Su aparición en las calles de las grandes ciudades de nuestro país ha sido tan rápida y espontánea que ha cogido desprevenido al Gobierno, enfocado en mejorar (continuamente) el reglamento para su circulación.

Es entonces cuando tenemos que coger la balanza para equilibrar los puntos fuertes y los más débiles de estos VPN, como se les conoce por su disposición de Vehículo de Movilidad Personal. Por ejemplo. Al tiempo que es apto para hacer deporte y fomentar la movilidad corporal, también nos encontramos que puede resultar algo confuso y peligroso en cuestiones de seguridad y normativa. Entonces, ¿qué es lo que nos llevamos con él?

Fuera atascos

La agilidad y el reducido espacio que ocupa un patinete eléctrico hace que puedas moverte fácilmente entre el tráfico parado y tomar rutas alternativas según te convenga. Esto se traduce en un aumento del tiempo libre, ya que llegarás mucho antes a tu destino.

Atascos patinetes eléctricos ventajas

Una de las grandes ventajas del patinete eléctrico, y una buena razón para no sufrir largas esperas por los atascos. Además, ya no tendrás que seguir dando vueltas para encontrar aparcamiento. De hecho, actualmente los hay plegables, lo que facilitan su transporte en el autobús o en el metro, llegado el caso.

No es un simple juguete

Aunque uno de sus beneficios, como veremos más adelante, es la diversión que ofrece, hay que tener en cuenta que se trata de un medio de transporte, por lo que debemos comportarnos con responsabilidad en todo momento. O lo que es lo mismo: es una pieza que exige una obligación desde su conducción y circulación hasta su comportamiento.

En la actualidad, y debido a la gran suma de fabricantes y nuevos modelos relacionados, son muchos los que han optado por ofrecer rendimientos altos (aunque por ley no está permitido hacerlo a más de 25 km/h). Así, algunos patinetes son capaces de alcanzar los 60 km/h de velocidad. Pero, aunque solamente vayamos a 25 km/h, un accidente puede resultar peligroso.

Mejora el estilo de vida

Lo que antes era salir corriendo de casa para ir al trabajo o a la universidad porque no pillábamos el autobús, ahora el patinete eléctrico ofrece una de sus ventajas más claras. Y es el de mejorar el estilo de vida para todos. Ahora, acudir a nuestros lugares de trabajo nunca fue tan estiloso como con nuestros electrificados.

No solo llegaremos en poco tiempo, sino que, además, seremos la envidia de todos. Y es que, este patín puede convertirse en una útil herramienta para ayudarte a mejorar tus rutinas diarias como los tediosos desplazamientos que todos tenemos que realizar por las mañanas al trabajo o el colegio. A partir de ahora llegarás mucho antes y además disfrutando del entorno y sin dificultades de aparcamiento.

Una normativa confusa

Este tipo de vehículos siempre tuvo una difícil situación reglamentaria, por lo que es viable que en más de una ocasión tengas dificultades para su circulación, lo que lo convierte más en desventaja que en otra de las desventajas del patinete eléctrico.

Normativa

Esto es porque fueron dados como vehículos, pero no ofrecían la garantía necesaria para circular totalmente por la vía. Es por eso que, atendiendo a la actual normativa de la DGT, estos patinetes eléctricos deben circular por la calzada, y nunca por las aceras. Cabe mencionar que Tráfico aún no tiene un reglamento obligatorio a este respecto, si bien están trabajando ya en ello. Pero, como decimos, esta regla puede variar de un ayuntamiento a otro; de hecho, hay algunos que prohíben su uso por la calzada, y obligan a los patinetes eléctricos a circular por las aceras, y a la misma velocidad que los peatones.

Precios asequibles

Los precios de los patinetes eléctricos varían en función de la calidad y los modelos. Sin embargo, si los comparamos con los coches, sus precios son totalmente asequibles. El rango de precios se sitúa entre 400 € y 1500 € aproximadamente, desde el modelo más barato hasta el modelo más caro.

Los patinetes eléctricos de 1000 W se caracterizan por ser uno de los vehículos eléctricos más potentes del mercado. También hay otros casos como los hoverboards (tablas con dos ruedas y sin manillar). Estos tienen un coste que oscila entre 300 y 500 euros; mientras que los monociclos pueden alcanzar los 700 euros. Por su parte, los segways (plataformas sobre dos ruedas con volante) superan los 1.000 euros.

Gran rapidez

Si comparas la velocidad máxima a la que puedes ir a pie y a la que irás en un patinete eléctrico, sus ventajas son considerables: existe un abismo. Acortarás cualquier desplazamiento considerablemente, con lo que disminuirá tu estrés y vivirás un poco más relajado. Como mencionamos antes, la normativa vigente de la DGT los limita a un máximo de 25 km/h.

No obstante, y aunque no lo parezca. esta es una velocidad acorde al patinete y ampliamente suficiente. Esto hará, por su parte, que al no tener que salir con tanta antelación para acudir a cualquier tipo de cita, podrás tomarte con más calma cada instante.

Los puntos y los largos tiempos de recarga

Eso sí; como ocurre con todos los tipos de vehículos propulsados por baterías, tanto motos, coches como bicis, la infraestructura de carga es todavía un asunto peliagudo del que todavía se ve más como una flaqueza entre las varias ventajas del patinete eléctrico. Como tal, la carga de la batería de un scooter eléctrico lleva más tiempo que el repostaje de un scooter con motor de combustión.

Autonomía

No es una desventaja común para todas las bicicletas eléctricas, pero en algunos casos y modelos, la batería de un scooter eléctrico puede descargarse más rápidamente a bajas temperaturas. También están los puntos la red de recarga, una cuestión pendiente que muchos países todavía tienen. Esto hace que, si optamos por realizar la carga fuera de casa, nos encontremos con una escasez de cargadores y sistemas para la recarga.

Energía limpia y buena autonomía

Algo importante de este tipo de vehículos es que la energía que se utiliza para impulsar el motor del equipo es limpia, no contamina, beneficiando al planeta. Además, ayuda a que menos personas decidan utilizar sus coches para movilizarse, reduciendo también la contaminación ambiental. Esto, como sucede con los también coches eléctricos nos permitirán desplazarnos de una forma totalmente sostenible y ecológica.

Otro punto muy favorable es que estos patinetes pueden permitirte recorrer más de 20 kilómetros con una sola carga de su batería, lo cual supone un total de aproximadamente 130 minutos de uso continuo. Esto te permitirá desplazarse tranquilamente y poder recargar cuando sea necesario. Asimismo, la autonomía varía de un modelo a otro, debido a que los progresos de la tecnología afectan directamente los acabados de las presentaciones de manera diaria.

¡Sé el primero en comentar!