Acierta con estos consejos y elige el mejor patinete eléctrico

Elegir el mejor patinete eléctrico puede ser una misión complicada. Más sabiendo que cada vez el mercado está expuesto a la llegada de nuevos fabricantes y modelos que van incorporando una tecnología más avanzada, con mejores prestaciones y rendimientos ideados para gran parte del público. En esas, es fácil que tengamos dudas y que también podamos fallar en la elección. ¿Sabes qué hay que tener en cuenta?

Los patinetes eléctricos tienen la forma de un patinete tradicional, pero se les ha añadido una batería eléctrica recargable que los impulsa sin necesidad de que su conductor tenga que hacer esfuerzo. Esto ha hecho porque su auge se dispare a niveles nunca antes conocidos, si bien estos hace pocos años eran reconocidos como propios juguetes.

El patinete eléctrico más protagonista en las calles

Sin embargo, la proliferación de este patinete eléctrico, un medio de transporte práctico, económico y sostenible, ha traído consigo un entramado urbano que ha hecho por adueñarse de la mayor parte de las calles de las grandes ciudades. Ya no son los niños los que lo piden, sino que ahora los usuarios son los jóvenes urbanitas, pero también los mayores. Lo usan como medio de transporte para desplazarse en su día a día. Así, lejos quedó su papel como juguete.

Lo cierto es que su aparición en las calles ha sido tan rápida y espontánea que ha cogido desprevenido a más de uno. De hecho, es bastante factible que los usuarios empiecen a tener varias dudas al respecto con su compra, y que en algunos momentos se les haga más complicado decidir y elegir qué patinete eléctrico les conviene o cuál puede ser mejor.

Ante esto, cabe mencionar que tenemos un amplísimo mercado. Tanto para los que pueden permitirse uno de prestaciones más altas, y precios bastante más elevados, hasta otros que tienen cifras más bajas pero con niveles bastante buenos. Por lo general, el rango de precios se sitúa entre 400€ y 1500 € aproximadamente, desde el modelo más barato hasta el modelo más caro. Los patinetes eléctricos de 1000 W se caracterizan por ser uno de los vehículos eléctricos más potentes del mercado.

Cómo son

Reconocidos así como el medio de transporte de moda, este tipo de vehículos eléctricos destacan por tres características: fáciles de usar, económicos y sostenibles. Por tanto, es una alternativa perfecta para los trayectos urbanos. Como mencionábamos, existen diferentes modelos en el mercado, en función del uso que le demos o la marca que se busque.

Puntos elegir patinete eléctrico

Por estos motivos, comprar y elegir un buen patinete eléctrico bien puede ser la mejor inversión realizada, la cual cambiará por completo nuestra manera de movernos… pero también una pérdida de dinero si no se selecciona bien. En primer lugar, cabe destaca que no es lo mismo un patinete eléctrico tipo Scooter, por ejemplo, que uno de tipo Segway, Hoverboard

En este sentido, es importante diferenciarlos. Así, en España, se les incluye en un grupo especial llamados Vehículos de Movilidad Personal o VPN, para diferenciarlos de los vehículos a motor. A estos, por tanto, no se les exigen los mismos requisitos, pues no tienen que estar matriculados, ni contar con un seguro obligatorio. Tampoco es necesario tener un carné para llevarlos.

Por el contrario, se les exige cumplir una serie de normas de tráfico, entre ellas, la de no circular por las aceras. Así, a la hora de elegir uno u otro, tenemos que tener claro cuál puede adaptarse mejor a nosotros.

  • Patinetes eléctricos. Son los más comunes. Se trata de vehículos con dos ruedas, manillar y frenos. Los patinetes con sillín no se consideran vehículos de movilidad personal puesto que, según la normativa, solo pueden tener asiento los aparatos con sistema de autonivelación, del que un patinete eléctrico carece.
  • Longboard o monopatín. Consiste en una tabla con ruedas debajo sobre la que el usuario circula de pie.
    Monociclo eléctrico. Es una vehículo con una sola rueda. El usuario se sube encima y avanza, frena o gira con el movimiento de su cuerpo.
  • Hoverboard. Consiste en una plataforma que tiene una rueda en cada lado. Se controla con el movimiento del cuerpo.
  • Segway. Es un dispositivo similar al hoverboard: tiene dos ruedas a ambos lados de una plataforma, pero dispone de manillar.

Consideraciones

Una vez conocidos cómo son y qué tipos tenemos de estos vehículos de micromovilidad tenemos para nuestro día a día, es importante saber sus consideraciones. Porque no. Elegir un patinete eléctrico no se puede tomar a la ligera. No sólo por el coste que tiene, sino porque en la mayoría de casos va a servir como medio de transporte diario, lo cual conlleva necesitar un producto fiable y seguro.

Consideraciones patinete eléctrico

Es entonces cuando nos tenemos que hacer una serie de preguntas que tendremos que responder. A ciencia cierta, son unas cuestiones que nos ayudarán a elegir el que puede ser mejor para nosotros. Por ejemplo, hay que conocerlos muy bien. Por eso, el mejor consejo que podemos dar es que primero vayas a descubrirlo con tus propios ojos.

Es verdad que los comercios electrónicos los venden en todas sus formas, tipos y utilidades, pero al tratarse de un medio tan valioso, es mejor que lo revises por tu cuenta. Así, es clave comprender aspectos como su mantenimiento. Ahí, una tienda online no puede garantizarte el servicio que sí puede darnos una tienda física.

  • ¿Con qué frecuencia vamos usarlo y para qué lo utilizaremos?
  • ¿En qué tipo de terreno nos vamos a mover?
  • ¿Cuál es la distancia máxima que necesitamos recorrer?
  • ¿Llevaremos peso adicional?

Todas ellas son algunas cuestiones básicas que influirán, en mayor o menor medida, cuando nos dispongamos a estar delante de uno de ellos. Así, además, hay que centrarse en lo que nos puede ofrecer cada marca más allá de sus prestaciones. Esto es todo lo que tiene que ver con los recambios, extras y accesorios. Es importante que la marca del patinete que nos hagamos nos ofrezca una buena gama para disfrutar durante años. Pueden ser cascos, cargadores extra, bolsas de transporte…

En qué fijarse

Tenemos que decir que todas esas preguntas y consideraciones son fundamentales para la elección de nuestra compra final. Es decir; de nada vale comprase un hoverboard de poca capacidad o escasa autonomía (suelen tener para 10-15 km) si lo que tenemos pensado es recorrer distancias más largas por nuestro trabajo, por ejemplo.

Ahí, hay que fijarse en aspectos tan importantes como puede ser la calidad de la batería, qué comodidad tiene (y cuál puede adaptarse más a nosotros), qué frenos usa (de palanca aplicada, zapata, de disco…). También la seguridad es un punto básico. Y es que un patinete eléctrico común, pese a su estructura abierta, suele tener una mayor capacidad para evitar imprevistos. Pero en el caso del mencionado Hoverboard, es más propicio a sufrir incidentes (estos llegan a alcanzar los 20 km/h).

Comodidad

La primera recomendación que hacemos al elegir un patinete eléctrico es que antes de prestar atención en cómo es su potencia, autonomía y qué baterías tiene, asegurarnos de que su comodidad está pensada para nosotros. O al menos que tengamos la certeza de no iremos incómodos durante el tiempo que vayamos encima y que conlleve al riesgo de sufrir accidentes.

Comodidad elegir patinete eléctrico

Así, es un vehículo que vas a utilizar en tu día a día, por lo que ir cómodo es un elemento básico. Un aspecto que influye, de forma directa, con tu comodidad son el tipo de ruedas que incorpora. Por un lado, encontrarás los neumáticos de goma, que se caracterizan por ser resistentes al desgaste y por no pincharse fácilmente.

Sin embargo, estos no absorben los impactos de los baches. Luego hay otros neumáticos, de aire, que están preparados para amortiguar los golpes. Ellos proporcionarán una circulación más cómoda y ligera. Pero, al contrario que los de goma, requieren de un mayor mantenimiento, y a veces suelen hacer porque los VPN eleven sus precios.

Batería

Claro, la batería. Un elemento del que todos nos fijamos. Porque si hay un elemento que ha posibilitado que todos estos vehículos tengan un peso reducido y una autonomía mayor, son las baterías, las encargadas de transmitir la energía. Es verdad que muchos fabricantes asiáticos con potencias de 1.000V y superior montan de serie baterías de 12 amperios a 12 voltios, pero son baterías que tienen una corriente de descarga muy elevada.

Lo que más se recomienda es encontrar un modelo que tenga una amplia capacidad, y que, de esta forma, dure el máximo tiempo posible. Aquí, es preciso saber la calidad de la misma. Pueden ser de plomo (más pesadas y antiguas a nivel tecnológico, pero más resistentes), de gel (usadas en patinetes económicos. pero soportan menos ciclos de carga) y de litio (las más modernas y eficientes, pero también las más caras).

Velocidad y potencias

En este punto, una vez más lo que tienes que tener en cuenta para acertar en al elegir un patinete eléctrico es el uso que vas a hacer de él. Encontrar modelo más rápido y potente es un error si no vamos a sacarle todo el partido. Esto es porque en la mayor parte de los casos van asociados con un precio más elevado.

Velocidad y potencias

Por norma común, la velocidad máxima de los scooters eléctricos más populares pensados para su uso en ciudad se sitúa entre los 20 y los 25 km/h para los adultos y entre los 10 y los 15 km/h para los niños. Pero es cierto que la velocidad del patinete no se asocia a su calidad. Frecuentemente, los modelos con una mayor velocidad tienen un precio más elevado y consumen más energía.

Autonomía

Relacionados directamente con las baterías, hay que fijarse muy bien en la autonomía que tendrá nuestro patinete, pero también en la capacidad de la batería, que son troncales. Aquí, esta capacidad de carga de la batería se mide en amperios. A mayor amperaje, mayor capacidad de carga. Esto hará, a la vez, porque tengamos una mayor autonomía.

Los valores dados por las marcas sobre autonomía no siempre son reales, ya que son tomados en condiciones ideales. Este es un factor que depende de muchas variables, (peso, velocidad, terreno, clima…). En este sentido, cuando profundicemos en ellos, los rangos actuales del mercado suelen ofrecer una que oscila entre los 15 y los 30 km.

Peso y dimensiones

El peso es también algo que influye en todos los modelos y público. Porque, si somos de realizar recorridos combinados con el transporte público, habrá veces que no compensará llevarlo encima si termina siendo muy pesado. Gran parte de estos pesan en torno a los 13 kg, los más comunes, aunque los hay más ligeros que no llegan a los 11 kg.

Dimensiones y peso

Dependiendo de ese volumen y sus dimensiones, que puede hacer porque se sitúe encime de los 172 cm, hay fabricantes que optan por plegarlos para transportarlos, incluidos los puños. Ello nos permitirá guardarlo fácilmente o para cargar con él según la situación.

¡Sé el primero en comentar!