Estos son los 5 coches eléctricos chinos que conquistarán el mercado

En la actualidad, el país asiático viene asumiendo un rol muy importante en la expansión de los coches eléctricos, donde los chinos saben que se encuentran en un gran momento. Esto se manifiesta en la gran cantidad de matriculaciones, en las múltiples compañías que han crecido exponencialmente en los últimos años y en las cifras del 2021, donde cerca de la mitad de los eléctricos e híbridos que se vendieron en todo el mundo corresponden a marcas chinas. Pero, ¿qué tienen que los diferencian tanto y cuáles son los de mayor consideración?

Los eléctricos chinos son los grandes triunfadores

China no será una potencia mundial en la producción de coches eléctricos, ya lo es. El gigante asiático se ha despertado y ha puesto a trabajar a toda su industria automotriz para presentar vehículos que se encuentran entre los mejores de su categoría. La expansión comercial hacia otros mercados es impresionante, aunque el mercado local sigue presentando unidades que nos gustaría tener en el viejo continente.

En esas, el país se ha convertido en el centro mundial de la innovación electrificada como consecuencia de la gran cantidad de tecnología y fabricación de baterías que el país lleva a cabo, de ahí que cada vez contemos con coches eléctricos chinos en el sector. Y no; no son nada malos, al contrario.

Del mismo modo, mientras que el resto de los electrificados siguen siendo en líneas generales muy costosos en occidente, los clientes chinos tienen a su disposición numerosas propuestas de corte extremadamente asequible. Sin ir más lejos, el coche eléctrico más vendido de China es el Wuling HongGuang Mini EV, que cuesta poco más de 3.500 euros. Pero hay otros de mayor estatus (y muy buena calidad) que se conforman muy bien para situarse entre los grandes del mercado (y quién sabe si algo más…)

Sus modelos de gran interés

Y lo han hecho en su mayoría con vehículos 100 % eléctricos tipo SUV, aunque también hay algunos modelos con motor de gasolina. En el catálogo hay modelos para todos los gustos, desde los más sencillos, pequeños y con pocos accesorios hasta los coches de gama alta con equipamiento premium y todo tipo de detalles.

Con todo, es más que probable que la mayor parte de las marcas y modelos de los eléctricos chinos que vamos a conocer no nos suenen, al menos a grandes rasgos… pero de los que sabemos que, en algún momento, lo van a hacer. Un caso concreto, por ejemplo, es el U5 de Aiways, que se presenta en estos momentos como uno de los que más nos pueden gustar. Y sí; es bastante accesible.

Aiways U5 eléctricos chinos

Aiways U5

Probablemente una de las marcas más desconocidas, aunque bastante buena. Hablamos del modelo 100% eléctrico Aiways U5, una firma china que pretende competir con el Volkswagen ID.4 y el KIA e-Niro, para lo cual cuenta con baterías de 63 kWh, cuyo objetivo principal es alimentar un único motor de 150 kW (204 CV) y 310 Nm de par máximo.

Además, como ya hace con sus modelos superiores (el A6), cuenta con una configuración de tracción delantera del que puede acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 7,5 segundos. Por su parte, la autonomía de este SUV entre los eléctricos e híbridos es de 410 kilómetros según el ciclo WLTP. Tiene un precio de 39.690 euros, del que puede bajar hasta los 32.000 euros con el Plan Moves III.

BYD Tang 600

El BYD Tang 600 es el primer modelo de los eléctricos que el gigante BYD pone a la venta en Europa, y que se sitúa entre los mejores coches chinos del momento. Es un todocaDFmino que mide 4,87 metros de largo, 1,95 metros de ancho y 1,72 metros de alto. Dispone de dos variantes, una de tracción delantera y otra integral, y que homologa una autonomía de hasta 520 kilómetros.

Ambas versiones funcionan gracias a una batería de 82,8 kWh, que le confieren una autonomía de 520 kilómetros en el caso del Tang 600 o de 500 kilómetros en el del Tang 600D. BYD asegura que esta batería, en carga rápida, puede recargarse del 30 al 80 % en 30 minutos.

DFSK Seres 3

Esta marca es la que se conoce como una de las ‘low cost’ más prometedoras del mercado. Es la de DFSK, que ofrece uno de los SUV 100% eléctrico de precio más competitivo. El mismo está en un rango similar a otros todocamino medios eléctricos, como el Kia e-Niro, el Peugeot e-2008 o el Mazda MX-30.

Este SUV incluye de serie navegador con sistema operativo LinOS 4.0 con Bluetooth y pantalla de 10,25 pulgadas, instrumentación con pantalla de LED con tres vistas configurables, techo panorámico practicable con cortinilla eléctrica, tapicería de piel, asientos delanteros eléctricos calefactados, seis airbags, etc. El motor eléctrico rinde con 129 kW (el equivalente a 163 CV), la batería es de 53,6 kWh y la autonomía, de 329 km. Tiene 8 años de garantía.

Neta S

Este modelo, como tal, proviene de una start-up, la de Hozon New Energy Atomobile que, si bien no es muy popular en Europa, se hace ver como uno de los más destacados de los eléctricos chinos. Es el Neta S, una berlina 100% eléctrica extremadamente aerodinámica con tecnologías presentes en la Fórmula E, que centra, además, por su amplio alcance y la posibilidad de contar con una versión dotada de extensor de autonomía.

La versión 100% eléctrica del Neta S tiene argumentos de peso, donde cuenta con un afilado cuerpo dotado de un coeficiente aerodinámico de 0.23 Cd. Algo que le permite mejorar su eficiencia, y sobre todo contar con un aspecto muy interesante en el plano visual.

El S se ofrece en dos formatos diferentes. Un eléctrico puro que consta de dos motores eléctricos que generan una potencia máxima de 463 caballos. Según los datos de la marca, esto le permite alcanzar los 100 kilómetros por hora en tan solo 3,9 segundos, mostrando una autonomía de 710 kilómetros. También está la segunda versión, que se ofrecerá de rango extendido gracias a un pequeño motor/generador que le permitirá lograr alcanzar autonomías por encima de los 1.000 kilómetros. Eso sí; a diferencia de los otros modelos, este no está disponible (por ahora) en Europa.

Lynk & Co. Zero eléctricos chinos

Lynk & Co. Zero

Una firma que sí ha aterrizado ya en Europa es Lynk & Co. De hecho, la firma china tiene programado para este 2022 abrir dos tiendas en nuestro país, una en Barcelona y otra en Madrid. Como otras firmas chinas, Lynk & Co. ha apostado por penetrar en el mercado europeo con un vehículo low-cost, su Zero, un 100% eléctrico de buenas características.

Aterrizado para nuestro continente en el pasado 2021, este Zero es un atractivo modelo que disfruta de unas prestaciones verdaderamente competitivas: un tren motriz eléctrico compuesto por dos motores de 404 kW (543 CV) que puede hacer el 0 a 100 km/h en apenas 4 segundos, al tiempo que logra una autonomía aproximada de 700 km por carga. Esto es gracias al uso de unas baterías de 100 kWh de capacidad. Además, su sistema eléctrico es de 800 voltios, por lo que también es capaz de acceder a cargas ultra-rápidas de alta potencia en corriente continua.

1 Comentario