Así es el test de reacción que mide tus reflejos en patinete eléctrico

Los servicios de movilidad siempre son de gran utilidad para la población general. Y ahí, contamos en la actualidad con varias empresas que optan porque podamos alquilar este tipo patinete eléctrico de una forma segura. Pero claro, debemos confirmar que esto sea así. Por ello, son estas las que están pidiendo un test de reacción para medir nuestros reflejos al usar el vehículo.

Un test de reflejos para el usuario del patinete

El uso de los patinetes ha crecido exponencialmente en los últimos años… pero las multas y los accidentes también. Y aunque ya hay más control sobre ellos, lo cierto es que su encaje en las ciudades españolas no está resuelto.

Ayuntamientos y la Dirección General de Tráfico han intentado poner algo de orden en estos servicios, con mejor o peor resultado, en la circulación y el aparcamiento con diferentes normativas y medidas disuasorias.

Eso ha llevado porque sean las empresas de alquiler las que busquen nuevas formas y métodos con los que poder lidiar con ellos, su seguridad, y con la de los usuarios que los utilizan. Para ello, y como algo más que razonable, hay empresas que han optado por el denominado como test de reacción.

De qué trata

Como sabes, montarse en un patinete y conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas está sancionado al igual que en el caso de los coches, las motocicletas o las bicicletas. La multa que pueden recibir estos usuarios puede alcanzar los 1.000 euros dependiendo del grado de alcohol en sangre y están obligados.

Así, y de igual manera que conductores y motoristas, están obligados (con la nueva Ley de Tráfico del pasado mes de marzo) a someterse a las pruebas de alcoholemia que requieran los agentes de tráfico, bajo posible infracción administrativa en caso de negativa. Y de eso va, precisamente, el test de reacción que debe responder el usuario del patinete eléctrico.

Cómo es test reacción patinete

Es lo que ha hecho VOI (y que ya planean otras del sector), los cuales consisten en medir los reflejos del conductor haciéndole pulsar una serie de imágenes de cascos que irán apareciendo en la app de Voi a diferentes ritmos y frecuencias.

En el caso de estar bajo la influencia del alcohol y no poder reaccionar lo suficientemente rápido como para superar una puntuación obligatoria, la aplicación no desbloqueará el patinete y no podremos conducirlo.

Los usuarios deben respetar los mismos que el resto de conductores

Cabe recordar que los usuarios de este tipo de patinete deben respetar los mismos límites que el resto de conductores: 0,25 miligramos por litro en aire espirado o 0,5 gramos por litro en sangre o de 0,15 miligramos por litro en aire espirado y de 0,3 gramos por litro en sangre si se trata de un profesional o de un novel. Las multas por rebasar estas tasas, por lo tanto, también son idénticas.

Otro problema que ha generado la irrupción de los patinetes eléctricos en el tráfico urbano es su estacionamiento, muchas veces incorrecto, que entorpece el paso de los peatones. La multa ahora por dejar un patinete mal aparcado es de 200 euros y Voi ha incorporado un sistema que, a través de fotografías, verifica si el VMP está correctamente estacionado. De no estarlo, se notifica al usuario cómo debe dejarlo la siguiente vez y tres aparcamientos incorrectos, este recibe una sanción por parte de la compañía.

¡Sé el primero en comentar!