Los 5 coches eléctricos más espectaculares de BMW

Contando con una amplia gama de vehículos de alta gama inigualables en el sector de la automoción, BMW también ha querido plasmar esa imagen de marca hacia los que son sus coches eléctricos. Una variante de la que la firma alemana busca seguir siendo una de las grandes valedoras de este campo, tanto para los que son vehículos 100% eléctricos como híbridos enchufables. Estos son sus mejores modelos (y los más llamativos).

BMW experimenta un crecimiento de eléctricos

BMW le está pasando algo muy llamativo: pese a colocarse a la cola (o una altura muy baja) frente a su competencia directa en lo que a su catálogo de coches eléctricos se refiere, los suyos han contentado a todos; tanto a los más fieles de la casa alemana como a los que recién dan paso a embarcarse con la firma de la hélice.

En esas, lo cierto es que BMW no es precisamente la que más se ha dirigido a ellos ni la que tiene el mayor escaparate de modelos. Sin embargo, y con una importancia total sobre lo mismo, sus nuevos eléctricos han agradado al mercado de una manera tan espectacular que la producción ya no da para más.

Todo lo que sale de la línea de montaje se vende, y está previsto que la situación se alargue durante meses. Eso es algo muy a destacar por parte del fabricante, que ve una respuesta muy convincente por parte de sus usuarios hacia la nueva movilidad sostenible. En esas, el mercado ha experimentado un crecimiento en ventas de eléctricos muy sustanciosos, y gran parte de ellos provienen de BMW.

BMW eléctricos familia

Sus eléctricos más destacados

Así, con todo, la idea de los alemanes es seguir creciendo poco a poco, e incorporar a su familia de electrificados más modelos, todos con el punto en común de ser eficientes y con la alta gama como su sello más distinguido. En los últimos tiempos hemos visto aterrizar al iX, el iX3 y el i4, vendiéndose hace años el i3, el primero de la familia. En ello, repasaremos los coches sostenibles de la marca de Múnich.

Esa es la gama actual de coches eléctricos dentro de la marca BMW, una gama que prácticamente se duplicará en los próximos dos años según ha anunciado Oliver Zipse, su director general. «Estamos plenamente comprometidos con los coches eléctricos allí donde el uso de cadenas cinemáticas de batería tenga sentido, y es posible porque se dan las condiciones adecuadas».

BMW iX

Probablemente, el coche eléctrico de los coches eléctricos, y es de BMW. Un vehículo que aúna todo lo mejor que se puede hallar en la actualidad sobre la tecnología de estos conceptos. Tanto es así que está llamado a ser el gran valedor de la firma alemana para los próximos años, y eso que aún se esperan nuevos modelos.

Salvo por la tecnología que emplea para moverse, el iX es de difícil catalogación. ¿Es un SUV con forma de monovolumen, o una berlina elevada con carrocería alargada? No es nada sencillo identificarlo por sus líneas. Explora un nuevo concepto de diseño. Es el primero en estrenar una filosofía estética que más adelante será empleada en otros productos de la familia ‘i’ (aquí su ficha técnica).

Entre sus cualidades destaca su gran autonomía, con la que será capaz de realizar trayectos de entre 600 y 630 km, su tracción integral y potencia final de 385 kW (523 CV). Un modelo futurista integrado en el presente más innovador.

BMW iX eléctricos

BMW iX3

Otro de los modelos eléctricos de BMW es el iX3. Este es un todoterreno que despeja cualquier interrogante al respecto, un coche que tiene la pretensión de ofrecer un equipamiento tecnológico de última generación y enarbola la bandera de la eficiencia energética.

Un cóctel explosivo que no ha pasado desapercibido desde su presentación. El mismo híbrido exhibe dos datos que destacan sobremanera en su apartado técnico: una potencia de 210 kW (286 CV) y autonomías de 400 km. Estamos ante un coche de tracción trasera, algo que únicamente comparte con el X3 sDrive18d que es el otro X3 que no recurre a la tracción total como el resto de la gama.

El iX3 utiliza un sistema de 400 Voltios que en terminales de corriente alterna, permite tanto en monofásica como en trifásica cargar hasta a 11 kW. En caso de querer cargarlo en tomas rápidas admite potencias de carga de hasta 150 kW, pudiendo cargarse desde cero al 80% de su capacidad total en 34 minutos y según la marca, conseguir 100 kilómetros de autonomía en 10 minutos.

i3 EV

Con seguridad, uno de los eléctricos más representativos del mercado. Este el i3, también como uno de los más económicos. Se caracteriza por su diseño compacto, ofreciendo una buena habitabilidad interior; así como su diseño moderno y rompedor con buenos acabados en materiales de vanguardia con un alto componente natural y de reciclaje.

BMW i3 eléctricos

Se diferencia ampliamente de otros coches eléctricos de BMW por sus baterías en el fondo del coche y su motor muy pequeño de tamaño. Eso hace, al mismo tiempo, que con una longitud realmente pequeña de 4 metros exactos se consiga un nivel de habitabilidad sobresaliente. Casi todo el volumen del coche es cabina y maletero.

Cuenta un motor eléctrico con el que logra una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 7,3 segundos. Especial para ciudad y ambientes urbanos, es un vehículo que entrega 135 kW (184 CV), si bien su hermano gemelo, la versión alternativa, lo hace con 125 kW (170 CV). Tiene una autonomía que alcanza los 310 km, mientras que la otra llega hasta los 285 km de recorrido.

i4 EV

Aunque por su nombre podríamos referirnos a una velocidad del anterior i3, este BMW i4 es un modelo muy diferenciado entre los 100% eléctricos. Se caracteriza por ser algo así como la versión eléctrica del BMW Serie 4 Gran Coupé, con quien comparte las líneas generales de su diseño.

El i4 recoge el testigo de esa saga, una berlina eléctrica que supondrá en la firma el punto de inflexión, un modelo clave para su crecimiento y su imagen, el próximo bastión para aquellos que profesan el mantra clásico de «me gusta conducir».

A nivel técnico, el mismo cuenta con una autonomía de 590 km y hasta 530 CV (400 kW) de potencia en su versión tope de gama. La versión de entrada a la gama es el BMW i4 eDrive40, con un motor de 340 CV y propulsión trasera.

x1 XDrive 25e (PHEV)

Avanzando hacia otras propuestas electrificadas, tenemos este x1 XDrive 25, que no es otro de los eléctricos de BMW, sino un híbrido enchufable. El mismo responde sobre la base de su modelo más vendido, el x1. Su mecánica consta de un motor de gasolina de 1.5 litros y 3 cilindros con tecnología BMW TwinPower Turbo.

BMW x1 Xdrive 25e eléctricos

La batería de alto voltaje de 10 kWh se sitúa bajo los asientos traseros, y aunque le resta algo de maletero (450 litros en el híbrido enchufable frente a 505 litros en los X1 de combustión), también permite bajar el centro de gravedad del coche.

El motor de gasolina entrega 125 CV y un par de 220 Nm. Esa potencia se transfiere a las ruedas delanteras a través de la transmisión Steptronic de 6 velocidades. Por su parte el motor eléctrico genera una potencia de 95 CV y entrega 165 Nm de par que van a las ruedas traseras a través de una transmisión de velocidad única. 220 CV en total; tiene una autonomía de 57 km.

¡Sé el primero en comentar!