Lo que debes saber sobre los seguros de coches eléctricos

Si te estás planteando la compra de alguno de los coches eléctricos que se encuentran en el mercado, hay aspectos que siempre debemos bien a considerar, como son los gastos de los seguros. Esto es algo que, lamentablemente, no podemos evitar porque en España es obligatorio para circular. Ahora bien, ¿cómo es la póliza de los coches eléctrico? ¿Es más cara que la de un vehículo convencional?

Cada vez son más los usuarios que se animan a unirse a la movilidad sostenible que ofrecen los vehículos eléctricos. No sólo por los beneficios a nivel medioambiental que presentan, sino también por las ventajas fiscales asociadas a su conducción. Además, debido a este auge en el uso de coches eléctricos o híbridos, se ha convertido en un sector para el que existen, cada día, un mayor número de servicios auxiliares. Esto lo vemos en los seguros, que por su parte están diseñados ad hoc para coches eléctricos.

Coberturas y particularidades de estos seguros

Pero, ¿qué peculiaridades tienen los seguros diseñados para los vehículos electrificados? Existen ciertas similitudes con las coberturas tradicionales, pero con algunos puntos añadidos. Esto es debido a que tanto la estructura del coche en cuestión, como la conducción del mismo son totalmente diferentes a las de un coche diésel o gasolina.

En esas, y mientras ellos avanzaban mejorando características como la autonomía o los tiempos de recarga, surgían servicios orientados y pensados para ellos. Y es que las compañías han tenido que diseñar productos que se amoldasen a este tipo de vehículos. Sobre todo, teniendo en cuenta aspectos novedosos como la batería y el cable de carga.

De todas formas, los seguros para coches eléctricos suelen incluir las mismas garantías que las pólizas pensadas para vehículos de gasolina o diésel, pero añaden protección para supuestos especiales que pueden suceder a este tipo de vehículos. Por ejemplo, suelen incluir una cobertura especial de asistencia en carretera si el coche se queda sin carga en la batería, para que pueda ser trasladado por una grúa al punto de recarga más cercano o bien recibir la asistencia de un coche recarga móvil.

¿Son más caros que para un coche convencional?

Esta es una pregunta clave. Porque sí, de igual manera que cubren esas coberturas especiales que no se encuentran en un coche de combustión, como un posible roble del cable de carga o un fallo de asistencia en la carretera, gran parte de las compañías se centran en aspectos como que existe un mayor coste de las reparaciones, mucho más importante si afecta a la batería, entre otros.

Cable carga seguros coches eléctricos

Por tanto, la realidad es que más allá de unos precios o de otros entre las diferentes aseguradoras, sí se observa que hallaremos precios bastante más elevados. Así, y de la mano de Allianz, esta reconoce que los coches eléctricos son un fenómeno imparable y que sus ventas pasarán de los 7 a los 100 millones de unidades en la próxima década. Pero, ¿qué motivos concretos hay que hacen que pueda ser más caro?

  • Mayores daños. Si bien la tasa de siniestros es menor, cuando sufren uno los daños suelen ser mayores que en un vehículo de combustión. Sobre todo si afecta a la batería, un componente delicado y muy caro si hay que reemplazarla por completo. Supone el 51% del coste del coche.
  • Garantía. Aunque los fabricantes están ofreciendo mucho tiempo de garantía y cubren cualquier fallo de estos sistemas de almacenamiento… ¿qué pasa después? Habrá disputas legales entre aseguradoras, fabricantes y proveedores de baterías.
  • Riesgo de incendio. A pesar de que el peligro de incendio consecuencia de un cortocircuito no es tan probable, sí existe alguna posibilidad mientras se carga la batería o en algún siniestro. En caso de ocurra la dificultad por los medios con los que se cuenta en la actualidad para extinguir el incendio hace aumentar el riesgo de provocar daños a terceras personas.
  • Pocos talleres. Al haber cierta escasez de talleres especializados en la reparación de los coches eléctricos, este menor número provoca que los que sean capaces de atender a la avería impongan un precio superior.

Condiciones específicas

Estas razones que harían porque contratar seguros de vehículos eléctricos se encarezcan considerablemente frente a uno convencional, viene también de la mano de la obligatoriedad de la póliza de Responsabilidad Civil. Estas suelen ser comunes como cláusulas, de las es frecuente contar con vehículo de sustitución, daños propios, daños por atropello de animales cinegéticos o defensa jurídica.

En esencia (y por ley), estas coberturas son las mismas que para un coche diésel o gasolina. Sin embargo, como los vehículos eléctricos tienen sus peculiaridades, no basta con elegir cualquiera de los seguros para los coches eléctricos. Es conveniente que la póliza cuente con algunas condiciones especiales que brinden una tranquilidad completa.

Por ejemplo, la que tiene que ver con el robo del cable de carga. Porque, como indicamos anteriormente, el coste de este tipo de cable es bastante elevado. Optar por esta cobertura es una opción muy aconsejable, ya que podrás ahorrarte mucho dinero en caso de robo. Por ese motivo es una de las coberturas con mayor demanda.

Seguros coches eléctricos características

Al mismo tiempo, y más allá de las posibles coberturas que se dan para los coches convencionales, los seguros cuentan para nostros con una asistencia en carretera muy diferenciada. Es un aspecto especialmente importante en este tipo de vehículo. Ello es debido a la limitada autonomía de estos modelos.

Entre ellos, es imprescindible que cubra los posibles fallos o el agotamiento de la batería del coche. A lo que, si tu seguro tiene esta cobertura, podrán remolcarte el vehículo a un punto de carga cercano o dejarlo en un taller donde pueda ser reparada la avería. A su vez, y que viene de la mano de la asistencia, también reúnen condiciones como la asistencia ilimitada. Recuerda que algunas empresas aseguradoras ofrecen únicamente una o varias salidas a la carretera dentro del coste de la póliza. En muchos casos (dependiendo de cada aseguradora) contaremos también con una cobertura especial para potenciales fallos en las cargas domésticas.

Compañías aseguradoras para estos vehículos

Una vez conocidas las posibles asistencias, coberturas y razones de por qué pueden terminar siendo seguros más caros para este tipo de vehículos, es importante que conozcas cuáles son las compañías aseguradoras que se enfocan en ellos. Si bien podemos asegurarlos con cualquier compañía, lo cierto es que algunas aseguradoras ya ofertan pólizas especiales para eléctricos.

Mapfre, Zúrich, Linea Directa o Direct Seguros, entre otras, son las principales que se presentan con diferentes tarifas para este segmento. Eso sí; la mejor recomendación que puedes hacer al respecto es, valga la redundancia, que te asegures de que cada una de las mismas incluye las coberturas que necesita este tipo de coches para tener la protección que realmente necesitas.

Mapfre

Probablemente, una de las compañías donde mejor podemos contratar nuestro seguro sea la de Mapfre. Ya no sólo porque contamos con varias tarifas y opciones, sino que hacen por garantizar una total tranquilidad de los clientes. Esta pone a nuestra disposición una serie de coberturas para los coches tanto eléctricos como híbridos.

Mapfre seguros coches eléctricos

Con importantes novedades frente al resto del sector, los conductores contarán con varios aspectos que la hacen de gran valoración. Por ejemplo, además del vehículo y las coberturas tradicionales, el poste de recarga del vehículo que tengan instalada en su domicilio o aparcamiento y estarán cubiertos contra posibles daños, incendios o robos.

Además, contarán también con la cobertura en la batería y el cable de recarga, así como la responsabilidad civil por daños en otras estaciones de recarga. En cuanto a las coberturas que contaremos, Mapfre nos ofrece un servicio completo: asistencia en viaje, daños y robo en los elementos propios del vehículo, asesoramiento genérico, servicio de atención al cliente para consultar los puntos de recarga más cercanos, o información especializada sobre subvenciones. Existe la posibilidad de elegir solo las prestaciones que más se adapten al conductor.

Direct Seguros

Otra de los que mejor podemos contar es la compañía de Direct Seguros, la cual nos ofrece la oportunidad de contratar el kit Coche Eléctrico en tu seguro. Esto, como viene detallado en su página web, es algo muy útil si tenemos un vehículo eléctrico o híbrido. Este paquete solo se puede contratar si la póliza tiene asegurado el robo y la asistencia.

Incluye el robo del cable de carga (hasta 200 euros), los daños en las estaciones de carga instaladas en el domicilio del cliente (hasta 20 euros) y el remolque del vehículo hasta la estación de carga más cercana. En su caso, tu coche de nueva generación estará protegido ante tres situaciones clave: el robo del cable de recarga, daños a la estación de carga doméstica y una asistencia en carretera y grúa. Trasladarán tu coche al punto de recarga válido más cercano.

Línea Directa

Desde Línea Directa Aseguradora fueron los primeros en romper el mercado con una oferta asequible denominada, ‘Póliza Respira’. Esta poliza incluye seguros a Todo Riesgo para coches eléctricos y su precio es bastante asequible: se podrá contratar por 100 euros durante el primer año, con una franquicia de 300 euros.

Esta póliza da unas coberturas idénticas a las del resto de seguros de coche e incluyen otras como el robo del cable de recarga integrado, algo vital como ya te comentábamos. También ofrece la posibilidad de dar asistencia en la carretera, ya sea por posibilidad de fallo de la batería o por reparación. Además, se trata de un seguro que incluye responsabilidad civil, daños propios, defensa jurídica, lunas, robo, incendio, asistencia al conductor y acompañantes, explosión y caída de rayos.

Zúrich

La aseguradora Zurich también ofrecen un seguro específico para coches eléctricos. Incluye la cobertura por robo del cable eléctrico y asistencia en carretera desde kilómetro cero en España, Europa y los países mediterráneos las 24 horas del día. Si te quedas sin batería, te remolcan hasta el punto de recarga más cercano. Además, ofrecen un descuento del 20% en la prima anual para los clientes nuevos.

En este seguro destaca su cobertura de asistencia en carretera en menos de 60 minutos que incluye, en el caso de que el vehículo se quede sin batería, la recarga in situ o el desplazamiento hasta el punto de recarga que prefiera el asegurado (en un radio de 200 kilómetros).