La Extreme-E, el campeonato de todoterrenos eléctricos

de estos Extreme-ELas competiciones de motor están cada vez dando más el paso a la generación eléctrica. El claro ejemplo es el caso de la Extreme-E, y que hace guiar un único camino: llevar las carreras de coches eléctricos a los lugares más remotos y dañados del planeta por la contaminación o el cambio climático. Este es un nuevo campeonato de automovilismo de coches eléctricos promovido por el español Alejandro Agag, pero del que cuenta con un formato y características muy particulares.

La Extreme-E se anuncia como «la carrera por el planeta». Su audaz objetivo es reinventar el deporte del motor como una fuerza ambiental para el bien, poniendo de relieve la crisis ecológica del mundo con SUVs de cero emisiones. Estos, compiten rueda a rueda en lugares remotos arruinados por la humanidad. Se sitúan desde bosques tropicales talados hasta playas llenas de plástico en el océano.

¿Qué es la Extreme-E?

Se trata de una nueva competición de todoterrenos eléctricos que inició su andadura este mismo año 2021. Contando con experiencias como la Fórmula E o el Dakar, dos escenarios unidos en una única modalidad, la idea iba era juntar ambas líneas, pudiendo hacer carreras con coches eléctricos, solo que esta vez fuera de los circuitos y en entornos off road de gran exigencia. Aunque la Extreme-E tiene también otros pilares que le dan una personalidad muy distinta a la de otras competiciones.

Es un campeonato tan especial que toda la estructura, incluidos los coches, viajarán en un vivac flotante, que es un barco en el que también estará presente un grupo de científicos que trabajarán sobre el terreno en cinco escenarios. También es la primera competición del motor totalmente igualitaria, estando formada por equipos mixtos en los que el piloto y la piloto tienen igual importancia.

Hay que destacar, al mismo tiempo, la presencia de tres pilotos españoles, con Carlos Sainz y Laia Sanz formando pareja en el equipo Acciona, y Cristina Gutiérrez, siendo compañero de Sébastien Loeb en el equipo de Lewis Hamilton.

Cómo son las carreras

Extreme-E no es un campeonato al uso. No es de raids, de rallycross, no es una carrera de campeones, una prueba de resistencia con relevos, una copa monomarca, y ni mucho menos se asemeja a la Fórmula E. Pero tiene ingredientes de todas esas competiciones junto con sus propias singularidades.

Carreras Extreme-E

Creada por el siempre planificador español Alejandro Agag, creador también de las carreras de monoplazas 100% eléctricos, cuenta aquí con 10 equipos de un coche cada uno que competirán a lo largo de cinco X Prix. Estas son las citas del calendario. Serán cinco fines de semana rebosantes de adrenalina.

Como tal, es una combinación entre el trazado rápido de una pista de rallycross, suficientemente ancho para permitir los adelantamientos, y la orografía propia de los entornos en los que se disputará cada carrera. Cada una de las cinco citas están formadas por siete carreras, un formato totalmente diferente a lo conocido.

Cada uno de los cinco X Prix que se disputarán en la temporada inaugural se desarrolla a lo largo de un fin de semana. El sábado se celebran dos clasificaciones, cada una de las cuales se compone de dos carreras. Es decir: cuatro carreras en dos mangas. Cuatro coches compiten simultáneamente en cada carrera, completando dos vueltas (una por parte de cada piloto, que deberán darse el relevo a mitad de carrera) a un circuito de unos ocho kilómetros, lo que supone unos 16 kilómetros totales por carrera.

La posición de salida, que es en paralelo, se echa a suertes, y los dos mejores de cada clasificatoria (sumando los resultados de las dos carreras de las que se compone cada una) pasan a la primera semifinal, mientras los dos últimos pasan a la segunda semifinal o «carrera loca», pruebas ambas que se disputarán el domingo.

El concepto del GridPlay

Al mismo tiempo, y como uno de los detalles más significativos de esta competición, las carreras cuentan con un nuevo concepto de participación de los aficionados. Se llama GridPlay, el cual que permite al equipo con más votos seleccionar su lugar en la línea de salida para la carrera final.

Y es que la interacción con los aficionados es una prioridad para esta categoría de todoterrenos eléctricos, por lo que los fans podrán votar para que los espectadores puedan seleccionar a sus competidores favoritos. El equipo con más votos podrá elegir su lugar en la parrilla. Y para aquellos que no lleguen a la carrera final, pueden «regalar» sus votos a su oponente preferido. El resto de la parrilla se decide por los puntos de las carreras anteriores de ese fin de semana.

«Como categoría estamos buscando formas innovadoras de involucrar a los aficionados haciéndoles sentir parte de Extreme-E, y tener una voz cuando se trata de carreras», decía Agag. Esto es, particularmente, porque será un tipo de certamen en la que no se contarán con espectadores en el lugar como parte de los esfuerzos de la misma en términos de sostenibilidad.

Circuitos y calendario

Como hemos mencionado, esta plataforma deportiva tendrá como bandera en sus cinco eventos promover la sostenibilidad y la igualdad. El objetivo es resaltar el impacto del cambio climático en los entornos más remotos del mundo, promover la adopción de vehículos eléctricos para allanar el camino hacia un futuro con menos emisiones y resaltar el papel de la mujer en las competiciones de motor.

Formato

Así las localizaciones de las carreras llevarán a los aficionados a los lugares más inhóspitos del planeta donde ya se hace visible la huella del impacto ambiental. Aquí, la Extreme-E pretende también ayudar a la industria del automóvil a acelerar la tecnología que usarán los coches del futuro.

Con un debut teniendo lugar el pasado mes de abril, su calendario está planificado para disputar cinco carreras. Las mismas nos llevarán por cinco lugares que ya han sido dañados por el impacto ambiental: desde el Ártico al Amazonas pasando por el desierto.

  • Desert X AlUla (Arabia Saudí) 3-4 de abri
  • Ocean X Lac Rose (Senegal) 29-30 de mayo
  • Artic X Kangerlussuaq (Groenlandia) 28-29 de agost
  • Amazon X Para (Brasil) 23-24 de octubre
  • Glacier X Tierra de Fuego (Argentina) 11-12 de diciembre 2021

Equipos participantes

Curiosamente entre los pilotos y equipos que participan en esta primera edición, se han dado estrategias distintas en cuanto a la selección. En el lado de los hombres se ha optado por conductores que en su mayoría cuentan con experiencia en rallyes o rallycross, con la única salvedad de Jenson Button, el Campeón del Mundo de Fórmula 1 en 2009, el cual se ha elegido a sí mismo como director de su propia estructura.

Además de la presencia de Cupra y de Hispano-Suiza, Nico Rosberg también estará presente con su propio equipo, Rosberg Xtreme Racing, pero únicamente como director del proyecto. En este este aspecto, y además de resaltar la buena presencia española con Carlos Sainz y Cristina Gutiérrez, hay otros como el equipo X44 de Lewis Hamilton, que ha decidido también involucrarse.

Junto a ellos tenemos a los Veloce Racing, Andretti United -equipo surgido de la fusión entre Andretti y United Autosports-, Chip Ganassi, Team Techeetah, HWA y QEV, estructura esta última de origen español.

Los coches cero emisiones y su tecnología

Todos los vehículos de esta nueva competición estarán basados en un chasis tubular de aleación de acero. Contarán con el mismo paquete de baterías, desarrollado por Williams Advanced Engineering (la rama de ingeniería del equipo de Fórmula 1), y los mismos neumáticos Continental. Al mismo tiempo, cada equipo podrá desarrollar su propio motor eléctrico y algunos elementos de la carrocería.

Odyssey 21 coche Extreme-E

Este último punto facilitará que cada equipo pueda diseñar los paragolpes, las taloneras o los grupos ópticos, con la meta de que los coches se parezcan a modelos de calle, de manera que los fabricantes de vehículos eléctricos puedan utilizar la competición dentro de su estrategia de marketing.

El vehículo elegido para el campeonato es un el Odyssey 21, del que ha sido construido por el especialista francés Spark Racing Technologies. Los coches de la Extreme-E (mejor llamados todoterrenos eléctricos), tendrán una potencia máxima de unos 400 kW, unos 545 CV.

Todo con un par motor máximo de 920 Nm y un peso de alrededor de 1.650 kilogramos. Entre sus características más sobresalientes resalta su aceleración de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y el que puedan enfrentarse a cualquier terreno. Sus increíbles prestaciones le permitirán afrontar rampas con desniveles de hasta 53º (130%) y ser extremadamente competitivo en todo tipo de superficies y bajo condiciones climáticas muy exigentes.

Gestión de la energía

Como ocurre actualmente en otras competiciones de motor, como la misma Fórmula 1 o Fórmula E, aquí la gestión de la energía eléctrica puede ser determinante. Cada vehículo dispondrá de una carga completa de su batería por día. A priori se pueden hacer 64 kilómetros a tope con 50 kWh, ya que el consumo máximo es de 78 kWh cada 100 km.

También, a su vez, puede darse el caso -por la longitud y características del circuito o por unas temperaturas extremas- que haya que gestionar el consumo de energía para poder ser competitivo hasta el final de la última carrera.

Autonomía

Así, la batería de estos Extreme-E va colocada tras los asientos, con un volumen muy similar al del enorme depósito de combustible de un buggy de dos ruedas motrices del Dakar, y cuenta con un circuito hidráulico para refrigerarla, que incluye un radiador en la parte frontal y tomas de refrigeración adicionales en la zona trasera.

Equipos

Con esta batería y como ya hemos visto, el sistema de propulsión eléctrico desarrolla 550 CV. Esta potencia, distribuida entre las cuatro ruedas, permite al vehículo catapultar sus 1.650 kilos de cero a 100 km/h en 4,5 segundos y alcanzar los 200 km/h. Aunque todavía no hay datos específicos, contarían con una autonomía cercana a los 250 km.

Neumáticos

Otro dato que sorprende de los vehículos todoterreno eléctricos es su capacidad para superar pendientes que van desde 80º a 130º de desnivel, en función del terreno que sea. Para eso ayudarán mucho los neumáticos todoterreno creados especialmente para la competición por Continental Tires.

Este socio ha trabajado para crear algo que se adapte a las localizaciones extremas de la competición y ha sumado su tecnología ContiConnect para que los equipos y pilotos puedan monitorizar datos de los neumáticos en tiempo real. El neumático desarrollado por la marca alemana ha tomado como base el Continental CrossContact comercial, aunque con ciertos adelantos tecnológicos como el ContiPressureCheck, que permite a los pilotos consultar en todo momento desde la cabina datos como la presión del aire o la temperatura.