Los eléctricos, en condiciones extremas: así son sus rallies

El rally es una competición que se puede expresar de varias formas, y las más nuevas incluyen, en su mejor expresión, a los vehículos eléctricos. Porque sí; al igual que sucede con las más ‘clásicas’ de automovilismo, como pueden ser las bien conocidas de asfalto, lo cierto es que en la actualidad contamos con una serie de carreras que profundizan con exactitud en los rallies hacia una movilidad sostenible.

El rally también se pasa a lo eléctrico

El vehículo eléctrico es el futuro de la movilidad en los países y las ciudades inteligentes. Por su sostenibilidad, su flexibilidad, con posibilidad de recargar en casa o en la calle, y el ahorro que aporta tanto en suministro como en mantenimiento.

Hoy en día la gran parte de las competiciones a motor se han pasado a esta modalidad, y las que faltan ya apuntan a ella en un tiempo cercano. En una clara apuesta por crear oportunidades que beneficien a la sociedad a través de productos y servicios que fomenten la transformación energética, la sostenibilidad y la digitalización, contamos con varios formatos muy bien destinados a ello.

En este sentido, el número de competiciones mundiales donde se usan coches eléctricos o híbridos (incluso los hay de etanol) ha incrementado en los últimos años. Un ejemplo se da en Estados Unidos con la World Solar Challenge y la American Solar Challenge, en las que se emplean vehículos experimentales, o Wave, en París, una competición en la que participan exclusivamente vehículos eléctricos.

Pero, ¿qué hay de los rallies? ¿Es una modalidad donde este tipo de vehículos se han podido adentrar? La realidad es que sí, y de buena forma, además. Y lo mejor de todo es que con ella podemos contar con diferentes clases, en parte gracias las nuevas tecnologías y a las grandes experiencias contadas. Ello ha dado que no solo sean los coches los que puedan participar, sino también otros formatos electrificados. Ahora bien, ¿qué entendemos por un rally y cómo se unen a los eléctricos?

Qué es un rally

En el mundo del motor, un rally es una competición deportiva de velocidad y resistencia en la que pueden participar vehículos de cualquier tipo, normalmente motor y coches. Esta se puede desarrollar o bien por carretera o pista, pero con la particularidad de que se hagan normalmente por caminos complicados.

Qué es rally eléctricos

Este tipo de modalidad de carreras se diferencia bastante de, por ejemplo, las de competición sobre asfalto como, por ejemplo, la Fórmula 1 o la Fórmula E, las cuales se hacen sobre un circuito o pista preparada.

En el caso de este de competición, el rally, que puede ser también con vehículos eléctricos, consiste en completar un determinado itinerario, generalmente por etapas, en el que se superan diferentes pruebas o controles sin exceder el límite de tiempo prefijado. Estos itinerarios se suelen corresponder con carreteras u otras vías que normalmente están abiertas al tráfico y no en circuitos específicos diseñados para la realización de la prueba.

Características y ventajas

En este tipo de competición, lo que se procura es que sean carreras que cumplan con su propósito: la resistencia. Como decimos, la velocidad está muy presente, pero lo que determina que un coche, piloto o equipo sea mejor que otro lo dicta el estado del vehículo. De ahí que se cuenten con varias características que lo hagan una especialidad del motor única.

  • El objetivo principal de este tipo de carreras es completar el recorrido en el menor tiempo posible.
  • Las carreras se disputan en carreteras que normalmente las puede usar cualquiera pero que se cierran para que se pueda desarrollar la prueba.
  • La carrera se divide en tramos y el resultado obtenido en cada uno de ellos se contabiliza de forma individual. Después se suman las puntuaciones para obtener la clasificación final.
  • Los tramos no tienen por qué ser contiguos unos de otros (de hecho, no es lo habitual). Eso provoca, como curiosidad, que mientras los vehículos participantes recorren esas zonas intermedias deban cumplir con las normas de circulación y compartir las vías con el resto de conductores hasta llegar al siguiente tramo.

World RX eléctricos

Esto sería, en términos generales, lo que nos podemos encontrar hoy con este tipo de carreras. Pueden ser de coches, de rally-raid, más extremas, de motos… y ahora con la particularidad de que sean hecho eléctricas, o lo que es lo mismo: han adoptado las competiciones a vehículos que funcionan con baterías.

Entre las ventajas de la movilidad eléctrica se encuentran la reducción del coste por kilómetro, sustancialmente inferior al de los vehículos de motor de combustión, y el hecho de que los vehículos eléctricos no contaminan, ya que no emiten CO2 a la atmósfera. También se elimina la contaminación acústica, un aspecto a tener en cuenta sobre todo en las grandes ciudades.

Las empresas cada vez incorporan más vehículos ecológicos a sus flotas. De hecho, la mayor parte de las empresas y marcas que participan lo hacen para un movimiento posterior a los que son los vehículos de calle, ¿El motivo? Que este tipo de carreras, al necesitar de componentes más duraderos, precisan de tecnologías que los hagan más fiables.

Eso da como resultado que las diferentes piezas que luego van a aparar en los vehículos del día a día se muestren con absoluta robustez y resistentes, más teniendo en cuenta que a los sistemas eléctricos todavía les queda un amplio margen de mejora y desarrollo para verse como herramientas de movilidad puntera.

Tipos y competiciones

Para los fabricantes, participar en campeonatos va más allá del deseo de acumular trofeos. Los circuitos son una pista de pruebas inmejorable, no solo para registrar tiempos, también para validar la viabilidad de nuevas tecnologías que luego podrán aplicar a esos modelos de calle. Pasa con los coches, con las motos, y también con los de raid-rally.

Porque, además de a cuatro ruedas, también tenemos de a dos. Por el desierto, la tierra, la arena, la montaña… así, podemos encontrar distintos tipos en función de diferentes factores como el tipo de vía por la que se circula, el tipo de vehículos que se utilizan o el tipo de competición a la que se enfrentan los pilotos.

Por su parte, y dependiendo de la modalidad, las carreras de rally eléctricos también hacen porque el conductor vaya acompañado de un copiloto, en caso de los coches, que son los que les dan las indicaciones expresas de cada curva, velocidad y condiciones que pueden encontrarse.

WRC Rally eléctricos

Rally1 (WRC)

Por lo general, esta suele ser la más conocida cuando hablamos de rallies. Expresamente de coches, es la siempre presente World Rally Car, la cual ahora ha pasado de las motorizaciones tradicionales a un formato híbrido por primera vez en su historia. De este modo, y desmarcándose del resto, es una de las favoritas del público para lo que tiene que ver con el motor en su máxima expresión.

Emoción, adrenalina, pasión… y ahora también a cargo de una tecnología que tenderá a ser más silenciosa. Más agresivos, serán coches con tracción total y cinco velocidades. El diferencial de tipo de nivel simple, sin diferencial central, sólo un tren de transmisión cinemático.

A partir de estos sistemas híbridos, entregarán como pico de potencia 514 CV gracias a sus nuevos trenes motrices híbridos. Esa cifra de caballos nos da evidentemente a la sencilla cuenta de sumar los 380 CV que actualmente aportan los motores de combustión interna, los cuales mantendrán sus principales características al ser de cuatro cilindros y de 1.6 litros con turbo. Serán acompañados en este caso por los 100 kW y 180 Nm de torque (sumando los 134 CV que faltan) que aportarán las unidades híbridas enchufables diseñadas por Compact Dynamics.

Copa-e Rally

A diferencia del Mundial de Rally que montarán ahora tecnologías híbridas, y por lo tanto serán coches de rally con sistemas eléctricos, la Copa-e es enteramente por automóviles 100% electrificados. Denominada como ADAC Opel e-Rally Cup, esta tiene un escaso año de vida, motivada también por la dirección tomada de la FIA con el WRC.

Copa-e Rally eléctricos

Su carta de presentación, por lo tanto, es la de ser la primera copa monomarca de rallyes del mundo que se disputa sobre un vehículo totalmente eléctrico. Con un único modelo, el Opel Corsa-e, este equipa un motor de 100 kW (136 CV) y 260 Nm de par motor máximo, y su batería de iones de litio y 50 kWh de capacidad.

En lo que respecta a las baterías, nos encontramos con un modelo de rallies que es idéntica a la que monta el Opel Corsa eléctrico de calle. La capacidad de almacenamiento de energía de 50 kWh, que le otorgan una autonomía de 337 km.

Mundial de RallyCross

El Mundial de Rallycross también se electrifica. Esta atractiva especialidad, que ha llegado a tener en sus filas a reconocidas marcas de automóviles generalistas, se adapta a los nuevos tiempos y a partir de 2022 sus Supercars serán eléctricos.

Éstos desarrollarán hasta 680 CV de potencia gracias a un kit eléctrico, el cual se podrá montar en los actuales coches de combustión, consistente en dos motores por eje, dos inversores y una batería de 52,65 kWh. Asimismo, es también una competición que está apoyada por la Federación Internacional de Automovilismo.

Ante esto, ha sido la propia FIA quien ha puesto en marcha paralelamente un Campeonato Júnior Rallycross eléctrico. Esta se trata de una categoría inferior que contará con la ingeniería QEV Technologies como promotor. Los vehículos de esta competición se construirán sobre un chasis tubular, serán totalmente eléctricos, contarán con tracción a las cuatro ruedas, y en su interior equiparán una batería de 32 kWh que desarrollará más de 330 CV de potencia.

MX Woodstock Rally

Pasando a las dos ruedas, de igual forma que podemos contar con un campeonato de coches como el WRC, en la categoría de motos se encuentra la propia de rally eléctricos con las que han dado un paso más en la especificación de estas carreras. Original de Estados Unidos, son mecánicas que pueden verse también en el Enduro pero adaptadas a la sostenibilidad.

Así, pueden llegar a los 130-150 kW (174 CV) de potencia. Conocido como el MX Woodstock de Red Bull, reúne a bikers, pilotos de stunt, riders, y a todos aquellos que están involucrados en el mundo de la moto en el famoso Glen Helen Raceway.

Y les recibe con barro. Barro de arena, por supuesto. El evento también implica a los fans, quienes pueden participar si lo desean en un festival de motocross, que se adapta a todas las edades, habilidades y tamaños.

Kaktus Rally e-Bike

Reconocida más como un campeonato de grandes exigencias, se trata del que es el atractivo entre las competiciones de bicicletas eléctricas, y que responde realmente bien a todos los amantes del ciclismo, sobre todo a los que buscan en la montaña una experiencia algo más desafiante.

Kaktus e-Bikes

Es un tipo de rally de más de 100 kilómetros concentrados en apenas 27 horas, con sectores selectivos de lo más variado en paisaje, tipo de camino, configuración y kilometraje; e incluyendo, por supuesto, una especial cronometrada nocturna.

Extreme E

Por último, la recién llegada y la más novedosa, la Extreme E. Esta es una competición también de rally (al extremo) donde sus vehículos son 100% eléctricos. Fundada por el español Alejandro Agag, empresario bien conocido en el sector gracias a su vinculación con la Fórmula 1 y a la creación de la Fórmula E, de la que es socio fundador y actual consejero delegado.

Extreme E

La idea iba en esa misma línea, pudiendo hacer carreras con coches eléctricos, solo que esta vez fuera de los circuitos y en entornos off road de gran exigencia. Al igual que en otras competiciones, todos los equipos tendrán el mismo coche.

En este caso se trata de un modelo eléctrico denominado Odyssey 21 que tiene algunas similitudes con los vehículos de los rallies todoterreno de pruebas como el Dakar. El coche es un SUV totalmente eléctrico desarrollado por la empresa Spark Racing Technology.

Con estructura de todoterreno, tienen una potencia de 400 kW (550 CV) de potencia, 1.650 kilos de peso y 2,3 metros de ancho. Son capaces de pasar de 0 a 100 kilómetros/hora en 4,3 segundos. El objetivo era diseñar un coche que se pudiera adaptar a todas las superficies y que tuviera un buen rendimiento. Todos los coches son iguales y los equipos sólo pueden hacer cambios.

¡Sé el primero en comentar!