7 ventajas que presentan los híbridos enchufables

7 ventajas que presentan los híbridos enchufables

Jorge Majdalani

Dejando atrás los que son los vehículos convencionales, la alternativa de futuro pasa por los eléctricos y, en cierta medida, también por los híbridos enchufables, a los que se les han reconocido múltiples ventajas. Un tipo de vehículo que, atendiendo muy bien a la que es la movilidad eléctrica con tecnologías sostenibles, su funcionamiento y viabilidad están ganando enteros. Pero, ¿qué podemos esperar de ellos? ¿Por qué son favorables?

Son muchos los conductores que se plantean la posibilidad de renovar su garaje particular con un coche nuevo o de segunda mano. La oferta es cada vez más amplia, pero si estás buscando un modelo respetuoso con el medio ambiente puede que te hayas planteado la siguiente pregunta: ¿qué hay de los híbridos enchufables y qué ventajas tienen al respecto del resto de la variante?

Conjugan lo mejor de los híbridos y de los eléctricos

Es una cuestión que ha sido sumando fuerza en los últimos tiempos, sobre todo viendo que los híbridos convencionales, al igual que los puramente de combustión interna están quedándose relegados. Todo viene de la mano de las energías sostenibles y el cuidado del medio ambiente, por lo que los coches 100% eléctricos y los que combinan motorizaciones recargables son unas buenas alternativas a la hora de escoger un coche.

En la actualidad, estos se han colocado de camino entre los HEV y los eléctricos, por lo que el mercado ha visto en buena sintonía una gran gama de modelos cada vez más eficientes que aúnan lo mejor de uno y del otro. Esto, a su vez, hace porque sean más competitivos en precios y funcionalidad.

No solo están bajando los precios de este modelo y se han vuelto con el tiempo en diseños más elegantes, sino que las medidas gubernamentales contra los motores diésel ha significado que los coches híbridos enchufables se estén convirtiendo en una opción atractiva para muchos usuarios por sus diferentes ventajas.

Qué son los híbridos enchufables

En una primera instancia, los vehículos híbridos nacieron como puente entre el vehículo convencional (dotado de motor de combustión), y el vehículo eléctrico. La realidad es que la demanda de este tipo de vehículos no ha parado de aumentar como consecuencia del considerable endurecimiento de las normativas de anticontaminación que imperan en las grandes ciudades.

Ventajas qué son híbridos enchufables

Por eso, y en conjunto con los que son los 100 eléctricos, se puede apreciar como recientemente los híbridos enchufables, denominados también PHEV (Plug-in Hibrid Electric Vehicle), copan la mayor parte de los anuncios en la televisión. Todo viene por su tipo de mecánica, muy diferenciada de los HEV.

Partiendo de su base y ventajas, los coches híbridos enchufables son vehículos que disponen de una propulsión generada por la acción de un potente motor de carácter eléctrico, además de un motor de combustión de alta eficiencia. La característica de enchufable del híbrido se la proporciona la presencia de una batería de alto voltaje.

La misma puede recargarse mediante la conexión del mismo en la red eléctrica, que incluso puede realizarse en una toma de corriente doméstica de carácter convencional. Estos, por su parte, pueden desplazarse en modo cero emisiones sin la preocupación de tener que estar calculando una ruta que incluya tomas de carga.

Cuando la autonomía eléctrica se acaba, el motor térmico se encarga de impulsar el coche. A su vez, esta combinación entre ambos sistemas de propulsión dota a los híbridos enchufables de unas prestaciones y ventajas extraordinarias.

Beneficios a considerar

Son coches de amplia potencia, en muchas ocasiones con carrocerías tipo SUV. Con ellos, los fabricantes homologan medias de consumo de entre dos y tres litros a los 100 km. Además, pueden circular en modo eléctrico durante decenas de kilómetros. A partir de ahí, todo lo que nos llega de estos coches son puntos muy beneficiosos, por lo que con seguridad nos facilitarán la tarea de una forma muy aprovechable.

Además, y gracias a los continuos avances presentes desde las primeras generaciones de eléctricos e híbridos convencionales, su tecnología ha logrado que se adapten perfectamente a las necesidades de los usuarios y al desarrollo actual tecnológico y de infraestructuras.

Esta novedosa tecnología también ha evidenciado por propulsar y lanzar nuevas variantes de los mismos PHEV. Por ejemplo, si bien contamos con automóviles como el Hyundai Ioniq, que presenta una batería de 8,4kWh y potencias eléctricas de 45 kW con las que recorrer 63 km, también otros más prestacionales. Uno de ellos es el Porsche Panamera Turbo, una berlina deportiva con 100 kw y baterías de 14,1 kWh.

Lo cierto es que, independientemente del que escojamos, han demostrado ser las más eficaces a corto y medio plazo para ayudar a frenar el cambio climático, mejorar la calidad del aire de nuestras ciudades y dar un nuevo impulso a la movilidad. Pero hay más ventajas, las cuales hay que tenerlas muy en cuenta a la hora de adquirir este tipo de vehículos, ya que son las que nos darán ese empujoncito final para decantarnos por ellos.

Emisiones más bajas

Este es, principalmente, uno de los puntos más importantes a los que mirar, y del que este tipo de automóviles completan unos beneficios muy reseñables. Porque, al tener un modo completamente eléctrico, estos no emiten gases contaminantes. Según un informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente, las emisiones de CO2 en todo su ciclo de vida son entre un 17% y un 30% inferiores a las de los coches de combustión.

Beneficios ventajas coches híbridos enchufables

Y esto, teniendo en cuenta que se recarguen con el actual mix energético de la UE: si se recargan con energía procedente de fuentes renovables, este porcentaje aumenta. Por ejemplo, los XCeed, Niro y Ceed Tourer PHEV ofrecen hasta 48,49 y 50 km de autonomía en modo cero emisiones, respectivamente. El Sorento PHEV, por su parte, llega hasta los 57 km. Esto les hace ser mucho más respetuosos con el medio ambiente y conservando intactos todos los estándares técnicos de más alta calidad y seguridad.

Consumo reducido

Que toda la carga no recaiga sobre el motor de combustión interna implica que estos vehículos híbridos enchufables tengan ventajas como que su consumo es mucho menor. Esto se nota tanto en el gasto como en el ahorro en combustibles fósiles. Aquí, y en relación a sus predecesores, los HEV, sí gastan en el consumo de la luz, pero a niveles bastante menores que un 100% eléctrico.

Sea como fuere, el motor híbrido es muy eficiente. Su gasto reducido se nota especialmente en la circulación por ciudad. Ahí es donde la motorización eléctrica actúa con mayor presencia, por lo que el ahorro es muy considerable.

Etiqueta Cero DGT

Estos coches se pronuncian muy bien al respecto de su autonomía eléctrica. Y es que, al contar con números superiores a los 40 km en modo eléctrico, los híbridos enchufables cuentan con ventajas como que poseen la etiqueta Cero de la DGT.

O lo que es lo mismo; cuentan con acceso ilimitado a todas las zonas de la ciudad y en cualquier momento, sin que les afecten los protocolos en episodios de alta contaminación. También pueden aparcar en zonas de estacionamiento regulado sin limitación de tiempo, utilizar los carriles de alta ocupación con un único ocupante y disfrutar de descuentos en algunos peajes.

Reducción de la contaminación acústica

Una ciudad atestada de vehículos es sinónimo de ruido, o al menos lo era hasta la fecha. La llegada de los vehículos eléctricos e híbridos enchufables ha cambiado por completo el mapa de los decibelios. Con ellos, los molestos sonidos del motor se eliminan y los coches se deslizan por las calles de una forma silenciosa.

Aunque también es cierto que un mínimo de ruido es necesario por seguridad. Por este motivo la Comisión Europea ha establecido que, a partir de 2019, todos los coches eléctricos e híbridos que salgan a la venta tengan un sistema artificial de sonido para que los peatones adviertan su presencia.

Sin limitaciones al viajar

Este, sin duda, es el punto que más hace porque los usuarios se inclinen más por esta serie de vehículos. Donde, a diferencia de los modelos totalmente eléctricos, los cuales tienen todavía autonomía reducida debido a las baterías de menor recorrido, los PHEV lo hacen sin ningún tipo de limitación.

Conducción

Y es que, cuando la batería de éste se agota, siguen quedando muchos de kilómetros de autonomía, con el motor de combustión y el eléctrico interactuando como en un híbrido autorrecargable. Contaremos con lo bueno de un eléctrico para desplazarnos durante el día a día, y lo mejor del convencional para trayectos más largos.

Cortos tiempos de carga

Es verdad que la capacidad de la batería de los coches híbridos enchufables tiene menos capacidad que la de los coches eléctricos. Eso se nota en su tamaño y peso, pero también será muy bien visto por su tiempo de recarga, muy inferior. Además, esto hace que no sea tan necesario un cargador de alta potencia como en un eléctrico.

En su caso, pueden recargarse en unas cinco horas (aproximadamente) en una toma de corriente doméstica convencional.

Conducción eléctrica y convencional

Entre las ventajas y consideraciones que se nos presentan en muy buena forma para decantarnos por ellos, se encuentra en que los enchufables hacen porque podamos controlarlo desde su conducción eléctrica… pero también hacia la convencional. Sobre la primera tendremos la gran sensación de empuje.

Así como la fluidez con la que se transmite la potencia, la inmediatez de la respuesta al acelerador y la total ausencia de vibraciones. Pero, a la vez, también sabremos disfrutar de todo lo más puro de la conducción de toda la vida. Los más puristas observarán también al motor de combustión y el cambio de marchas con el aporte extra de empuje del motor eléctrico.

¡Sé el primero en comentar!