Renault Twingo eléctrico, el más cómodo para la ciudad

Renault ha sido la última en lanzar al mercado la adaptación de uno de sus modelos más clásicos, el Twingo, para transformarlo en un 100% eléctrico de amplias miras. Este entra dentro de la clasificación de los urbanitas más utilitarios, no por otra razón que porque sus características son limitadas, tal y como podíamos esperar. De todas formas, se presenta como un vehículo interesante y apto para todos. Conocemos su ficha técnica.

Seguramente los reconozcas, pero los coches urbanos tal como los conocemos hoy en día nacieron entre los años 60′ y los 70′, y que fueron principalmente los italianos y posteriormente los franceses los que más impulsaron esta nueva categoría en auge. Estos, entonces, satisfacían por partes iguales a los que buscaban un segundo vehículo para el núcleo familiar y a los que querían un coche que fuera tan económico en la compra como en el mantenimiento.

En este sentido, el fabricante francés de Renault siempre tuvo clara su posición, llegando a ser una gran experta en vehículos pequeños. En esas, no quería dejar pasar la oportunidad de participar en este nuevo segmento de micro-urbanos, donde en 1992 presentaba uno de sus modelos que hoy son de los más míticos de la casa: el Twingo.

Ahora, casi 20 años después, tenemos con nosotros la evolución de un Renault Twingo que se ha hecho 100% eléctrico. Un modelo que sigue teniendo unas vistas muy similares a las de su progenitor, y del que ahora se viste de una manera muy actual, vistosa e, incluso, hasta atractiva.

Es cierto que sigue siendo un coche que tiene unas características que van a lo bajo, especialmente en términos de potencia, pero de las que lo hacen tan particular que lo hace ganar enteros frente a otros de la variante y del resto de su clase. Hablamos de un Renault Twingo eléctrico que ofrece potencias de 60 kW (82 CV), pero del que permite recorrer distancias interesantes, como son sus 270 kilómetros de autonomía. Muy correcto para el día a día en la ciudad, tiene como rivales al Fiat 500e o al Seat Mii Electric.

  • Tipo: 100% eléctrico
  • Año de fabricación: 2020
  • Precio: 22.700 euros
  • Capacidad: 5 plazas
  • Potencia: 60 kWh
  • Autonomía: 270 km
  • Aceleración: 7 segundos/100km/h

Diseño

Fijándonos en el primer aspecto que más vista tiene de este coche, nos encontramos con que es un modelo que sigue a los de su primera generación. Claro, con enfoques modernos, de actualidad, nuevos detalles y aspectos minimalistas que lo hacen ser un modelo del día a día, pero del que, de alguna forma, desprende una muestra de su concepción.

Esto es una idea de la que este Renault Twingo eléctrico se presta en muchos sentidos, tanto en la parte delantera como en la trasera, pero todo llevado hacia nuevas miras. Así, y con respecto a las que pueden ser las versiones de combustión, incluso la que tiene que ver hacia las de los años 2014, este Twingo ¡muestra una parrilla delantera cromada en tono azul.

La cual, además, se complementa con una línea de vinilo azul que recorre todo el lateral, desde el faro delantero hasta el piloto trasero. Además, podremos optar a unas llantas diferenciadas del resto de la gama. Siendo el coche más pequeño de la familia de la casa gala con 3,6 metros de largo y 1,6 metros de ancho (exceptuando el Twizy), con él se modifica la apariencia general del conjunto gracias a un paragolpes delantero con decoración exclusiva, y nuevas molduras decorativas, también en color azul.

Versiones

Como decíamos, este es el vehículo de tercera generación de la casa del rombo, un Renault Twingo eléctrico del que no solo ha habido motores de combustión, sino que desde el 2014 se adentraron en una primera alteración electrificada que consistía en darle una vuelta y otro sentido al mismo.

Renault Twingo eléctrico diseño

Aún así, tenemos que decir que este último modelo es el plato fuerte de los franceses con su coche de cero emisiones. Así, en lo que tiene que ver con el lanzado hace ahora siete años atrás, se correspondía con potencias de 80 CV(prácticamente la misma que el más nuevo), pero con motores diésel.

Al mismo tiempo, en las que son las gamas tradicionales de gasolina, aquí se ven multitud de especificaciones que partían desde los 77 hasta los 136 CV, en el caso de los de más rendimiento. Sobre el que nos atañe, la versión puramente electrificada del 2020, este Twingo equipa un motor eléctrico que entrega 60 kW (82 CV).

Motor y acabados

Metiéndonos en sus entrañas, encontramos que el Renault Twingo Electrico presenta una configuración peculiar para su segmento, ya que ubica su motor en la zaga, dejando las baterías debajo de las plazas delanteras y reservando el hueco bajo el capó delantero al sistema de refrigeración.

Su gran acierto para la ciudad nos lo señala porque, además de su pequeño tamaño, se conforma con unas potencias que entregan 60 kW, que equivaldrían a 82 CV, y 180 Nm de par máximo. Como en el resto de eléctricos, entrega su fuerza de manera inmediata, lo que le proporciona una rápida respuesta desde parado, pasando de 0 a 100 km/h en apenas 7 segundos. Su propulsor, por otra parte, le permite alcanzar los 135 km/h de velocidad máxima.

En lo referido a sus baterías, este pequeño urbanita integra unas unidades de 22kWh, lo que hace permitir disfrutar de una autonomía de hasta 270km en el ciclo WLTP. Suficiente para afrontar la semana con tranquilidad, es muy apto para nuestros recorridos, tanto en el día a día como en algunos viajes de corta o media distancia.

Consumo

Uniendo todas sus especificaciones técnicas, como su sencillo motor, baterías y autonomía, es justo decir que su consumo tampoco está tan lejos de otros coches rivales, incluso de algunos de rendimientos mayores. Hablamos de un puramente eléctrico que, según lo especificado por la marca, consume 12,9 kWh a los 100 kilómetros.

Consumo Renault Twingo eléctrico

Unos números bastante reducidos si tenemos en cuenta que sus baterías no son tan grandes. Si echamos un vistazo rápido a la lista de los coches electrificados que menos consumen, este se posicionaría entre el Mitsubishi i-MiEV, que registra 12,5kWh/100 km y el Opel Ampera. El alemán lo hace consumiendo 14,5kWh/100 km.

En el caso de su rival más cercano, el Fiat 500e, el italiano lo hace con números de 13,9 kWh/100 km. Ello nos dice que es un coche muy eficiente, colocándose solo por detrás de los que se presentan como los vehículos estrella en este apartado: el BMW i3 94Ah (12,6 kWh/100 km), el Volkswagen e-Golf, 12,5 kWh/100 y los ZOE e Ioniq EV, de Renault y Hyundai. En el caso de su primo, se cifra con 12,4 kWh/100 km, mientras que el rey sigue siendo el surcoreano, con 11,5 kWh/100 km.

Interior y acabados

En su interior, el Renault Twingo eléctrico presenta un aspecto sencillo y funcional, con gran protagonismo de la pantalla táctil de 7 pulgadas, de serie en el acabado Zen, presidiendo el salpicadero. El habitáculo se puede personalizar con diferentes paquetes a elección del cliente.

Interior Renault Twingo electrico 2020

También se puede modificar el ribete que decora los bordes de los aireadores, el volante y el pomo del cambio. Los umbrales de las puertas y el pomo del cambio tienen la inscripción Z.E. El maletero tiene una capacidad de 240 litros, que son 21 litros más que el Twingo de combustión.

Aquí se ve, además, una nueva tapicería rematada en pespuntes azules, una instrumentación diferente y un pomo para la palanca de cambios cuyo diseño no hemos visto hasta ahora en ninguna otra versión ni especificaciones distintas que conforman al modelo galo. En esas, destaca mucho la buena habitabilidad interior que tendremos, tanto para conductor a la hora de su puesta al volante, como para el copiloto y resto de pasajeros traseros.

Equipamiento

Sobre el equipamiento, cabe mencionar que el Twingo no es que destaque, precisamente, por portar diversos elementos que lo equipen, ni mucho menos. Muy en la línea de lo visto en coches como el Seat Mii, por ejemplo, sí que recibe algunas características de sus hermanos, como las del Renault Zoe.

Multimedia

Lo vemos, sobre todo, con la consola central, donde nos dejan huecos para colocar todo lo que solemos llevar encima: teléfono móvil, cartera, llaves. Aquí es donde se encuentran las dos tomas USB más una auxiliar, así como equipa de serie el sistema Renault Easy Link con pantalla central táctil de 7 pulgadas y servicios conectados Renault Easy Connect, con funciones específicas para el vehículo eléctrico (accesibles también desde la aplicación móvil MY Renault).

La Easy Connect, por su parte, ha sido actualizada para incluir funciones específicas, como consultar puntos de recarga cercanos o servicios a través de internet para acceder a funciones del coche desde un móvil. El sistema es compatible con Apple CarPlay y Android Auto y navegador a través de Google.

Extras

Los extras tampoco son algo demasiado novedosos si lo reflejamos ante otros compactos, pero si la intención es llevarnos el kit completo de este Renault, podemos hacerlo de una manera más que interesante. La particularidad es que estos extras no se pueden incluir (por el momento) en la versión de equipamiento básica.

La principal razón es porque hay elementos que solo se pueden combinar con una montura específica. Por lo que ello nos lleva a que tengamos que adquirir el paquete Life para beneficiarnos de ellas. En su lugar, estas agregarían a nuestro electrificado el sensor de lluvia y luces.

A los que se llega con unos respaldos traseros abatibles y una palanca del cambio forrados en cuero. También, y haciendo acto de presencia con el cuero, se acompaña del volante, también en cuero, que puede regular en altura y en profundidad.

Mantenimiento

Acerca de su mantenimiento, y si estamos acostumbrados a los coches convencionales, tenemos que saber que estos no sufren tanto desgaste, por lo que este será bastante menor. En el caso de este Renault, ocurre lo mismo. Los motores eléctricos no necesitan un sistema de refrigeración como los de combustión, pero sí necesitan refrigeración y, por ello, también es necesario cambiar el líquido refrigerante.

Frontal

En el caso de los coches eléctricos, es cierto que se degrada menos y no se encarga de mantener frío el motor sino otras piezas en las que el calor hace mella en su rendimiento. Esto, principalmente, en el equipo donde se efectúan los cambios de la corriente continua almacenada en las baterías y la alterna que consumen y generan los motores.

Sin embargo, y como recalca la marca, este tipo de vehículos tienen alrededor de un 60% menos de piezas que un coche convencional, por lo que hay menos elementos sometidos a desgaste y tienen un mantenimiento más económico. Por ejemplo, los frenos se desgastan menos gracias a tecnologías como la frenada regenerativa. En el caso de los franceses, estos establecen los criterios de revisión para este Renault Twingo eléctrico por cada 10.000 kms recorridos:

Garantías

A la hora de dirigirnos hacia un coche nuevo, el fabricante está obligado por ley a ofrecer dos años de garantía. Desde la fecha de la matriculación y sin límite de kilometraje, la marca tiene la obligación de reparar los defectos de fabricación y las averías mecánicas, eléctricas y electrónicas del vehículo de forma gratuita, salvo que se deban al desgaste de las piezas. Es lo que se conoce como garantía legal.

Paralelamente, los concesionarios suelen ofrecer una garantía comercial adicional por varios años más: 3, 5, 7 o hasta 10. Por norma general, se añaden nuevos servicios para hacerla más atractiva para el usuario (asistencia en carretera, vehículo de sustitución, cobertura de mantenimiento, etc) pero también puede reducirse a aspectos concretos (corrosión de la carrocería, reparaciones específicas…)

Ahí, la de Renault es igual para todos sus modelos, bien sean los Twingo eléctrico, los Zoe, Captur E-Tech… Así, el grupo mantiene una garantía oficial de dos años, 24 meses extensibles hasta los 48 meses (4 años). En lo que tiene que ver con las baterías, este lo hace con un tiempo de 8 años o 160.000 km, lo que antes suceda.

¡Sé el primero en comentar!