Peugeot Partner Tepee Electric, la familiar Cero emisiones

En el mercado electrificado es cada vez más común que nos encontremos con propuestas interesantes para aquellas que necesitan vehículos de gran capacidad, u entre ellas podemos acomodarnos bien a través de esta Peugeot Partner Tepee Electric, una furgoneta pensada para la familia y desplazarse cómodamente. De características bastante completas, es bastante aprovechable para el uso y fin que le vayamos a dar. Conocemos su ficha técnica.

De a poco, y al igual que sucede con los turismos, utilitarios, urbanos, SUV’s y otros tipos, los vehículos electrificados también están entrando, poco a poco, en el sector de las furgonetas o automóviles comerciales. Lo vimos con Renault y su Kangoo E-Tech Electric, y en ello, se ha sumado también Peugeot, esta vez con su Tepee Electric.

Se trata de una furgoneta bastante espaciosa que se conforma en un buen lugar en el mercado, puesto que sus precios son bastante asequibles. Lo hace de la mano de una mecánica algo limitada, eso sí, pero suficiente como para realizar nuestras tareas cotidianas. De la misma forma, y de cara al usuario y su comodidad, se ve completa, sin ir mucho más allá.

Nacida en el año 2017, en los últimos cursos ha recibido algunas actualizaciones por las que Peugeot ha querido que esta se conforme muy apta para diferentes sectores y conductores. Como tal, no se trata más que de una versión algo más renovada que la Partner con la que Peugeot hizo disfrutar a todos en su especificación de gasolina.

Por tanto, se podría decir que esta es un lavado de cara (aunque muy escaso) visual de la que tuvo lugar en el año 2008. Asimismo, se sigue presentando como una buena baza para todos los que busquen una furgoneta que pueda ser puramente eléctrica, con prestaciones efectivas para el día a día, y que lleguen a tener consumos bajos. Esta lo hace a través de un motor eléctrico de 49 kW (67 CV) que, con sus baterías, permite recorrer 170 kilómetros con una única carga. Tiene como rival a la Nissan e-NV200 Evalia.

  • Tipo: 100% eléctrico
  • Año de fabricación: 2017
  • Precio: 21.000 euros
  • Capacidad: 5 plazas
  • Potencia: 160 kWh
  • Autonomía: 170 km
  • Aceleración: 19,5 segundos/100km/h

Diseño

Echando el primer vistazo de esta Peugeot Partner Tepee Electric, lo que más se observa es que sigue la línea de varios coches de generación anterior, especialmente de la propia marca del león. No olvidemos que esta nació en 2017, por lo que todavía tiene algunos rasgos que pueden estar más que alejados de los que nos encontramos en los modelos más actuales.

Del mismo modo, este se conforma con la parrilla que integra el león de la firma en el centro de la misma, o su parachoques para dar un aspecto más robusto. Además, entonces, estrenaba firma lumínica gracias a los faros LED diurnos (en función del nivel de acabado), lo que lo hace tener una buena presencia en muchos sentidos.

Por lo demás, nos vamos a encontrar con un vehículo que tiene una silueta muy parecida a su homóloga de versión de combustión, de 2008, que es la que le da el paso. Asimismo, también es verdad que podemos hallar líneas algo más cuadradas, lo que le suma bastante robustez en todas sus formas, y que incluso se seguirá viendo en buen aspecto con el paso del tiempo. Mide 4,3 metros de largo, y tiene una altura de 1,80 metros; todo con una 1,81 metros.

Versiones

Como hemos visto, lo que nos llega de ella es una homónima de lo que vimos en años anteriores con la misma Partner gasolina, pero con una transformación electrificada. De todas formas, tampoco es justo decir que sea la única de esta variante, puesto que tenemos otra que también funciona mediante un motor eléctrico y baterías.

Peugeot Partner Tepee Electric diseño

Aquella es la opción más puramente comercial, puesto que la que nos atañe está concebida para pasajeros. En su lugar tenemos la Partner Electric, sin la denominación Tepee. La segunda, confeccionada íntegramente en la fábrica PSA de Vigo, se desarrolló en colaboración con Mitsubishi, equipando un motor eléctrico asociado de forma permanente a una caja reductora monomarcha. También es de una potencia de 49 kW.

En este sentido no se puede decir que haya muchas diferencias, porque no las hay más allá de algunos aspectos como unas dimensiones algo más grandes y sus propias características tecnológicas, obviamente. Por otro lado, como mencionamos, se encuentra su semejante en la versión de gasolina, de 2008, que entrega una potencia de 98 y 120 CV.

Motor y baterías

Profundizando en las entrañas de la Partner Tepee Electric de Peugeot, observamos que lo hace con aspectos técnicos competentes para el tipo de vehículo que es. Cierto que puede usarse como automóvil de carga para según qué trabajos, pero en su concepción, este se mantiene preparado para el transporte, por lo que también es posible utilizarlo para diversos viajes de corta y media distancia.

¿Por qué decimos que de corta o media distancia? Porque no tiene mucha capacidad para más. Y es que su propulsión eléctrica integra un motor de 49 kW de potencia, el equivalente a 67 CV, con 200 NM de par que envía la potencia a las ruedas. A su vez, está abastecida con un paquete de baterías de iones de litio que tienen una capacidad de 22,5 kWh.

Estas, a diferencia de los turismos o SUV’s urbanos, se sitúan en los bajos de la carrocería, a ambos lados del tren trasero, para no influir a la habitabilidad del vehículo. Gracias a ellas, tendremos una autonomía de 170 kilómetros.

Consumo

A través del uso de este motor, si bien la furgoneta no tendrá una autonomía o prestaciones de altas magnitudes, como sí podemos hacerlo en el resto de las clases, sus consumos tampoco son del otro mundo. De hecho, en este punto, podemos afirmar que su principal rival, Nissan e-NV200 Evalia, sí que tiene unas cifras bastante más altas, también porque entrega una potencia mayor y tiene unas baterías un poco mejor consideradas (la Nissan puede hacer 300 km).

Consumo Peugeot Partner Tepee Electric

Al respecto, y con unas mediciones de entre 16,4 y 17 kWh/100km, aproximadamente, la firma del león dice, por su parte, que si se opta por una conducción más suave, todavía conseguiremos unos números todavía mejores. Además, y a poco que se aproveche la frenada regenerativa, será posible acercarse a valores reales de autonomía cercanos a los que anuncia el fabricante.

La unidad eléctrica, por cierto, va asociada a una transmisión automática de una única velocidad. Sus cifras son discretas, pero correctas, ya que se mueve con la suficiente agilidad y presteza. Con ello los niveles de emisiones se ubican en 0 gramos de CO2 por kilómetro, por lo que porta la etiqueta medioambiental de Cero emisiones. Por consiguiente, está exento del impuesto de matriculación.

Interior y acabados

Pasando al interior, contamos con un modelo que sí está bastante completo en todo lo que podemos necesitar. Obviamente no vamos a tener las últimas configuraciones que equipan los más nuevos, como tampoco todos los detalles de algunos urbanos de aquellas fechas. De todos modos, seguiremos hablando de un lugar que atenderá a las peticiones más básicas con un extra tecnológico.

Interior Peugeot Partner Tepee Electric

En lo que tiene que ver con su nivel de habitabilidad y espacio interior, la mayor ventaja es que no es más pequeña ni pierde capacidad de carga con respecto a otras Peugeot Partner Tepee Electric. Es más; con ella tendremos una zona bastante amplia para cada uno de los campos de la misma.

No podemos obviar tampoco el buen confort que desprende, una de sus señas de identidad. Y es que esta furgoneta da acceso a una comodidad y confort de gran nivel. Tanto, que desde el propio conductor a la hora en puesta del volante, como el copiloto y resto de pasajeros obtendrán todo lo que puedan necesitar. Esto es porque las baterías están ubicadas en el subchasis trasero, y no roban espacio al maletero.

Además, el espacio modulable es una de sus grandes ventajas, dotando a la furgoneta de 5 plazas independientes y un maletero de 1350 litros de capacidad, llegando a los 3000 litros si se retiran los asientos traseros. Dispone también de una luneta trasera practicable, puertas laterales correderas, portón trasero que facilita la carga y 78 litros de espacios portaobjetos, tanto abiertos como cerrados.

Equipamiento

Para su equipamiento, contamos con algunos niveles y facilidades, pero tampoco muy extensibles a los que podamos encontrar en un coche de calle. Por ejemplo, el volante, que de serie es de cuero, permite la función de poder regularse en altura, pero no en profundidad. De serie incluye un sistema de detección de presión de los neumáticos, ayuda para la salida en pendiente y control electrónico de estabilidad.

Multimedia

En el siguiente nivel de acabado, la Peugeot Partner Tepee Electric incluye un navegador con pantalla táctil de 7 pulgadas y varios sistemas de ayuda en el estacionamiento. También llega con algunos botones, aunque no demasiado importantes, como la regulación eléctrica de los espejos, el control de tracción y la regulación de la altura de las luces.

En el caso del freno de mano, lo que vemos es que con el equipamiento alternativo (el que no es de serie) podemos sustituir la palanca convencional por un mano redondo giratorio, tal y como sucede en algunos coches con sus cajas de cambios. Cuenta con climatizador, llantas de aleación, antinieblas delanteros, sistema multimedia con pantalla táctil, navegador, bluetooth, MP3 y toma USB. También se menciona su llave inteligente con arranque por botón, navegador y cámara de visión trasera. Lo único que se le puede añadir es el sistema de navegación de Peugeot, que indica los puntos de recarga más cercanos o el planificador de rutas desde la App.

Extras

Los extras de esta tampoco son tan extensibles como sí pueden comprobarlo otros eléctricos o híbridos enchufables de la firma francesa. Con ello, este solo ofrece un único añadido que podemos incluir en conjunto con los dos equipamientos de serie. Este es el que destaca el que podría denominarse como Style C.

El cual, además de todo lo que lleva las anteriores versiones, lo hace equipando un color exclusivo de carrocería negra, con techo negro, luz ambiente LED en el habitáculo y tapicería exclusiva de tela y cuero con costuras en azul.

En lo que sí se centra muy bien es en todos los sistemas de seguridad, como es el sistema de seguridad pasiva. Este se trata de todos aquellos elementos que contribuyen a proporcionar una mayor eficacia y estabilidad al vehículo en marcha y, en la medida de lo posible, evitar un accidente.

Mantenimiento

Entre los puntos más a considerar que tenemos que prestar atención, con la Peugeot Partner Tepee Electric y cualquiera que vayamos a adquirir, es la garantía. Es verdad que este tipo de coches no utilizan tantos sistemas complejos que puedan hacer que su fiabilidad sufra, como suele ocurrir con los de combustión.

Mantenimiento

Pero también hay que tener en cuenta que sigue siendo un vehículo electrónico con motriz y piezas integradas, por lo que siempre habrá que hacerle una revisión. En el caso de esta furgoneta ocurre lo mismo. Los motores eléctricos no necesitan un sistema de refrigeración como los de combustión, pero sí necesitan refrigeración y, por ello, también es necesario cambiar el líquido refrigerante.

En este caso, y según las cifras que maneja la compañía, el propietario puede ahorrar hasta 840 euros por año en costes de funcionamiento, especialmente porque no necesita cambios de aceite ni filtros. Eso sí; tampoco es que no tengamos que hacerles nada. Como cualquier cosa, necesitan sus cuidados. Por esto, la firma recomienda mandarlo a revisión cada 10.000 kilómetros para comprobar los diferentes niveles de neumáticos, filtros del habitáculo, escobillas, líquido de frenos…

Garantías

Como ocurre en cualquier caso de vehículo nuevo que sea de Peugeot, la marca nos ofrecerá una lista de coberturas y tiempos muy bien pronunciados, más si lo miramos al frente de otras marcas, donde entran aquí una serie de detalles. Por ejemplo, para la furgoneta familiar, los galos nos presentan una garantía sobre las baterías de 8 años o 100.000 km. En ese tiempo se conservará, como poco, el 70% de su capacidad. A valorar, la denominada como Garantía total de Peugeot cubre también defectos de fabricación, pintura y perforación.

En caso de incidente (avería, defecto de pintura, perforación de la carrocería), podrás visitar un taller oficial con el manual de mantenimiento y garantías. O lo que es lo mismo; solo un técnico oficial puede valorar si el defecto puede repararse bajo la garantía comercial de la marca. Actualmente, por ley, lo hace dentro de un marco legal de 2 años.

Pero, además de estos dos años de garantía, en Peugeot nos dan la oportunidad de ampliarla. Este plazo, en lugar de dos años pasaría a ser de 5, previo pago cuando hagamos la compra del coche. Dispondremos de la furgoneta de Peugeot con el máximo rendimiento y en las mejores condiciones durante más del doble de tiempo.

2 Comentarios